Un error en las células madre relaciona el cáncer con el envejecimiento

Investigadores del Centro de Regulación Genómica (CRG) han descubierto un cambio de comportamiento de las células madre que podría desempeñar un papel importante en la degradación de las funciones celulares con la edad y, a su vez, en el desarrollo de enfermedades tumorales, según los resultados de un estudio que publica en su edición digital la revista 'Genes and Development'. En dicho trabajo, los autores analizaron la piel de ratones jóvenes y viejos –un tejido que muestra claramente los signos del envejecimiento– y observaron si existía pérdida de crecimiento del pelo, arrugas, adelgazamiento de la piel y disminución de la capacidad de curación de heridas. En la piel, como en el resto del cuerpo, el tejido se renueva constantemente, remplazando las células muertas y dañadas por células nuevas y sanas. Para lograr esto, cada tejido está compuesto de poblaciones de células especializadas conocidas como “células madre”.

“Estas células tienen una capacidad única, ya que son capaces de crecer y diferenciarse en todos los diferentes tipos de células en el tejido, así como tolerar el estrés y el daño mejor que otras células. Este proceso de rejuvenecimiento y renovación ocurre a lo largo de toda la vida”, según ha explicado al Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) Jason Doles, primer autor e investigador postdoctoral en el CRG. Durante el proceso de envejecimiento, las células madre de la piel pierden su capacidad de funcionar adecuadamente, lo que hace que las células de mayor edad en animales presenten “un retardo en el crecimiento en comparación con sus contrapartes más jóvenes”. “También se encontró que las mayores no son capaces de tolerar el estrés tan bien como las jóvenes, lo que apoya fuertemente la idea de que en realidad los cambios en la funcionalidad de las células madre podrían conducir el proceso de envejecimiento”, señala Bill Keyes, autor principal del estudio.

Pero no es el único resultado de este trabajo, ya que también se identificaron nuevos procesos durante el envejecimiento vinculados a enfermedades como el cáncer. En un estudio reciente del mismo grupo se demostró que estas mismas células madre se 'desregulan' durante el desarrollo del carcinoma de células escamosas, un tipo mortal de cáncer de piel. El presente estudio realizó ensayos de caracterización de alto rendimiento (high-throughput profiling) de las células madre, lo que sirvió para identificar una posible causa de la pérdida de funcionamiento durante el envejecimiento. Los investigadores demostraron que durante el envejecimiento normal, toda la piel sufre cambios y produce muchas proteínas diferentes que interceden en la inflamación, y que esta producción anormal de estos mediadores contribuye a la disminución de la funcionalidad en las células madre. Dado que la relación entre la inflamación y el desarrollo de cáncer es conocida desde hace mucho tiempo, este análisis revela hallazgos importantes sobre cómo ambos podrían estar vinculados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud