Las enfermeras del Hospital de Manacor llevarán un chaleco identificativo cuando estén preparando medicación para evitar interrupciones y errores

JUAN RIERA ROCA / Las enfermeras del Hospital de Manacor llevarán un chaleco identificativo cuando estén preparando medicación para evitar interrupciones y errores. El Hospital pone en marcha esta actuación en el marco de la estrategia de seguridad del paciente para incrementar la seguridad, mejorar los entornos de trabajo y disminuir los errores de medicación evitables.

A partir de ahora, el personal de enfermería podrá hacer uso de un chaleco identificativo cuando prepare medicación. Esto permitirá que el resto del personal, los pacientes y los familiares los identifiquen. De este modo se espera que se les preste una consideración especial y se pretende reducir el número de interrupciones. Con esta medida se incrementa la seguridad de las personas ingresadas en el hospital.

La evidencia científica indica que durante mientras se prepara y se administra la medicación, las interrupciones son la causa principal de error. En el ámbito internacional, entre el 10 y el 20% de los acontecimientos adversos que ocurren dentro de un hospital son errores de medicación. Datos como estos han llevado a los profesionales de enfermería a diseñar estrategias.

En el caso de España, según el Estudio nacional sobre los efectos adversos ligados a la hospitalización (ENEAS), el 4% de las personas ingresadas a los hospitales experimentan acontecimientos adversos por medicamentos (AAM); de ellos, un 34,8% son evitables. Los AAM son una causa de morbilidad, mortalidad, prolongación de estancias hospitalarias, reingresos e incremento del gasto sanitario.

Atendiendo la magnitud de esta circunstancia, disminuir los AAM es una prioridad tanto para el hospital como para los profesionales y las profesionales. El personal de enfermería tiene un papel especialmente relevante, dado que llega a invertir hasta un 40% de la jornada laboral en preparar y administrar medicación.

Los expertos en gestión de riesgos apuntan que para hacer reducir la incidencia de AAM es imprescindible mejorar los entornos de trabajo; y una de las causas que influyen más en los AAM son las distracciones e interrupciones constantes a los que se somete el personal de enfermería: reclamos de los pacientes, familiares y otros profesionales, llamadas telefónicas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar