Huguet: “La Facultad de Medicina contribuirá a una mejora de la calidad asistencial”

El rector de la Universitat de les Illes Balears, Llorenç Huguet, en un momento de su intervención en la Comisión Parlamentaria.

El rector de la Universitat de les Illes Balears, Llorenç Huguet, en un momento de su intervención en la Comisión Parlamentaria.

El rector de la Universitat de les Illes Balears, Llorenç Huguet, defiende en Comisión Parlamentaria la implementación de la carrera de Medicina en la Comunidad, con un coste de 14,7 millones

El rector de la Universitat de les Illes Balears, Llorenç Huguet, defendió el pasado jueves, 7 de abril, en Comisión Parlamentaria la implantación de los estudios de Medicina en la Comunidad. Lo hacía acompañado de gran parte de su equipo. Se trataba de la segunda vez que Huguet participaba en una Comisión y así lo recordó él mismo al inicio de su intervención. La primera fue, precisamente, para defender las creación de las sedes universitarias de Ibiza, Formentera y Menorca, que recientemente han cumplido la mayoría de edad.

El rector comenzó su intervención afirmando que no pretendía “hacer un debate político” y destacó que la nueva Facultad de Medicina de las Illes Balears supondrá una “mejora de la calidad asistencial, un impulso a la investigación y un aumento de la equidad y la igualdad de oportunidades” y que “puede contribuir hacia el cambio de modelo económico basado en el conocimiento y ser un tractor de investigación y por lo tanto también un tractor de innovación”.

Huguet mostró su desacuerdo ante el agravio comparativo que sufre Baleares ante otras comunidades similares demográficamente a nuestra Comunidad Autónoma, como Murcia, Aragón o Canarias, y denunció que tengan hasta dos facultades de Medicina. Asimismo, el rector subrayó que con la creación de esta facultad, “la gran beneficiaria será toda la ciudadanía de las Islas Baleares” y que “más que nunca necesitamos estos estudios de medicina en nuestra comunidad”. “Es una necesidad “demasiadas veces frustrada y, además, que esta puede ser una última oportunidad en algunas décadas”, apuntó el menorquín.

Respecto a la previsión de plazas que se pondrán a disposición de los estudiantes, Huguet explicó que serán un total de sesenta, una cifra, según el rector, realista: “Una dimensión que es más alcanzable debido a las infraestructuras que hay en Son Espases”, concretó. Durante su turno, el Huguet también quiso dejar claro a los que lo ponen en duda, que la calidad de los estudios está garantizada, dado que “los profesionales de la universidad y del sector sanitario están altamente cualificados, acreditados por ANECA y son capaces de garantizar una docencia de alta calidad”.

Según los datos facilitados durante la Comisión, el coste de implantación en los seis años, de primero a sexto, sería de 14,7 millones de euros, si bien se contemplan 2 millones destinados a financiar el equipamiento necesario, que “se podrían conseguir con Fondos FEDER”.

Igualmente, y respecto a la opción de otorgar becas como alternativa a la creación de la Facultad, Huguet insistió en que “becar no es una alternativa”. El rector reiteró que no es justo becar a unos estudiantes y a otros no, y defendió en todo momento la gestión de los recursos de la Universitat de las Illes: “Hemos demostrado que con los recursos que tenemos somos capaces de mantener un nivel de calidad docente y de investigación que nos coloca en los mejores lugares a nivel de España”.

Vidal (PP): “Tienen nuestro apoyo”

En el turno de preguntas de los diferentes grupos parlamentarios, el presidente del Partido Popular de Baleares, Miquel Vidal, volvió a reiterar que su grupo “está de acuerdo en cuanto a la Facultad de Medicina. Creemos que un pueblo, cuanto más conocimientos tiene, más pueblo es, y hoy en día creemos que la educación es el pilar fundamental de todas las personas. Tienen nuestro apoyo”. Asimismo, y respecto a la opción de otorgar becas, el popular espetó que “estamos de acuerdo en que becar es una utopía”. Vidal apoyó esta afirmación argumentando que “sería totalmente injusto becar a los estudiantes de medicina y no becar a los que salen de la isla para otra cosa. Es un absurdo ya poner esto sobre la mesa”, concluyó.

