La OMS verifica que España continúa un año más en estado de eliminación de sarampión y rubeola

JUAN RIERA ROCA / España ha conseguido un año más verificar el estado de eliminación de sarampión y rubeola, es decir, somos un país libre de transmisión endémica de estos virus. Así lo refrenda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La confirmación ha llegado en una carta enviada al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social por la Comisión de Verificación para la eliminación de sarampión y rubeola en Europa, el ente que evalúa anualmente la situación de cada país.

El estado de eliminación de rubeola en España se consiguió por primera vez en 2015 y del sarampión en 2016. Los 233 casos de sarampión confirmados en nuestro país entre el 1 de enero y el 21 de julio de 2019 son casos importados o secundarios a éstos.

Ante estos casos la transmisión se ha interrumpido con facilidad. En relación con la rubeola no se ha detectado ningún caso. «Se trata de un éxito del Sistema Nacional de Salud», se ha felicitado la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo.

La ministra ha destacado las altas coberturas de vacunación alcanzadas «a lo que contribuye la existencia de un Calendario Común de Vacunación a lo largo de toda la vida y la confianza de la población española respecto a los beneficios de las vacunas».

Asimismo han contribuido a este logro la fortaleza del Sistema de Vigilancia Epidemiológica en la detección temprana de casos y la rápida respuesta; la coordinación y alta implicación de los profesionales sanitarios en todos los niveles del sistema.

Ello asegura «las medidas de actuación más eficaces para reducir la transmisión endémica y evitar su reemergencia». Del mismo modo ―ha recordado la ministra― también ha sido determinante la existencia de un Plan de Eliminación del sarampión y la rubeola.

El sarampión y la rubeola son enfermedades de la infancia, altamente contagiosas, y causantes de mortalidad e importantes complicaciones, especialmente en adultos jóvenes. La rubeola es particularmente grave en embarazadas al llevar a malformaciones congénitas.

Para verificar el estado de eliminación de sarampión y rubeola, la OMS establece como requisitos que el país disponga de un sistema de vigilancia de alta calidad y que haya demostrado durante 3 años consecutivos (36 meses) que no ha habido transmisión endémica.

Se considera que no hay transmisión endémica cuando la transmisión del virus persiste menos de 12 meses, o lo que es lo mismo, cuando la transmisión del virus se interrumpe antes de un año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar