No hay comentarios

César de Vicente / Director General de Gestión Económica y Farmacia del Govern Balear: “Hay que pasar años en la farmacia para conocer al paciente, y no traspasarla al poco tiempo como se podía hacer hasta ahora”

El conseller Martí Sansaloni, con el director de Farmacia, César Vicente

El conseller Martí Sansaloni, con el director de Farmacia, César Vicente

César de Vicente, director General de Gestión Económica y Farmacia farmacéutico vocacional y gestor en un sector complejo, analizó ante los micrófonos de Salut i Força el momento de la farmacia balear tras la promulgación de la Ley de Ordenación de la Farmacia y de la presentación del Catálogo de Farmacias. Vive momentos delicados tras haber sido el primer imputado en una querella criminal de un farmacéutico contra todo el Govern por no haber promovido concursos para nuevas farmacias. Una querella que ha sorprendido a todos. De Vicente está tranquilo y asegura que las normativas promulgadas acabarán con la especulación.

Joan Calafat

P.- ¿Cuáles son las líneas generales del catálogo de farmacias que acaban de presentar usted y el conseller de Salud?

R.- En primer lugar, que es un catálogo ajustado a la realidad, adaptado la necesidad real que existe de farmacias en Baleares, dimensionado, realista, con las garantías necesarias de viabilidad económica, donde no tiene cabida la especulación y que cumple con la función del servicio a los ciudadanos.

P.- El catálogo recoge la oferta de farmacias existentes y vacantes. ¿Cuál es la situación del sector en Baleares, faltan farmacias, sobran…?

R.- El catálogo dice que faltan farmacias, pero tenemos que tener claro es que somos de las pocas comunidades que en todos los municipios (menos en el de Escorca, que tiene 234 habitantes) tenemos oficina de farmacia. Todos los ciudadanos tienen atención farmacéutica en sus municipios, pero el catálogo dice que aún hacen falta oficinas de farmacia.

P.- ¿En qué zonas de Baleares existe un déficit más preocupante de oficinas de farmacia?

R.- No creo que “preocupante” sea la palabra. Hay oficinas de farmacia por todo el territorio balear. Sí que es cierto que al hacer el catálogo hemos visto que, por ejemplo, en Ibiza hay 19, por lo que se necesita alguna más, aunque en un caso como ese el peso turístico es determinante.

P.- La nueva Ley de Ordenación Farmacéutica está siendo una de las grandes iniciativas de este final de Legislatura, ¿podemos afirmar que se trata de una reivindicación del sector, de los ciudadanos…?

R.- Creo que era una necesidad de ambos sectores, pero también de la Administración porque lo importante de este decreto, de este catálogo, es que la Administración recupera la autorización y la revisión de la planta y catálogo de farmacias. Creo que es desde la Administración desde donde se ha de hacer un estudio exhaustivo de las necesidades de los ciudadanos, y en este caso, junto con el sector farmacéutico y con los ayuntamientos, estudiaremos las necesidades y si se cumplen los requisitos de la ley, seguiremos sacando concursos de nuevas farmacias.

P.- ¿Pero por qué ha sido necesario esperar hasta finales de la Legislatura para promulgar esta Ley de Ordenación Farmacéutica?

R.- Yo llevo dos años y medio en el cargo. Cuando llegué estaba en marcha un contencioso administrativo interpuesto por varios farmacéuticos y por el Colegio Oficial de Baleares contra el anterior concurso de farmacias y sabíamos que ese pleito tenía muchas posibilidades de prosperar a favor de los demandantes. No nos podíamos arriesgar a hacer otro concurso de farmacias son saber qué iba a pasar con este contencioso. Ahora los tribunales le han dado la razón a los farmacéuticos y ahora nosotros, desde el Govern, tenemos que arreglar la situación.

P.- ¿Qué marca la nueva ley respecto a los servicios que han de prestar las oficinas de farmacia a los ciudadanos, teniendo que en cuenta que a lo largo del tiempo estos servicios han evolucionado mucho?

R.- La Ley de Ordenación lo que hace es asegurar que haya atención farmacéutica en todos los municipios, acercándola al ciudadano y no dejando, como antes, algunas zonas rurales desprotegidas. Otros decretos, como el de Secciones, Horarios y Guardias, que estamos revisando, que creo que nos va a dar más calidad a la atención farmacéutica.

P.- Con la nueva ley en la mano ¿qué requisitos se han de cumplir para abrir una nueva farmacia en Baleares?

