2 Comentarios

La gastritis

la-gastritis

Han pasado las fiestas y tal vez hemos comido demasiado y poco saludable. Sea por esa o por otras razones aparece un síntoma que es bien conocido pero muy poco popular: el ‘mal de panxa’. El dolor de tripa puede tener su origen en múltiples problemas.

Uno de ellos, tal vez el más común es lo que se denomina gastritis. Explican los especialistas consiste en la inflamación de la mucosa que recubre el estómago.

Esta irritación de la mucosa puede proceder de un exceso de secreción ácida, originada por haber comido algo fuerte, también por la ingesta de medicamentos anti inflamatorios y también, como sucede con frecuencia, por una infección por el Helicobacter pilory.

Los síntomas de la gastritis suelen aparecer acompañados de una acidez del estómago, con una sensación de quemazón a ese nivel y que sube por el tórax. Se produce una perdida de apetito, aparecen las nauseas, y en ocasiones, vómitos. En otras, se asocia a la presencia de gases intestinales con eructos, distensión abdominal y mal sabor de boca.

Una vez acuda al médico y le diagnostique una gastritis es probable que le recete medicamentos antiácidos (Almax, Urbal), o reguladores de la acidez gástrica, o medicamentos cuyo efecto disminuya la secreción gástrica. Y sobre todo le recomendará una dieta blanda que será la clave para superar este episodio de dolor de tripa.

Otra sintomatología que se puede incluir entre lo que comúnmente se conoce como dolor de tripa es la acidez de estomago, esa sensación de quemazón que a veces es dolorosa.

Puede comenzar a sentirse este tipo de sintomatología a la altura del esternón, o más arriba, en la garganta, o más abajo en el estómago propiamente dicho.

La causa de esta acidez es el desplazamiento de las secreciones ácidas del estómago hacia otras zonas del sistema digestivo, como por ejemplo el esófago, que no están preparadas para asumir los niveles de acidez, que generan estas secreciones, por lo que el paciente presenta esa sensación de quemazón ó irritación tan característica.

Las causas más frecuentes de la acidez de estomago van desde el llamado reflujo gastroesofágico, espasmos, hernias de hiato, acciones de medicamentos que generan acidez. Por ello, en esas circunstancias es altamente aconsejable evitar los medicamentos que puedan estar causando la acidez, siempre y cuando no sean imprescindibles.

Ha de ser el médico quien en todo caso conozca el problema y decida si se ha de producir un cambio de medicación.

Junto a esa posible alternativa terapéutica, también ha de instaurarse una dieta que elimine los alimentos que estimulen la secreción de ácidos del estómago. Es el caso del café, el alcohol, el tabaco, las comidas copiosas y los cítricos. Y varios trucos de experto.

Señalan los médicos que para evitar el reflujo es bueno no acostarse o tumbarse con alimentos en el estómago; es mejor no comer cuando solo faltan 2 ó 3 horas para acostarse. Y también es buena idea no apretarse las prendas de vestir. La cabecera de la cama se debe levantar unos 10 a 12 cm. para evitar posturas inadecuadas.

En algunas ocasiones la acidez puede venir acompañada de síntomas que hagan aconsejable visitar al médico. Es el caso de que aparezcan vómitos y sobre todo si son de color sangre o negro como posos de café.

También, si hay heces o diarrea de color negro. En esto caso puede ser grave y hay que ir al médico rápido para evitar males mayores.

Otros síntomas que acompañan a la acidez y deben ser causa de alarma es que este problema sea frecuente o de aparición prolongada o si se asocia a una pérdida de peso. Si por otra parte, la acidez se asocia a dificultad para tragar también es altamente aconsejable ir al médico. Éste realizará una historia clínica y realizará las pruebas que crea necesarias.

Y por fin, no se puede dejar de mencionar otra de las posibles causas del dolor de tripa, del ‘mal de panxa’: las úlceras.

Se trata de erosiones en el revestimiento del estómago o el duodeno. En el estómago se denominara úlcera gástrica y en el duodeno duodenal. Ambas se conocen con el nombre de úlceras pépticas, explican los especialistas.

La mayoría de las úlceras son erosiones en la primera capa del revestimiento interior. Si el orificio atraviesa ese revestimiento por completo, se denomina perforación del revestimiento intestinal. Este problema es grave, puede ser generar un shock y se trata de una emergencia médica, de modo que hay que correr al hospital si se sospecha.

Estómago e intestino delgado suelen mecanismos de protección que previenen los daños que puedan originar los ácidos irritantes producidos en el estómago. Pero por muchas razones, estos mecanismos se pueden deteriorar, llevando a la destrucción de este revestimiento y ocasionado una inflamación (gastritis) o una úlcera.

Publicaciones recientes
local_offerEtiquetas: ,

Publicaciones recientes

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Sufro de dolores de estomago y cabeza. Náuseas y vómitos. Por tener trombofilia y tomar Anticoagulante no me quieren hacer una endoscopia. Así que no sé si tengo el helicobacter. Existe otra forma de saber si hay gastritis y cómo tratar?

    Responder
  • Hola, sucede que estoy diagnosticado de una hernia de hiato y aveces padezco de gastritis o acidez en el estómago. Mimedico dice que no es necesaria la crugia, sin embargo estoy valorando opciones. Excelente post. Pablo

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.