No hay comentarios

El área de Hemodinámica del Hospital Can Misses ya supera los 400 diagnósticos de dolencias cardiovasculares

Equipamiento del área de Hemodinámica del Hospital Can Misses, en Ibiza

En tan solo catorce meses, el nuevo Servicio de Hemodinámica del Área de Salud de Ibiza y Formentera, ha superado las expectativas que tenía marcadas en cuanto al volumen de su actividad, todo ello a pesar de coincidir con una época de pandemia.

Si bien la previsión era la de superar los tres centenares de personas atendidas por patologías cardiovasculares en el primer año, la cifra ha llegado a rebasar los 400 diagnósticos desde octubre de 2020.

El servicio, que está formado por tres cardiólogos hemodinamistas, seis enfermeras, incluyendo al supervisor de enfermería, Jesús Rueda, y dos técnicos en cuidados auxiliares de enfermería, está dirigido por el doctor Vicente Peral, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Son Espases y coordinador de Cardiología Intervencionista y de Hemodinámica en Balears.

407 diagnósticos en un año

En algo más de un año, se han llevado a cabo 407 diagnósticos, de los que 337 han sido procedimientos diagnósticos, y otros 70, técnicas diagnósticas.  Además, esta nueva unidad ha realizado 164 intervenciones coronarias y ha asistido unos 60 códigos de infarto. Cabe destacar que 40 de estas últimas intervenciones han consistido en atenciones de emergencia por infarto agudo de miocardio.

El nuevo servicio está situado en un amplio espacio de 210 metros cuadrados y cuenta con una sala de recuperación de pacientes, provista de cinco camas, una sala de examen, una sala técnica, una sala de control y dependencias para vestuarios.

La sala de hemodinámica está equipada con un equipo Azurion 7C20, de intervencionismo para hemodinámica, cirugía vascular y neurorradiología intervencionista de altas prestaciones, instalado por suspensión de techo, de última tecnología digital, para diagnosticar y tratar enfermedades cardiovasculares.

Procedimientos mínimamente invasivos

Es preciso recordar que los procedimientos mínimamente invasivos constituyen una de las respuestas más eficaces en el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades, ya que presentan beneficios indiscutibles para los pacientes y profesionales. Así, un tratamiento neurocardiovascular permite una recuperación más rápida del paciente y reduce las complicaciones postoperatorias.

En paralelo, gracias a las nuevas herramientas de fusión de la imagen, el profesional puede tomar decisiones clínicas más seguras, que reducen los tiempos de intervención y aportan seguridad al procedimiento. Además, con cirugías mínimamente invasivas se logra reducir la duración de las estancias hospitalarias y optimizar los recursos humanos y tecnológicos, lo que conlleva un ahorro en los costes.

Satisfacción

En este sentido, el doctor Vicente Peral, coordinador de Cardiología Intervencionista y de Hemodinámica en Balears, ha remarcado la satisfacción de todo el equipo por la implantación del servicio en Can Misses, y ha elogiado especialmente el sistema por el que se ha optado, que permite, a su juicio, “ofrecer la misma atención a todos los ciudadanos, independientemente de la isla en la que residan”.

Para la directora gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Carmen Santos, los resultados obtenidos hasta el momento “avalan plenamente esta ampliación de la cartera de servicios en Can Misses, ya que se han efectuado más de 150 angioplastias y una cuarentena de intervenciones coronarias emergentes por infarto agudo de miocardio”.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.