R.- Lo primero que hay que tener en cuenta es el censo poblacional: tiene que haber un mínimo de 2.800 habitantes; a partir de ahí van sumándose de 2.800 en 2.800 y si en una zona hubiera un resto superior a 2.000 habitantes, cabría aún otra farmacia. En el caso de contar en función de las plazas turísticas, sería una farmacia por cada 3.500, que igualmente se irían sumando, hasta que quedara una fracción que si fuera superior a 2.500 daría cabida a otra farmacia. Se ha eliminado del cómputo poblacional las viviendas vacías, se han bajado la unidad familiar de 4 personas a 2,58 (por las actualizaciones que ha hecho el INE); se cuenta un 40% de las plazas turísticas y un 30% de las segundas residencias.

P.- ¿Es la Ley de Ordenación Farmacéutica de Baleares muy diferente a las de otras CCAA?

R.- El primer elemento diferencial es el peso que se le está dando en esta comunidad autónoma a las plazas turísticas. En ninguna comunidad se le da tanto peso como aquí. Y en segundo lugar a las segundas residencias. Hablamos de más de 400.000 plazas turística, un 40%, que es un dato muy importante para establecer las oficinas de farmacia.

P.- Más diferencias o especificidades…

R.- Los núcleos poblaciones ya no se diferencian por conceptos como ‘rural’, ‘urbano’ o ‘semi urbano’, como en otras CCAA. Y en Baleares se obliga a que haya una oficina de farmacia en cada municipio.

P.- Usted ha sido imputado por una querella presentada por un profesional de farmacia. ¿Por qué esta imputación como director general de Farmacia?

R.- Pues la verdad es que estoy sorprendido, pero las cosas hay que aceptarlas. Como he dicho ya muchas veces durante estos días estoy a disposición del Juzgado número 7, estamos poniendo en sus manos toda la documentación que nos ha requerido. Pero insisto en que nos ha sorprendido la querella criminal. Podríamos haber entendido que se presentara una queja por un retraso en la convocatoria de concursos o en el catálogo, que podría haber ido por un contencioso administrativo. ¿Pero una querella criminal? A mí me ha sorprendido mucho y personalmente me ha dolido mucho. No sé si es que se busca el enriquecimiento a costa de la compra venta de farmacias. O se pretende que saquemos farmacias para poder especular con ellas.

P.- Es extraño que esta querella la haya presentado un profesional, estando el Colegio a favor de las normas que se han promulgado.

R.- Yo soy farmacéutico, me encanta la atención farmacéutica. Trabajar en una oficina de farmacia es lo más enriquecedor para un profesional de farmacia, por estar cerca del ciudadano, apoyarle, ayudarle, ir con él de la mano en la enfermedad… Creo que un farmacéutico tiene que estar muchos años en la farmacia porque tiene que conocer a sus pacientes. Por eso no puede ser que, como antes, cada tres años se pueda vender una farmacia dejando de ese modo desprotegido al ciudadano.

P.- Estamos a punto de terminar la legislatura. ¿En qué han beneficiado las reformas e iniciativas desarrolladas por su departamento al sector de Farmacia?

R.- Creo que hemos tenido mucho diálogo con los farmacéuticos. Sobre todo en aspectos como el uso racional de medicamentos, se han hecho campañas para aumentar la adherencia [cumplimiento de los tratamientos farmacológicos de forma adecuada por parte de los pacientes]. Se ha informatizado el libro de estupefacientes de las farmacias. Se han informado también las alertas sanitarias. Y hemos estado cerca del colegio profesional y de la federación empresarial de farmacéuticos de España, la FEFE, para recoger todas las necesidades del sector.

P.- Uno de los puntos calientes de principios de esta legislatura fue la factura farmacéutica pendiente, con movilizaciones por parte de los responsables de las oficinas de farmacia para que esa deuda atrasada se formalizara lo antes posible. ¿Se ha estabilizado la situación?

R.- A día de hoy la deuda está estabilizada. Hay que recordar que cuando llegó el Govern de José Ramón Bauzá había una deuda acumulada de entre 5 y 6 meses. Gracias a las acciones de este Govern y al Fondo de Liquidez Autonómico del Ministerio de Hacienda se pudieron pagar esos cinco o seis meses. Luego hubo una carencia de un mes o mes y medio. Finalmente, al irnos adhiriendo a los mecanismos de pago a proveedores de los fondos de liquidez autonómico que ha habido estos últimos años hemos podido regularizar los pagos ya mensualmente. Hay que tener en cuenta que el dinero que adelantan las farmacias es muy importante y nosotros hemos de apoyarles para garantizar la viabilidad de sus stocks y el abastecimiento de medicamentos a la población.

P.- ¿Qué novedades se han introducido en materia de introducción de recursos tecnológicos en las farmacias, un ámbito en el que Baleares es una comunidad pionera, gracias, por ejemplo, a la activación de la receta electrónica?

R.- Cuando salimos fuera de Baleares nos damos cuenta de los que nos valoran en esta materia en otras CCAA o incluso en el mismo Ministerio de Sanidad. Tenemos un programa de receta electrónica ya completamente establecido a todos los niveles, tanto en Atención Primaria como en Atención Especializada. Para este año hay la propuesta de que la receta electrónica llegue también a los pacientes externos de los hospitales. Con ello tendremos que toda la medicación prescrita de los usuarios de las Islas Baleares estará recogida en la receta electrónica.

