“Con el SPD el paciente puede controlar cada día si se ha tomado la medicación prescrita”

Juan Riera Roca /

BALTASAR PONS / FARMACÉUTICO DE LLUCMAJOR, PREMIO AL FARMACÉUTICO DEL AÑO 2016

Baltasar Pons, farmacéutico de Llucmajor, ha sido galardonado con el premio al Farmacéutico del Año 2016. Pons es el farmacéutico que realiza las conferencias sobre los Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD), unos mecanismos tipo blíster donde se colocan las píldoras de la medicación de toda la semana separadas por tomas. Los SPD permiten mejorar el cumplimiento terapéutico de los pacientes crónicos polimedicados, minimizando los olvidos y los errores en las tomas de medicación. Baltasar Pons ha sido el invitado especial, en los estudios de IB3 Radio, en el programa Salut i Força, precisamente para hablar de su trabajo y de este galardón que la farmacia balear acoge con gran alegría y satisfacción.

P.- Ante todo, enhorabuena. ¿Cómo ha sido la obtención de este premio, otorgado cada año por el periódico especializado Correo farmacéutico?

R.- Este premio lo otorgan las publicaciones Correo Farmacéutico y Diario Médico, sobre los proyectos desarrollados en el año, en este caso en 2016. Los mejores proyectos quedaron finalistas. Quedamos cinco: Uno de San Sebastián, una de Santiago, uno de Madrid, uno de Barcelona y uno de Llucmajor. Tras esta selección se produjo una votación y gané yo. La verdad es que no me lo esperaba. Gané quedando por delante de un catedrático de la Universidad de Santiago, de otro que está con el Consejo General de Farmacéuticos y con la Universidad de Granada, de otro que es el presidente de la Federación de Farmacias de Cataluña, y de otra está en un hospital en Madrid. Luego estaba yo que tengo la farmacia en Llucmajor.

P.- Queda claro que la farmacia ya no es aquella institución aislada en una zona concreta, donde se desarrollaba un gran trabajo pero muy limitado a esa zona. Hoy desde Llucmajor se puede hacer una aportación a toda España y quién sabe si aún más lejos.

R.- Así es. De momento tenemos aquí un programa piloto en el que damos a conocer el SPD y también todo lo que podemos hacer para ayudar a la población desde la farmacia, que es algo que mucha gente no sabe. Y en gran parte es culpa nuestra porque no siempre damos a conocer todo lo que podemos hacer. Con iniciativas como ésta podemos hacerlo y dar a conocer nuestro trabajo cada vez más. Gracias a los avances, a las nuevas tecnologías, lo que tenemos ahora los farmacéuticos es que somos más accesibles que los médicos que están muy saturados. Por eso son muchos los pacientes que vienen a preguntar. Y eso hace que veamos muchas más cosas, a muchas más personas de las que veíamos antes.

P.- ¿En qué consiste el SPD?

R.- Lo que vimos, ya a nivel de toda España, es que el nivel de adherencia, es decir, de si los pacientes toman o no la medicación como está indicado, es muy bajo. Hemos ido a intentar mejorar eso y lo hemos querido hacer aprovechando una herramienta de la que disponemos: el Sistema Personalizado de Dosificación o SPD. Le damos la medicación semanal al paciente en unos blísteres que indican la dosificación. El paciente rompe el blíster cuando le toca tomar la medicación y de ese modo sabe que la ha tomado, día a día y así toda la semana.

P.- Parece muy sencillo, pero seguro que no lo es tanto…

R.- Es que no es solo preparar la medicación y que se la lleve el paciente. Hay todo un servicio detrás. Algo que le podemos ofrecer nosotros si vemos que puede tener esa necesidad, como en el caso de una persona mayor, que tiene un cuidador, que los hijos no van, que tal vez comienza a perder un poco la cabeza… todo esto, por poner un ejemplo, lo podemos detectar. También puede darse el caso de que el médico nos lo derive a nosotros. Ante cada caso hacemos una pequeña entrevista al paciente y –ahora que tenemos la receta electrónica –revisamos un poco su medicación por si hubiera alguna interacción, duplicidad o que tome más o menos medicamentos de lo que le toca. Si vemos algo que no parece correcto se lo decimos al médico y vemos si podemos arreglarlo. Tras todo ese proceso le preparamos la medicación, la revisamos y se la damos. Después hacemos un seguimiento de cómo va: de si toma la medicación como está indicado y de si mejora de sus enfermedades. Medimos además glucosa, tensión, colesterol, todo.

P.- ¿Cuántas oficinas de farmacia de las Islas Baleares ofrecen los llamados Sistemas Personalizados de Dosificación, tienen planes de que sean cada vez más?

R.- Desde que hemos puesto en marcha el proyecto se han adherido unas 180. Lo que hemos hecho ha sido crear desde el Colegio de Farmacéuticos unos protocolos que sean iguales para todas las farmacias, para que cualquier paciente reciba el mismo servicio en cualquier farmacia adherida. Y sí, queremos llegar a las 350 farmacias de Baleares, aunque ello depende de las ganas que tenga la gente. Nosotros nos comunicamos mucho con los centros de salud de nuestro entorno, pero hay farmacias que no han mostrado a sus centros de salud cercanos lo que hacen y ellos no lo saben. Nosotros en Llucmajor se lo enseñamos y si les parece bien esta colaboración nos formamos intensamente para poder prestarla y de ese modo nos pueden enviar a sus pacientes. Y así trabajamos con los médicos: Nos están enviando también pacientes con procesos de cesación tabáquica, con SPD… con lo que necesiten. Ponemos ‘mapas’ (siglas de Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial) también. Nuestra idea es la prevención y que los pacientes puedan ir al médico con todo hecho y éste solo tenga que tomar decisiones. Y de ese modo ganar tiempo.

P.- ¿A quién se dirige, para quién está especialmente indicado el SPD?

R.- Especialmente para pacientes polimedicados, pacientes crónicos, personas mayores que viven solas o tienen un cuidador, personas que viven en residencias, en pisos tutelados. El objetivo de este sistema es quitar responsabilidad. En una residencia la enfermera puede preparar la medicación, igual que en el piso tutelado el asistente social, pero tiene esa responsabilidad hacia ese paciente. Nosotros somos un equipo de profesionales que preparamos la medicación y que vemos a aquel paciente cuando él quiere, porque somos accesibles. Y damos a conocer a los médicos es si a través de la receta electrónica vemos que el paciente tiene medicación que no toma, o tiene pautada alguna que no le toca. De ese modo el médico nos indica cómo actuar en cada caso. Todo lo hacemos consensuado con el médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar