Joan Llobera: “Vamos a presentar el Plan Estratégico de Investigación Sanitaria”

El doctor Joan Llobera es el director general de Avaluació i Acreditació de la Conselleria de Salut i Consum del Govern balear. Con una dilatada experiencia en la gestión sanitaria, el doctor Llobera se enfrenta en esta legislatura al múltiple desafío de fomentar la investigación, la formación y el control de la calidad de la asistencia sanitaria, todo ello dentro de un contexto histórico de cambio (nuevo Son Dureta, Facultad de Medicina…) y con el objetivo de implantar la excelencia en todos estos ámbitos.

P.- ¿La dirección general de Avaluació i Acreditació es antesala del nombramiento de conseller?. El actual conseller ocupó este cargo en la legislatura 1999-2003…

R.- No [risas]. No es ése mi objetivo.

P.- Y tras esta pegunta malvada comience por explicar en qué consiste este departamento.

R.- Es una dirección general con un nombre imposible… Nos dedicamos a la evaluación y acreditación, a la autorización, inspección y ahora a la búsqueda de la calidad de centros y profesiones sanitarias. Ésa sería una de las dos patas de nuestro trabajo. La otra, la formación y la investigación. Cada año 50 evaluadores acreditan 800 propuestas de formación y los créditos que obtienen los profesionales sanitarios cursando esas propuestas son válidos para toda España.

P.- Se dedican a más ámbitos…

R.- Desde luego. Acreditamos estudios de pregrado, de Formación Profesional, como los de técnico en diagnóstico por imagen o, desde ahora, los de técnicos de ambulancias. Y con la UIB hemos colaborado en la formación de grados, hasta el momento de Enfermería, Fisioterapia y ahora, con la Conselleria de Educación, en la definición del grado de Medicina, elaborando el estudio económico para documentar la propuesta de los estudios de grado. También, nos dedicamos a la formación especializada, los 390 médicos, biólogos, farmacéuticos, psicólogos y otros titulados que están haciendo la residencia en nuestros centros sanitarios para convertirse en especialistas.

P.- Un trabajo complejo…


R.- Es un campo sometido a mucha variación, en el que hay que adaptar las unidades docentes, crear otras nuevas.

P.- ¿Y en investigación?

R.- Ése es otro de los ámbitos importantes de nuestra competencia. Por ejemplo, trabajamos en el Comité Ético de Investigación Clínica, 25 expertos que evalúan 200 proyectos y ensayos clínicos. Y en la promoción de la investigación, con una convocatoria interna, para profesionales sanitarios del IB-Salut, con 50 proyectos más de investigación. Somos además el órgano tutorial de la Fundació Mateu Orfila, que ayuda a gestionar la investigación, facilita el papeleo que a los investigadores tan poco nos gusta, consigue mecenazgos y capta fondos para investigar.

P.- Una entidad muy particular es la Fundación Caubet Cimera.

R.- Fue una iniciativa del anterior Govern que se ha mantenido porque la consideramos acertada. Hay que buscar dónde se destaca, como es el caso de la investigación en materia del aparato respiratorio, y trabajar por ahí. Ha habido recientemente un cambio en la dirección y ahora lo que se pretende es ir consolidando equipos y teniendo un crecimiento que sea natural y sostenible.

P.- El enfoque ha cambiado con la marcha de su director y fundador.

R.- Ya digo que se propiciará un crecimiento natural y sostenible. No llegarán a desarrollarse aquellos planes de un centro faraónico, que nunca fueron más que ideas. Caubet Cimera tiene la ventaja que controla el ‘ciber’ respiratorio de todo el Estado, esto es un consorcio de grupos de investigación, en este caso en materia de aparato respiratorio. Hay que tener en cuenta que en todo el Estado hay 9 ‘cibers’ y es un lujo que en Baleares haya uno.

P.- Da la impresión de que hasta hace muy poco se investigaba mucho en Baleares, pero se hacía un poco por libre.

R.- En cosa de un mes vamos a presentar el Plan Estratégico de Investigación Sanitaria, uno de cuyos ejes es crear un Instituto de Investigación Sanitaria y acreditarlo. En estos momentos hay 6 en toda España. Se trata de la primera división de la investigación biomédica en el país.

P.- ¿Qué futuro le aguarda en ese panorama al IUNICS?

R.- Convertirse en ese Instituto de Investigación Sanitaria debería ser su evolución natural. Será un instituto consorciado con la Conselleria, con una fórmula que pronto se definirá. Intentaremos integrar todas las iniciativas en investigación biomédica, ya que de otro modo, si no sumamos todos los esfuerzos no cumpliremos los mínimos.

P.- ¿Va a ser muy difícil?

R.- Hay que cumplir una serie de requisitos. Exigen 1.400 publicaciones anuales en literatura científica de alto impacto, y tenemos 800 por el momento. Es necesario un mínimo de metros cuadrados de instalaciones dedicadas a la investigación, etcétera.

P.- Otros objetivos…

R.- Pues es importante intentar potenciar la investigación y los ensayos clínicos. El Instituto de Salud Carlos III financia ahora un consorcio de investigación de apoyo a los ensayos clínicos y con eso se pueden conseguir fondos suplementarios. Existe ya un Caiber (Consorcios asociados de investigación biomédica en red) para Son Dureta y la red de Atención Primaria que queremos extender a otros centros sanitarios.

P.- Se diría que aquí se hace más investigación básica que clínica…

R.- Pues no es cierto. Los datos que tenemos hablan de 600 publicaciones en revistas de impacto de trabajos de Medicina Clínica y otros 400 de Biomedicina, siendo éstos los mejores resultados de toda la investigación que se hace en Baleares. Aquí hay mucha tradición de investigación clínica. Hay 200 doctores entre todos los médicos de las Islas y se publica mucho y son muy competitivos, a pesar de no tener detrás a la ‘academia’.

P.- ¿Y para crecer en este ámbito?

R.- Hemos de preocuparnos de traer líderes de fuera, además de potenciar a los propios. Pero se trata de no caer en la endogamia. Cuando, por ejemplo, busquemos un buen especialista hospitalario fuera de las Islas, hay que escoger uno que además tenga una buena trayectoria como investigador, además de ser el mejor clínico.

P.- ¿Qué otros puntos fuertes destacaría?

R.- En biobancos no estamos mal. Son almacenes de tejidos sanos y enfermos de pacientes, y de información que es muy útil para los investigadores. En el Hospital de Son Llàtzer hay un biobanco de tumores. Hay otro en Cimera y en Son Dureta uno de tipo general.

P.- ¿A qué distancia se encuentra en estos momentos la investigación de la transferencia, del mundo de la industria?

P.- Estamos trabajando para que se acredite un grupo de innovación, para que además de la investigación haya más transferencia, patentes, es decir, crear industria. Precisamente regreso [el viernes 4 de septiembre] de una reunión de Touluosse, donde hemos estado trabajando en la creación de un ‘biocluster’ para el sur de Europa. Aquí ya tenemos un ‘biocluster’ con 10 empresas biotecnológicas, la mayoría spin-off derivadas de patentes que se han desarrollado gracias a los investigadores de la UIB. Tenemos que apoyar estas iniciativas de innovación. Y hay que admitir que en estos momentos la investigación no tiene los retornos necesarios tras su paso a la industria, por lo que hay que mejorar en este ámbito.

P.- ¿Qué ventaja tendrá ese ‘biocluster europeo?

R.- Poner en contacto empresas grandes, las grandes farmacéuticas, por ejemplo, con esas empresas pequeñas, en las que cada vez se busca más el conocimiento, lo que han logrado con su trabajo que está más cerca de la investigación, de la Universidad.

P.- ¿Qué tal es el nivel de investigación en el Banco de Sangre y Tejidos, también dependiente de su departamento?

R.- Se investiga mucho. Se les ocurren unas ideas geniales. Desarrollan proyectos muy interesantes en materia de biología molecular, muy competitivos, como por ejemplo en el ámbito del recubrimiento de prótesis. En general hay que tener en cuenta que estos caminos son muy importantes, porque Baleares no se puede plantear desarrollar una gran industria pesada, como alternativa al Turismo, pero sí diversificar la economía en tareas de valor añadido sin consumo de recursos, como es la innovación.

P.- ¿Cuáles han sido los principales avances en materia de transplantes, que es otra de sus competencias?

R.- Hemos cubierto una serie de retos. Las cifras de donaciones son aceptables. Hemos dinamizado el transplante renal reduciendo las listas de espera y haciendo más transplantes. Y en otros ámbitos, los niños que necesitan diálisis se la pueden hacer aquí, no han de ir tres días a la semana a Barcelona, como hasta hace poco. Toda la parte de transplante de tejidos también se ha dinamizado mucho.

P.- ¿Con el nuevo Son Dureta habrá transplante de corazón y de hígado?

R.- Creemos que el volumen de transplantes de corazón que serían necesarios es insuficiente y no hacen viable su implantación en Baleares. En cambio, en lo que se refiere al transplante de hígado las cifras sí que son viables. Los equipos de especialistas ya se están entrenando para la implantación de estos transplantes con la apertura del nuevo hospital de Son Dureta.

P.- Su departamento ha puesto en marcha el servicio de voluntades anticipadas…

R.- Sí, se legisló bien y pronto. Es un servicio gratuito en el que el usuario recibe el asesoramiento de un médico para hacer la declaración de voluntades anticipadas. Hay un registro nacional que permite conocer en todo el Estado cuáles son estas voluntades a través de la historia clínica informatizada. Se han hecho ya entre 700 y 800 declaraciones, pero durante este verano se ha incrementado mucho el volumen de peticiones, con 2 o 3 diarias. La gente está muy sensibilizada y se interesa mucho, ya que se da respuesta a una situación muy angustiosa para el paciente, contribuyendo a una muerte con dignidad.

P.- Y hablemos de calidad.

R.- En el ámbito de la inspección hemos montado una oficina de calidad cuyo objeto es potenciar la garantía de calidad asistencial. Queremos hacer mapas de procesos y que estos mapas se acrediten en programas de excelencia, como el ISO, EFQM o CAF. Queremos potenciar un marco de calidad para la sanidad pública y la privada, superando un poco la labor inspectora instaurando procesos de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud