“Los donantes son imprescindibles en nuestro sistema de salud”

P. – ¿Desde qué fecha ocupa el cargo de Directora?

R.- Desde agosto de 2011. He sido la subdirectora del Banco de sangre durante 20 años y después de varias propuestas por parte de la Consellería, en esta ocasión acepté la dirección, principalmente porque Martí Sansaloni, director general de Gestión Económica y Farmacia, me inspiró confianza para llevar a cabo esta función. Es muy importante que el director médico y el gerente estén en sintonía y que la gerencia vea claramente la problemática y apoye a la parte técnica.

P. -¿De quién depende el Banco de sangre de la FBSTIB?

R.- El Banco de sangre depende directamente de la Consellería de Salut. Al ser una Fundació tiene un patronato cuya presidenta es la consellera de Salut, y el gerente, en esta nueva legislatura, Martí Sansaloni director general de Gestión Económica y Farmacia y vicepresidente de Servicios Generales del Ibsalut.

P. -¿Qué requisitos debe tener un Director médico de un centro de transfusión?

R.- Los bancos de sangre tienen una legislación muy clara y específica desde hace muchos años. Por ley (RD 1088/2005) para ser director se requiere ser médico especialista en Hematología y Hemoterapia con experiencia demostrada en banco de sangre.

P. -¿Cuáles son las funciones de un banco de sangre?

R.- Las funciones están claramente definidas en la legislación y en nuestra política de calidad; nuestra principal función es la cobertura hemoterápica a todos los pacientes de la Comunidad de les Illes Balears, comprometiéndonos a proveer a todos los hospitales, tanto públicos como privados de los componentes sanguíneos que necesiten. Esta función se puede realizar gracias a las personas que de forma altruista donan su sangre. Los donantes son imprescindibles en nuestro sistema de salud, ya que la sangre, como es sabido, es un tejido vivo que no se puede fabricar. Sin ellos, los hospitales no podrían funcionar, no se podrían hacer trasplantes, ni hacer ciertas cirugías, ni realizar algunos tratamientos oncológicos, etc. Desde aquí quiero realzar y agradecer a estas personas sus donaciones.

P. -¿Cuál es la estructura del banco de sangre?

R.- En el banco de sangre trabajan un centenar de personas y se compone de 4 áreas: planificación y promoción de la donación, área de extracciones que se encargan de entrevistar a los donantes y de atenderlos durante la donación, el área de laboratorio y el área de separación de componentes, almacenamiento y distribución.

P. -¿Qué funciones desempeña el área de planificación y promoción?

R.- Es el área encargada de planificar el número de campañas de donación que se deben llevar a cabo a lo largo del año. Para poder cubrir las necesidades de componentes sanguíneos de toda la Comunidad Autónoma, suelen llevarse a cabo más de 1.000 colectas al año en Mallorca, Menorca e Ibiza y Formentera. Este departamento es el encargado de informar a los donantes de las fechas de las próximas campañas de donación y de animar a la población a dar sangre.

P. -¿Qué papel desempeñan las asociaciones de donantes de sangre?

R.- Las asociaciones en Baleares reúnen a las personas que quieren colaborar voluntariamente con la donación de sangre. Son imprescindibles en las campañas de donación, de los pueblos especialmente. Su labor consiste en animar a las personas de su entorno a donar sangre y también organizan actos de reconocimiento a los donantes. Hace décadas que colaboran estrechamente con los bancos de sangre en toda España.

P. -¿Por qué es tan importante la entrevista médica?

R.- La entrevista es de suma importancia, ya que hay que decidir qué donante es apto y cuál no, teniendo siempre en cuenta dos premisas: no perjudicar al donante que de forma altruista dona su sangre y no perjudicar al paciente que va a recibirla. Le pongo un par de ejemplos, si un donante viene a donar sangre y tiene la hemoglobina baja, no podemos realizarle una extracción pues le provocaríamos una anemia, perjudicándole seriamente. Y en el caso de perjuicio al paciente, si se deja hacer una donación a un donante con una infección leve, como un catarro común, al paciente que recibe la transfusión podría provocarle una infección grave al poder tener las defensas bajas. Al frente del área de extracciones, hay un médico hematólogo que cuenta con un equipo de Diplomados universitarios en Enfermería (DUES) responsables de la atención durante la donación de sangre que suele ser de 450 ml de sangre.

P. -¿Cuáles son los análisis obligatorios que hay que hacer en una donación de sangre?

R.- Grupo sanguíneo, anticuerpos antieritrocitarios y además análisis enfocados a evitar la transmisión de enfermedades infecciosas como son: virus de la hepatitis B, virus de la hepatitis C y virus del síndrome de inmunodeficiencia humana (HIV); también se estudia la lues o sífilis. Además se han incorporado técnicas de detección de otras enfermedades como la enfermedad de Chagas y el Virus HTLV. Al frente del laboratorio hay un médico hematólogo que cuenta con un equipo de técnicos de laboratorio (TEL).

