La Dirección General de Consumo recomienda una actitud responsable a la hora de aprovechar las rebajas

JUAN RIERA ROCA / La Dirección General de Consumo de la Conselleria de Salud recomienda una actitud responsable a la hora de aprovechar las ofertas del tradicional periodo de rebajas y aconseja evitar el consumismo y comprar solo aquello que realmente se necesita, para lo cual conviene planificar las compras y hacer una lista antes de ir de rebajas. Igualmente, se recomienda ser críticos con la publicidad y no dejarse llevar por los mensajes engañosos.

Consumo recomienda a los consumidores solicitar información al comercio sobre si se aceptan cambios o devoluciones, dado que el vendedor no tiene ninguna obligación de cambiar el producto si está en perfecto estado, salvo que así lo anuncie. También es importante conservar los comprobantes de pago, las etiquetas y las garantías, para poderlos utilizar en caso de que se tenga que presentar una reclamación.

Consumo también recuerda que son vigentes los mismos derechos que cuando se realiza la compra de forma tradicional y aconseja comprar en sitios virtuales seguros. En cuanto a las obligaciones de los comercios, la Dirección General recuerda que Los vendedores no pueden adquirir los productos especialmente para la venta en rebajas; deben ser artículos que hayan estado a la venta antes a un precio superior.

Los comerciantes deben indicar claramente el precio de venta anterior y el rebajado, o tiene que figurar el precio normal de venta y el porcentaje de la rebaja que se aplicará en el momento de la compra. Los precios de venta deben figurar tanto en los escaparates como en el interior del comercio.

El anuncio de ventas en rebajas, en general, tiene que afectar como mínimo a la mitad de los productos ofrecidos en el establecimiento, sin perjuicio de que se pueda anunciar la de cada artículo en concreto, que se debe identificar y diferenciar debidamente del resto.

Los productos rebajados deben estar diferenciados de otros tipos de ventas a precios inferiores de los habituales, como los artículos en liquidación, los saldos o las ofertas especiales. En ningún caso los productos que se venden en rebajas pueden ser saldos, es decir, artículos que presentan alguna tara o defecto en la fabricación.

El comerciante debe aceptar los medios de pago habituales -entre ellos las tarjetas de crédito- y no puede cargar un porcentaje superior por el uso de tarjetas de crédito ni rechazar la compra por este sistema si habitualmente se utiliza en su comercio. Los comercios deben indicar que hay hojas de reclamaciones.

Se puede encontrar más información en portalconsum.caib.es y las personas que necesiten asesoramiento individualizado pueden pedir cita previa en el siguiente número de teléfono gratuito de atención al consumidor: 900 16 60 00.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar