No hay comentarios

«La moderna cirugía permite una rápida recuperación de las fracturas de clavícula, una de las lesiones más comunes entre los ciclistas»

El doctor Pierluigi Di Felice Ardente es médico especialista en Cirugía ortopédica y Traumatología de Juaneda Hospitales, explica las claves de las principales lesiones por accidentes de bicicleta y señala que la moderna cirugía acorta y garantiza los periodos de recuperación a la mayoría de los deportistas lesionados

El doctor Pierluigi Di Felice Ardente es médico especialista en Cirugía ortopédica y Traumatología de Juaneda Hospitales. Licenciado en Medicina por la Universidad de L’Aquila (Italia) en 2010 con nota de 110/110, se especializó vía MIR en el Hospital Althaia Xarxa Assistencial Universitària de Manresa (Barcelona) entre 2012 y 2017. Es miembro de la Sociedad Española de Hombro y Codo (SECHC) y de la Asociación Española de Artroscopia (AEA), Es profesor Academia preparación examen MIR en España e Italia (AMIR/AIMS School). El Dr Di Felice es experto en medicina del deporte, habiendo sido médico de la selección española de waterpolo, del equipo de la liga ACB de basket Baxi Manresa y médico asistente en el FC Barcelona Medical Centre.

P.—Nos encontramos inmersos en plena temporada turística y los ciclistas, deportivos o turistas, han vuelto a nuestras calles y carreteras, tan propicias a ello por el clima y la belleza de las islas. ¿Cuál es el principal accidente o trauma que sufren los ciclistas?
R.— Es verdad que Mallorca cuenta con un gran atractivo para recorrerla en bicicleta, visitando sus maravillosos pueblos y playas y es cierto que esta práctica no está exenta de lesiones. La lesión más frecuente entre los ciclistas es en la extremidad superior, los brazos, sobre todo clavícula y hombro.

P.—¿Cuál es el perfil de este deportista que se accidenta en estas circunstancias?
R.— El perfil del deportista que se accidenta no ofrece muchas diferencias entre edad o género, ya que hoy en día el ciclismo es practicado por personas de todas las edades, tanto por hombres como por mujeres. Lo que llama la atención es la prevalencia en este tipo de actividad de lesiones especialmente a cargo de la extremidad superior. Son muy frecuentes las fracturas de clavícula, luxaciones acromio claviculares, o fracturas de húmero o de antebrazo.

P.—¿Cómo llegan a Urgencias estos pacientes y cuál es el recorrido médico y quirúrgico que han de atravesar hasta llegar a la recuperación?
R.—Lo normal es que lleguen a Urgencias en ambulancias, cuando se trata de accidentes más graves, aunque otros llegan por su propia cuenta, en la misma bicicleta o en taxi, o en su propio coche. Depende de la gravedad. En el hospital se le harán pruebas diagnósticas, comenzando por radiografías, que si es necesario se pueden complementar con un TAC. En cuanto al proceso médico y quirúrgico, dependerá de la gravedad de las lesiones. Si se trata de una única fractura normalmente se intenta siempre valorar si es tributaria de tratamiento quirúrgico o se puede tratar de forma conservadora. El tiempo de recuperación varía según el tipo de cirugía que se va a realizar. Lo básico que suele hacerse en cirugías de clavícula es intentar reducir los fragmentos óseos en una posición lo más anatómica posible y luego realizar una osteosíntesis, una fijación con una placa y unos tornillos, que hoy en día se adaptan a la perfección a la anatomía ósea de los pacientes.

P.—Obvio es decirlo, pero el diagnóstico rápido debe ser muy importante.
R.—El diagnóstico es fundamental y es muy necesario realizarlo de una forma rápida porque nos permite actuar con más velocidad y descartar otros tipos de lesiones y al paciente le permitirá recuperarse mucho más rápido.

P.—¿Ha cambiado con el tiempo la manera de tratar las fracturas de clavícula?
R.—Efectivamente, hace años las fracturas de clavícula solían tratarse de un modo más conservador. Hoy en día los medios de fijación, de osteosíntesis y las técnicas quirúrgicas han ido actualizándose y hemos asistido un a un incremento de la incidencia de actos quirúrgicos en cuanto a fracturas de clavícula y de hombro proximal. Tras el radiodiagnóstico se decide si se actúa de forma conservadora, que es a lo que siempre hay que dar prioridad. Pero hay que tener en cuenta que la mayoría de accidentes de alta energía, como puede ser una caída en bicicleta suelen provocar fracturas con múltiples fragmentos, fracturas desplazadas con acortamiento de la clavícula, incluso con limitaciones funcionales potenciales. En esos casos es necesario recurrir a una intervención quirúrgica.

P.—¿Cómo evolucionan esos pacientes?
R.—Obviamente, cada cirugía puede tener sus riesgos y sus complicaciones, pero también es verdad que la mayoría de estas intervenciones suelen ir muy bien y lo que permiten es una recuperación mucho más rápida, comparada con un tratamiento conservador. Esta rápida recuperación es muy importante cuando hablamos de ciclistas, sean amateurs o profesionales o de una reincorporación al trabajo, al día a día, del accidentado, que también va a ser más rápida. El mensaje que queremos dar a nuestros pacientes es que cada caso clínico es diferente. Se busca el tratamiento conservador, pero en los casos más complejos, la cirugía es un arma muy efectiva y con una rápida y buena recuperación.

P.—La bici puede ocasionar otras lesiones traumatológicas, ¿no es así, Dr DiFelice?
R.—Así es, y no es infrecuente ver lesiones de gravedad asociadas a fracturas de clavícula, por ejemplo. Es importante valorar en Urgencias que uno de estos pacientes no haya sufrido un traumatismo craneal, por ejemplo. Hay que valorar también la vía aérea, que no haya lesiones a nivel de la pared torácica. No es infrecuente encontrarnos con fracturas costales o alteraciones a nivel pulmonar. Por esos motivos, a la hora de realizar un diagnóstico, es importante incluir en muchas ocasiones un TAC craneal o de la pared torácica, y también, porqué no, de la zona abdominal y partes inferiores.

P.—Aprovechando su condición de médico experto en Traumatología aplicada a la Medicina del Deporte, le ruego algunos consejos prácticos para evitar problemas en la práctica deportiva este verano o sobre cómo actuar ante las lesiones más frecuentes.
R.—Es difícil dar consejos. Es un deporte muy bonito, que nos gusta a todos y nos permite explorar la isla de una forma natural y ecológica. Pero, eso sí, lo recomendable es tener siempre sentido común y cuando suframos caídas y lesiones es importante acudir a Urgencias para realizar una valoración completa. y descartar que no haya ninguna lesión de gravedad.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.