P. -¿Qué ocurre con la sangre tras ser donada y analizada?

R.- Este área también está bajo la responsabilidad de un médico hematólogo y el trabajo está realizado por técnicos de laboratorio. Después de una donación de 450 ml de sangre, mediante centrifugación se separan los distintos componentes: glóbulos rojos, plaquetas y plasma. Cada uno de estos elementos tiene una indicación muy específica. Los glóbulos rojos o hematíes son para pacientes con anemia, bien debido a hemorragias (accidentes, cirugía) o por defecto en su fabricación por falta de factores para su formación (tratamiento en oncología, déficit de hierro, déficit de Vitamina B, alteraciones genéticas de los glóbulos rojos etc). Las plaquetas se utilizan en pacientes con un número bajo de las mismas, para evitar sangrado y se pueda llevar a cabo el proceso de coagulación. El plasma es un componente sanguíneo rico en proteínas, albúmina, globulinas, factores de coagulación etc. Se usa en pacientes con insuficiencia hepática, sangrados masivos, grandes quemados, como antídoto de los anticoagulantes orales (SINTROM), etc. Por eso decimos que con una donación se pueden salvar tres vidas.

P. -¿Caduca la sangre donada? ¿Cómo se conserva?

R.- El almacenamiento de estos componentes tan delicados tiene que ser en unas condiciones especiales. Los glóbulos rojos se conservan en nevera entre 4-6ºC, y tienen una caducidad de 42 días. Las plaquetas tienen que estar a 22ºC en agitación continua para facilitar su conservación y tienen una caducidad de tan solo 7 días. El plasma se mantiene congelado a -30ºC y tiene una caducidad de hasta 3 años. Todos estos equipos, neveras, congeladores están controlados las 24 horas del día para que todos los componentes estén siempre en condiciones óptimas para poder ser transfundidos. El Banco de sangre de la FBSTIB, distribuye estos componentes a todos los hospitales. Allí están los servicios encargados de la transfusión y son los responsables de vigilar que la prescripción de las transfusiones sea correcta, seleccionar el componente a transfundir, de la transfusión y por último el seguimiento del paciente, receptor de la transfusión.

P. -¿Cuál es el grupo que más se necesita en nuestra Comunidad?

R.- Los grupos sanguíneos en la población balear es similar a la del resto de España y que en Europa, esta proporción es igual en los donantes y los pacientes. La transfusión ideal es poner a cada paciente el componente que necesita (hematíes, plasma, plaquetas) y siempre que se pueda se debe transfundir del mismo grupo ABO y el mismo Rh. Las donaciones de personas con los grupos ABO con Rh Negativo (O negativo, A negativo, B negativo y AB negativo) son más difíciles de conseguir ya que representan el 19 % de la población. Es importante disponer de reservas suficientes ya los pacientes de estos grupos sólo pueden recibir transfusiones de su mismo grupo. Los donantes de sangre de estos grupos, son los más convocados y hay varias épocas en el año que tener suficientes reservas es muy difícil, en verano, Pascua y Navidad. Pero insisto, todos los grupos sanguíneos son muy importantes y es necesario tener de todos.

P. -¿Cuántas donaciones ha habido en el último año?

R.- En el año 2011 se consiguieron 42.181 donaciones realizadas por 25.293 personas, de los cuales un 18% lo han hecho por primera vez en este año. Respecto al año anterior, la donación se ha mantenido con una discreta disminución que ha coincidido prácticamente en todas las CCAA, pero también ha habido una disminución en el número de transfusiones de hematíes en los hospitales y, sin embargo, un aumento en el número de transfusiones de plaquetas. En el Banco de sangre tenemos que adaptarnos a las necesidades de los pacientes para que siempre haya unas reservas equilibradas. No es conveniente que haya más de lo necesario para así evitar caducidades.

P. -¿Hay algún otro tipo de donación?

R.- Sí, se llama donación por aféresis (del griego: separación), es una donación selectiva de componentes sanguíneos efectuada mediante el uso de un separador celular automático. La conexión al donante se realiza mediante el empleo de un equipo estéril, cerrado y de uso único. Se extrae únicamente el componente sanguíneo seleccionado, que puede ser plaquetas, plasma y/o hematíes. Al realizarse la extracción junto con la separación de componentes de la sangre, las donaciones por aféresis duran más que una donación de sangre convencional (10-15 minutos), en torno a 40-60 minutos dependiendo de las características del donante. Por eso, la donación por aféresis precisa que el donante le dedique una mayor cantidad de su tiempo. En Baleares, aproximadamente 1.600 donantes realizan 3.500 donaciones por aféresis al año. Gracias a la solidaridad y dedicación de estos donantes es posible suministrar el suficiente número de concentrados de plaquetas necesario para tratar a pacientes sometidos a quimioterapia y/ radioterapia, así como suplementar el inventario las unidades de plasma y de concentrados de hematíes de grupos sanguíneos Rh negativo.

