La OMS reconoce el potencial de la salud digital para revolucionar el acceso a mayores estándares de calidad

JUAN RIERA ROCA / Con el objetivo de acelerar la innovación en el sector y debido a la creciente necesidad de una gestión eficiente de la cronicidad, Boehringer Ingelheim y la escuela de negocios IESE han puesto en marcha el programa de actividades del Fondo de Investigación en Cronicidad. En el marco de esta iniciativa, ha tenido lugar esta semana la tercera Jornada “Changing Health: Liderando la sanidad del futuro”.

Los expertos coinciden en que la innovación es un aspecto fundamental para dar respuesta a problemas complejos de la sanidad actual. Todos han destacado también la importancia, no solo de aprovechar la proliferación de grandes novedades tecnológicas -Big Data, Inteligencia Artificial, Realidad Virtual, robótica, etc.-, sino también la de entender la innovación como un elemento que afecta a todas las áreas de las organizaciones, incluidas las personas.

Bajo la coordinación del profesor de IESE Antoni Garcia Prat, desde el Fondo de Investigación en Cronicidad se han empezado a impulsar estudios sobre cronicidad, jornadas académicas para profesionales sanitarios o mesas redondas sobre aspectos económicos en la atención sanitaria. De acuerdo con el Prof. Garcia Prat, “ambas instituciones contribuirán, con propuestas prácticas, al debate de cómo mejorar la atención sanitaria del paciente crónico”.

Y ello, “con especial énfasis en aspectos de humanización, adherencia y diseminación de la innovación”. Joan Heras, director de Acceso al Mercado de Boehringer Ingelheim añade que “nos resulta necesario un conocimiento profundo del sistema sanitario, sus desafíos y de los elementos clave que conducen a su transformación. Así logramos trasladar, en forma de valor, nuestra contribución al sistema y al paciente, que va más allá del medicamento.”

En el marco de la jornada que se ha celebrado recientemente y que ha contado con cerca de 150 directivos, Ana Ripoll, ex rectora de la Universidad Autónoma de Barcelona y presidenta de Bioinformatics Barcelona, ha señalado en su ponencia que “hablar de innovación es hablar de generación de valor y de implementar nuevos productos o servicios, realizar cambios organizativos o poner en marcha nuevos procesos”.

En este contexto, “hay que concebir la innovación como nuevas formas de resolver problemas o de satisfacer necesidades insatisfechas a partir de la aplicación del conocimiento” y “es necesaria una transformación colaborativa para poder aprovechar los beneficios del Big Data e Inteligencia Artificial, por ejemplo, en el ámbito de la salud”. Para todo ello, «la formación adecuada de los actuales profesionales será un elemento imprescindible».

Núria Mas, Prof. del departamento de Economía del IESE, ha señalado la relevancia de determinar una estrategia para incluir la innovación en la salud: “Tenemos gran cantidad de datos y conocimiento, y necesitamos poder optimizarlos y utilizarlos. Por eso, es importante establecer la triple meta de cómo podemos mejorar la salud de la población, cómo mejorar los cuidados del paciente y cómo optimizar y racionalizar el uso del gasto”.

Respecto a la innovación en materia del uso de nuevas tecnologías y de la transformación digital, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce el potencial de la salud digital para revolucionar el acceso de las personas en todo el mundo a mayores estándares de salud y servicios para promocionar y proteger su salud y bienestar.

Además de la implementación de avances tecnológicos, nuevos procesos y cambios organizativos, se incorporan al ecosistema sanitario los “nuevos entrantes”: startups con productos y servicios disruptivos, junto con modelos de negocio novedosos que aportan nuevas perspectivas a la industria sanitaria.

De este modo, de acuerdo con Antonio Dávila, profesor del departamento de Iniciativa Emprendedora del IESE, de la Graduate School of Business y de la Stanford University, “la introducción de tecnologías y metodologías innovadoras, además de optimizar procesos ya consolidados, genera nuevas oportunidades como función social para las personas. Así, generan mayor eficacia o eficiencia, junto con utilidad y efectividad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar