No hay comentarios

El Hospital de la Cruz Roja de Palma presenta la renovación de sus instalaciones y tecnología tras un plan de dos años y medio

El Hospital de la Cruz Roja de Palma ha presentado hoy la renovación de sus instalaciones y tecnología tras un plan de dos años y medio. La reforma ha implicado todo el edificio, las instalaciones y el equipamiento tecnológico con el desarrollo de un programa de reforma que ha tenido una duración de dos años y medio y que se han pasado en la estructura actual del edificio, construido en los años treinta del siglo pasado.

Con esta reforma integral, el centro aspira a convertirse en un hospital de vanguardia que pueda afrontar en las mejores condiciones para el personal y los pacientes los retos sanitarios con los que se encontrarán las Baleares durante las próximas décadas. El Hospital de la Cruz Roja de Palma funciona desde el año 1949 y está integrado en la red hospitalaria pública de las Illes Balears.

El Hospital, que conserva su carácter privado, pero perteneciente a una ONG sin ánimo de lucro (al igual que la red de centros de Sant Joan de Déu, con el mismo contrato de adhesión a la red pública). Dispone de servicio de rehabilitación, consultas externas, cirugía y actividad ambulatoria, hospitalización, pruebas diagnósticas y un hospital de día geriátrico. Cuenta con 76 camas, distribuidos en 40 habitaciones, y tres quirófanos.

La presidenta del Govern, Franciana Armengol, la consellera de Salut, Patricia Gómez y directivos sanitarios han visitado hoy el centro. Durante la visita, la presidenta ha asegurado que el trabajo que hace Cruz Roja «es impagable» y ha celebrado que se hayan llevado a cabo unas «obras que hacen que este sea un nuevo hospital, que dé nuevas garantías sanitarias a los pacientes y que continúe manteniendo la excelencia de la salud pública en la CAIB».

Armengol también ha agradecido al personal sanitario «su tarea y su dedicación» en los cuidados de los enfermos y mayores con necesidades especiales y ha recordado que la Conselleria de Salut i Consum está trabajando en un plan para reducir las listas de espera en la sanidad, una iniciativa para la cual «continuaremos necesitando de la magnífica mano de Cruz Roja Balears».

La presidenta también ha celebrado que, después de una situación en la que parecía que el hospital de la Cruz Roja de Palma tendría que cerrar, desde la organización se haya apostado para invertir los seis millones de euros que requería la reforma para hacer posible que se continúen utilizando las instalaciones. En la visita estaban presentes también el presidente de la Cruz Roja Española, Javier Senent; el presidente autonómico, Toni Barceló; el alcalde de Palma, José Hila, y el director general del Ibsalut , Juli Fuster, entre otras autoridades y representantes de la Cruz Roja.

 

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.