P. -¿Qué riesgo de contagio de alguna enfermedad existe actualmente con una transfusión?

R.- El riesgo cero no existe en la vida y tampoco en la medicina, pero con todas las técnicas que se han ido incorporando en los últimos 10 años al laboratorio del Banco de sangre, el riesgo ha disminuido considerablemente, acercándonos cada vez más al riesgo cero. En la actualidad, se aplican técnicas de biología molecular que detectan directamente el genoma del virus (DNA o RNA), antes sólo se podían detectar cuando, tras el contacto de un virus, el sistema inmune había sido capaz de producir anticuerpos. Además hay componentes como las plaquetas y el plasma que son sometidos a inactivación de patógenos (eliminación de bacterias, virus y parásitos). Afortunadamente en la actualidad hay muchos trabajos de investigación en marcha para poder inactivar los glóbulos rojos. Pensamos que en unos años se podrá aplicar esta técnica también a los hematíes.

P. -¿Qué requisitos hay para poder dar sangre?

R.- Tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50Kg., y gozar de buena salud.

P. -¿Por qué hay gente que reuniendo todos los requisitos no se hace donante de sangre?

R.- Mucha gente no es donante por desconocimiento, porque seguramente no sabemos transmitir el mensaje y darlo a conocer a un sector amplio de la sociedad. En eso trabajamos todos los días, en cómo hacer llegar nuestro mensaje. Por eso es importante que los medios de comunicación y las redes sociales colaboren con nosotros. En otros casos, puede ser por miedo, miedo a un centro sanitario, a las agujas, e incluso a las batas. Muchos donantes se hacen conscientes de la necesidad de donar sangre porque algún familiar o algún amigo ha recibido una transfusión que le ha salvado la vida o le ha ayudado a sobrellevar su enfermedad. Vuelvo a insistir en la importancia de los donantes de sangre para la correcta atención a los pacientes que precisan de una transfusión.

P. -¿Cuáles han sido las últimas mejoras introducidas en el banco de sangre?

R.- Esta época de crisis nos ha hecho ser más creativos para intentar ahorrar. En el último año, entre otras muchas cosas, se ha puesto en marcha un servicio de pedidos online para los hospitales. De esta manera ya no utilizamos ni el fax ni el teléfono y los servicios de transfusión de los hospitales pueden saber en tiempo real cuándo recibirán lo que han solicitado. Otra novedad es la nueva web donasang.org centrada en la donación de sangre. Dispone de la situación real de nuestras reservas, la información de los puntos de donación y toda la información que puede necesitar alguien que quiera donar sangre o que quiera colaborar con la donación incluso interactuando en las redes sociales. Una de las campañas de la que nos sentimos orgullos es la Maratón de la donación en la UIB que hicimos por primera vez en octubre del año pasado y que fue un éxito. También hemos implantado una nueva forma de convocar a los donantes de sangre, enviando emails con mensajes personalizados, enviando sms a los donantes habituales y realizando llamadas exclusivamente a aquellos donantes con menos número de donaciones y que precisan de más información. Todo el equipo del banco de sangre está implicado en la búsqueda de nuevas formas de ahorrar y de mejorar el trabajo.

P. – Tiene usted experiencia en el banco de sangre de más de treinta años, ¿cómo ha evolucionado la donación en este tiempo?

R.- Es más rigurosa la selección del donante. La entrevista médica es más exhaustiva, y ha habido una mejora de los análisis en el laboratorio tanto en cantidad como en calidad. Son técnicas mucho más sensibles y específicas. Todo esto redunda en una mayor seguridad en las transfusiones para los pacientes.

P. -¿Cuál es el futuro de la transfusión? ¿Veremos sangre artificial?

R.- Desde hace muchos años la investigación se ha basado fundamentalmente en encontrar alguna molécula química capaz de llevar a cabo las múltiples funciones de la sangre, transporte de oxigeno y dióxido de carbono, transporte de todos los elementos necesario para el ser vivo, proteínas, factores de coagulación etc. Se ha llegado a obtener una molécula semejante a la hemoglobina que solo es capaz de transportar oxigeno pero no es capaz de cumplir otra función.
En la actualidad las investigaciones van encaminadas a obtener sangre de origen biológico, a partir de cultivos de células madre hematopoyéticas, provenientes de la médula ósea, de cordón umbilical etc. también se pueden obtener glóbulos rojos a partir de células embrionarias. Actualmente, ya se han obtenido células sanguíneas, aunque en cantidades mínimas. El reto de los investigadores en este momento consiste en obtener grandes cantidades de sangre a partir de cultivos celulares, pero todavía pasarán unos años para poder disponer de sangre cultivada biológicamente.

Dónde puedo donar en Baleares


Mallorca

c/ Rosselló i Caçador, 20. Palma de Mallorca. Tel. 971 76 44 33. Horario donaciones: De lunes a viernes: 8 h.-20.30 h. y sábados: 9 h.-13.30 h.

Menorca

c/ Pintor Calbó, 71. Mahón. Tel. 971 36 97 54. Horario donaciones: todos los jueves de 18 – 21h.

Ibiza

C/ Canarias, 29. Ibiza. Tel. 971 30 24 68. Horario donaciones: todos los jueves de 10h.-14h. y de 17h.–21h.

En www.donasang.org se pueden consultar los lugares y horarios de las próximas campañas de donación.
Síguenos en las redes sociales @DonaSangBalears

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud