No hay comentarios

El Consell de Govern aprueba las primeras medidas de desescalada lenta que se relajan en tres islas pero se mantienen en Ibiza

CONSULTE LOS ÚLTIMOS DATOS EPIDEMIOLÓGICOS A PIE DE PÁGINA

El Govern balear ha aprobado hoy las nuevas restricciones sanitarias para contener la pandemia de COVID19 a partir de la situación sanitaria de cada isla. Mallorca y Formentera pasan de nivel 4 a nivel 3, Menorca a nivel 2 e Ibiza permanecerá 15 días más en nivel 4.

A pesar de que se mantiene el toque de queda en Mallorca a las 22.00 horas, las reuniones sociales dejan de estar limitadas a solo un núcleo de convivencia y se amplían a un máximo de seis participantes, de un máximo de dos núcleos, en interiores como en exteriores.

La restauración recupera en Mallorca el servicio en terrazas de bares y restaurantes, que aún así deberán dejar de servir a las 17.00 h y respetar un aforo del 50% y mesas de cuatro clientes de hasta dos núcleos de convivencia diferentes.

En todo caso, queda prohibida la venta exclusivamente de alcohol para llevar a los bares y restaurantes, y sólo se podrá utilizar si se consume en una mesa o se vende acompañado de comida. La hostelería queda pues muy limitada en esta nueva desescalada.

En cuanto al ámbito comercial, se incrementa en Mallorca el aforo del 30% al 50% tanto en pequeño comercio como en grandes superficies, que continuarán cerradas los fines de semana y festivos. El cierre de todo el comercio se mantiene a las 20.00 h.

En el ámbito deportivo, la novedad para Mallorca es que se permite una mayor apertura de gimnasios, que hasta ahora solo podían realizar actividades dirigidas de baja intensidad, con un aforo máximo que deberá ser del 30%, grupos de seis y con mascarilla.

Se podrán usar todos los aparatos de musculación, excepto los de cardio, y también con un 30% de aforo, mascarilla y tres metros de distancia. Se amplía de 6 a 10 el número de participante en actividades físicas al aire libre, como las excursiones.

En el sector cultural de Mallorca se mantiene el aforo máximo del 50%, aunque ya se permiten actos culturales en espacios no habituales. También se permiten congresos, reuniones de negocios, y conferencias, con un aforo limitado a 50 en interiores.

El régimen de visitas y salidas de las residencias no se modifica en Mallorca: una visita al día y, una vez completada la vacunación de los centros, se permite la salida de los residentes. Reabren los clubes mayores para actividades dirigidas, con aforo de 6  y sin bar.

Todas estas medidas entrarán en vigor el próximo sábado, excepto dos: la que afecta a las reuniones sociales y la que afecta al sector de la restauración y a las salas de juego, que entrarán en vigor el martes de la próximo semana, tras del día de las Illes Balears.

En cuanto a la isla de Formentera, las modificaciones tienen el mismo grado de afectación que la isla de Mallorca, salvo el horario de apertura de las terrazas de bares y cafeterías, que se extiende hasta las 18.00 horas.

En el caso de Menorca, y siguiendo sus indicadores sanitarios, se flexibilizan algo más las medidas, como la apertura de los interiores de bares y restaurantes al 30%. Para Ibiza, y debido a su situación epidemiológica, el Govern mantiene las restricciones vigentes.

Se mantiene en Menorca el toque de queda a las 22.00 horas, así como que las reuniones sociales que deben seguir limitadas a dos núcleos de convivencia y a un máximo de seis participantes, tanto en interiores como en exteriores.

En cuanto a la restauración, la novedad principal para Menorca es que se recupera el servicio en espacios interiores de bares y restaurantes. Se permite usar el espacio interior, con una capacidad máxima de un 30% del aforo del local.

Se establece una ocupación máxima de 4 clientes por mesa y hasta las 17.15 h, sin que se puedan admitir pedidos nuevos después de las 17.00 horas. Queda prohibida la venta de alcohol para llevar a bares y restaurantes, y sólo se podrá utilizar si se consume allí mismo.

Queda permitida la actividad de las terrazas hasta las 22.00 horas cada día, excepto los viernes, sábados y vigilias de festivos, en los que el horario de cierre será a las 18.15 horas, con una ocupación máxima de 6 clientes por mesa.

Todos los establecimientos comerciales de la isla de Menorca deben concluir su actividad a las 22.00 horas, salvo las gasolineras y los establecimientos dedicados al comercio esencial. Así mismo, lo deben hacer como máximo con un 50% del aforo.

Las salas de cine y los circos deben reducir en Menorca su aforo al 50% siempre y cuando no se permita el consumo de bebidas o alimentos. En caso de que el establecimiento permita el consumo de alimentos y bebidas en la sala, debe reducir el aforo al 40%.

Los teatros, auditorios y espacios similares menorquines pueden realizar la actividad, con los asientos preasignados, siempre que no se supere el 50% del aforo máximo autorizado.

Recintos, locales y establecimientos, permanentes o temporales pueden realizar en Menorca la actividad siempre que el aforo esté sentado, no se supere el 50% y ni una asistencia de 200 espectadores en espacios cerrados y de 400 al aire libre.

El régimen de visitas y salidas de las residencias de mayores no se modifica en Menorca. Se permite una visita al día y, una vez completada la vacunación de los centros, se permite la salida de los residentes.

Sí que se permite la reapertura de los clubes de mayores en Menorca con condiciones muy estrictas: solo pueden abrir para actividades dirigidas, de un máximo de seis participantes y sin servicio de bar, entre otros.

Todas estas medidas entrarán en vigor el próximo sábado, excepto dos: la que afecta a las reuniones sociales y la que afecta al sector de la restauración, que entrarán en vigor el martes de la próxima semana, justo después del Día de las Illes Balears.

Los cambios más relevantes que se implementan en Formentera afectan a las reuniones sociales, que podrán ser de un máximo de seis personas de dos núcleos de convivencia.

En el caso de la restauración de la menor de las pitiusas, desde el 2 de marzo, bares y restaurantes podrán abrir terrazas, hasta un 50 % de su aforo. En las mesas se podrán reunir un máximo 4 personas de dos núcleos de convivencia.

La hora de cierre en Formentera será las 18.00. En todo caso, queda prohibida la venta exclusivamente de alcohol para llevar a los bares y restaurantes, y sólo se podrá utilizar si se consume en una mesa o se vende acompañado de comida.

En cuanto al comercio de Formentera, podrá abrir con un máximo del 50% del aforo y tendrá que cerrar a las 20.00 horas. El toque de queda se mantiene entre las 22.00 y las 6.00 horas.

El cambio de nivel se producirá el sábado, cuando se publicará el acuerdo en el Boletín Oficial de las Illes Balears, si bien los cambios que afectan a bares y restaurantes y las reuniones sociales entran en vigor el martes día 2. Formentera mantendrá el cierre perimetral.

Ibiza se mantendrá en nivel 4 reforzado dada la necesidad de consolidar la bajada de contagios de COVID-19. Así mismo, permanecerá vigente el cierre perimetral.

Los contagios se mantienen pero siguen las muertes

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.