No hay comentarios

Entre el 25 y el 30% de los niños menores de cinco años sufren el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS)

Entre el 25 y el 30% de los niños menores de cinco años sufren el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS). Los problemas bucodentales pueden ser la causa de esta patología. Durante el sueño, todos los músculos del cuerpo se relajan, incluso los de la nasofaringe, que son los encargados de tener abierta la garganta para que el aire pase a los pulmones.

Hay muchos niños que tienen problemas estructurales en la boca lo que provocan que, a la hora de dormir, el aire no pueda fluir correctamente hacia la garganta. Esto hace que, durante unos segundos el niño se quede sin respiración produciéndose un ronquido. Esto puede parecer algo común, sin embargo tiene graves consecuencias para la salud.

La Dra. Romina Vignolo, directora de la clínica Boca a Boca Dental afirma que “la apnea del sueño infantil suele aparecer en niños de entre 1 a 6 años y si no se trata a tiempo puede derivar en problemas más graves como arritmias, ansiedad, pérdida de atención o memoria”. Cuando se observa un desgaste excesivo en los dientes sin causa aparente, es un primer indicador.

Las anginas hipertróficas, el frenillo lingual corto, maloclusiones, problemas en la dicción o el paladar ojival, son algunos de los problemas bucodentales que pueden provocar la aparición de esta enfermedad. Para la Dra. Vignolo es muy importante detectarla lo más rápido posible ya que cuanto antes comience el tratamiento las consecuencias serán menores. Para esta doctora, experta en tratar este tipo problemas en los más pequeños, los síntomas principales para detectarla son:

La respiración interrumpida o costosa durante más de diez segundos, los ronquidos a la hora de dormir, el cansancio y somnolencia durante el día y la falta de concentración. El SAOS provoca que la respiración se produzca por la boca en lugar de por la nariz, algo que es muy negativo para la salud bucodental ya que puede provocar sequedad bucal, un desgaste de los dientes o incluso caries.

Para la Dra. Vignolo, llevar una rutina de sueño adecuada es fundamental para el bienestar y la calidad de vida. Descansar mal guarda mucha relación con la salud bucal, de hecho, las personas que duermen poco tienden más a comer entre horas y en consecuencia, tienen una mayor incidencia de caries.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.