Camargo (Podem): “No es el momento”

Por parte de Podem Illes Balears, Laura Camargo afirmó que “Podemos tenemos muy claro nuestro compromiso con la ciencia, con la financiación de nuestra universidad, con la sociedad del conocimiento y con el cambio de modelo productivo”, pero que “consideramos que en esta situación económica, con todas las carencias que tenemos, ahora pensamos que no es el momento para abrir esta facultad de medicina”. Camargo subrayó que su grupo considera más prioritario consolidar los estudios de la UIB, solucionar la situación “precaria” del profesorado y mejorar las infraestructuras de la Universidad. Además, lamentó que no se haya presentado un estudio de viabilidad económica del proyecto de la Facultad de Medicina: “queríamos ver los números claramente desglosados, esto no ha sido posible”.

Capellà (Més): “La facultad es necesaria”

Desde el Grupo Parlamentario Més per Mallorca, la diputada Margalida Capellà quiso subrayar que “la facultad pública de medicina es un proyecto estratégico y que además responde a una triple inversión en educación, en investigación y en salud”. Capellà, que además es profesora de la UIB, recordó que desde el primer momento, el grupo Més se posicionó a favor de abrir esta nueva facultad: “le apoyamos, no de ahora, sino que siempre le hemos apoyado” y sostuvo que “una facultad pública de medicina es justificada, necesaria, sostenible”. Capellà apeló, además, a la “responsabilidad” para que “no ocurra como en Navarra donde hay una facultad privada y allí ahora mismo desde el partido de izquierda como por ejemplo Podemos se reclama una facultad pública; yo no quiero que dentro de diez años nos encontramos con esta situación”.

Font (Pi): “Les deseo mucha suerte”

Por otro lado, el diputado del Pi Proposta per les Illes, y fundador Jaume Font -que se incorporó con retraso a la Comisión- comenzó su intervención deseando “mucha suerte tanto al rector como a su equipo, y especialmente a la Sra. Gili, en este comienzo de esta gran paso que da Baleares”. Font aseguró que frente a las cuestiones económicas “la voluntad política lo es todo”, afirmando que “es ridículo defender que no se puedan gastar 209 en una facultad de medicina o 6 o 7 cuando esté totalmente puesta”. El dirigente poblense opinó, para concluir, que “el Parlamento les ha dado el apoyo en gran mayoría y nos debemos implicar en cuerpo y alma”. En último término apeló a la transparencia en la justificación de los presupuestos: “Y no pierdan demasiado tiempo para justificar el dinero”.

Ballester (C’s): “Hay muchísimas dudas ”

La representante Ciudadanos, Olga Ballester, coincidió con Podem en mostrar su desacuerdo ante la falta de la presentación de un proyecto de viabilidad económica de la nueva facultad: “sinceramente ha habido y hay muchísimas dudas y además muchísimas noticias contradictorias según lo que dice usted, la Sra. Gómez o diferentes personas del partido y del Gobierno”. La diputada del partido “naranja” del Parlament y activista del sector educativo, habló sobre la necesidad de dotar a los estudiantes de unas buenas infraestructuras para ofrecer unos estudios de calidad y puso en duda que con las infraestructuras existentes, ese objetivo se pueda alcanzar, afirmando que: “No nos cuadra que con siete clases y un aula magna se puedan realizar los seis cursos de medicina en Son Espases”.

Thomàs (PSIB): “Es una inversión”

En último término, Vicenç Thomàs, del PSIB, destacó que la creación de al Facultad de Medicina “no es un coste, sino una inversión. ¿Saben ustedes cuántos médicos se jubilarán en los próximos años? Todas aquellas primeras hornadas de médicos residentes que empezaron el año 77, que no se ha jubilado está muy cerca; hay años en que se jubilarán, por ejemplo en Son Espases, entre un 5 y un 10% de los médicos facultativos. Hay una necesidad y una gran demanda de estudios técnicos, y medicina es uno”. Thomàs afirmó que se trata de un coste “absolutamente asumible”, sin que se vean afectadas otras inversiones y recordó que “se han invertido este año 14 millones en reducir listas de espera, se han aportado 71 millones de euros en recursos humanos dentro de la Consejería de Salud”. Sobre los fondos FEDER para financiar el equipamiento, el socialista afirmó que “ya están concedidos, sólo se deben gastar”.

Artículo relacionado con

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar