No hay comentarios

El Servicio de Urología del Hospital Universitario de Son Llàtzer ha practicado mil prostatectomías radicales por cáncer de próstata

El Servicio de Urología del Hospital de Son Llàtzer ha practicado mil prostatectomías radicales por cáncer de próstata. De los mil pacientes que se han intervenido, el 50% son casos de cáncer prostático de grado bajo. Esta cirugía oncológica es una de las más comunes para tratar la enfermedad, la segunda causa de mortalidad en hombres y el tumor más frecuente que padecen.

Por ello es muy importante tener un diagnóstico precoz. En España se diagnostican anualmente unos 35.000 casos, aunque el número de fallecidos por este tipo de cáncer no llega a los 6.000, ya que se están consiguiendo mejoras en la supervivencia con los nuevos tratamientos. Según el doctor Carlos Gutiérrez, jefe del Servicio de Urología «desde hace quince años en el Servicio se opera el cáncer de próstata por laparoscopia.

»Con esta técnica -añade- se han tenido buenos resultados y los pacientes están hospitalizados unos tres días. En el año 2016 se empezó a aplicar la cirugía laparoscópica tridimensional (3D). Se trata de incorporar un sistema de imagen tridimensional, que ofrece una nitidez mayor de la anatomía del paciente. Esto otorga más precisión al cirujano y aumenta la seguridad para el paciente durante el procedimiento».

Un momento de la intervención por medio de la instrumentación laparoscópica.

La edad media de los pacientes intervenidos es de torno a los 64 años; el 8% son menores de 55 años. Casi la mitad de estos pacientes son considerados de riesgo bajo (con un 10% de bordes afectos) y el 8% de riesgo alto. En los últimos 5 años se han operado más pacientes con Cáncer de Alto Riesgo (15-20% de todos los operados), debido a los cambios y mejoras en su tratamiento, que ha permitido ser más radicales en estos pacientes.

El doctor Gutiérrez añade que «en el año 2015 pusimos en marcha un programa de seguimiento en vigilancia activa de pacientes con cáncer que no han sido intervenidos que supone un seguimiento estricto del paciente hasta que criterios de progresión clínica o patológica hacen recomendable un tratamiento con intención curativa. Así, se retardan los posibles efectos secundarios de la intervención quirúrgica o de la radioterapia».

El equipo de urólogos del Hospital Universitario Son Llàtzer que practica la laparoscopia, ha conseguido unos buenos resultados gracias a su experiencia, su dedicación y la utilización de nuevas tecnologías, como la laparoscopia en 3D.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.