P.- ¿Qué visión tiene del sector farmacéutico de Baleares, está en manos de profesionales cualificados, se aprecian carencias en determinadas prestaciones?

R.- Creo que estamos en manos de unos profesionales muy cualificados y que cada vez se especializan mucho más. El farmacéutico está viendo que la atención farmacéutica requiere mucho más. Por ejemplo, ya vienen cada día a las farmacias pacientes crónicos, que requieren un trato especial. Y son los profesionales los que están dando ya un paso más, con objetivos como hacer el seguimiento a estos crónicos, aumentar las adherencias. E incluso avanzar ya no solo a nivel de prestación farmacéutica, sino de otros servicios que ofrecen las oficinas de farmacia, como nutrición, óptica, ortopedia, dermocosmética… en todos estos ámbitos están creciendo mucho.

P.- Hoy en día, ¿tener una farmacia es un negocio rentable, de qué depende esa rentabilidad? Parece que vender medicinas solamente ya no es muy rentable…

R.- Estoy de acuerdo. Hoy en día la regulación del medicamento, que se lleva a través del Ministerio de Sanidad, ha hecho que en los últimos años hayan bajado bastante los precios de referencia. Un ejemplo: hace 10 años el Omeoprazol valía entre 30 y 35 euros y ahora 2,5. ¿Si la farmacia es rentable? Pues como cualquier negocio, te tienes que volcar. Hay que mantener unos servicios para que los ciudadanos sigan acudiendo. Y habrá unas farmacias más rentables que otras.

P.- ¿Se está dando un fenómeno de especialización por zonas?

R.- La farmacia tiene que evolucionar en función de su población de referencia. Hemos de poner al paciente en el centro del sistema sanitario. También en lo que se refiere a la farmacia.

P.- ¿Cree que en estos momentos confían cada vez más los pacientes en sus farmacéuticos, que se han convertido de alguna manera en una prolongación del médico de cabecera?

R.- Así es y es algo en lo que tenemos que seguir insistiendo. Es importante que cada vez los ciudadanos tengan menos miedo al farmacéutico; miedo en cuanto al tradicional paternalismo del sistema sanitario, de ir al médico aunque fuera a tomarse la tensión. Recordemos que el Síndrome de la Bata Blanca hacía que la tensión saliera más alta. El farmacéutico es más cercano, se le pueden consultar las cosas tal vez sin ese miedo. Hay que aprovechar a los farmacéuticos a los que ya en sus despachos se pueden hacer consultas y recibir atención farmacéutica especializada.

P.- ¿Es partidario usted de aumentar las competencias del farmacéutico, en temas como por ejemplo la prescripción?

R.- Creo que el médico debe hacer la prescripción de los medicamentos que van “con receta”. Luego hay medicamentos para los que no hace falta esa receta ante los cuales el farmacéutico tiene mucho que decir. Los que hemos estudiado farmacia sabemos para qué sirve cada principio activo, pero el diagnóstico y la prescripción es el médico el que debe hacerlo.

P.- En esta legislatura ha habido recortes y una de esas medidas controvertidas ha sido el copago. ¿Cómo se ha vivido en las farmacias?

R.- Tengo que decir que no me parece que el copago sea una mala medida. Lo que tal vez haya que revisar son los tramos de aportación, en qué casos habría que pagar menos, en qué casos habría que pagar un poco más según la renta. Pero hay que tener en cuenta que se han excluido del copago las rentas mínimas y los parados de larga duración. El copago ha sido una medida que no se ha aceptado tan mal por parte de los usuarios y creo que se podría mantener en el tiempo.

P.- ¿Qué nivel de introducción tienen en este momento los medicamentos genéricos en las Islas Baleares, tienen la misma eficacia que los medicamentos de marca?

R.- Sí. El genérico se tiene que seguir utilizando. Nos ha ayudado mucho a controlar el gasto farmacéutico. Actualmente estamos en un 75 a 80% de introducción de prescripción de genéricos. A día de hoy la marca ha igualado los precios de los genéricos y creo que ambos deben convivir.

P.- ¿Cuáles son los últimos datos del gasto farmacéutico en Baleares y qué valoración hace?

R.- En los últimos meses se está dando un pequeño incremento de la factura farmacéutica, que ronda entre el 3 o el 4%. Las medidas adoptadas por decreto en 2012 hicieron que bajara muchísimo la factura farmacéutica han tocado ya techo. A partir de ahora se mantiene el gasto. Este incremento lo genera la entrada de algún medicamento nuevo, de nuevas terapias, etecétera.

Publicaciones recientes

Publicaciones recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.