«Yes with cáncer» regala a Son Espases seis ‘kiciclos’, triciclos infantiles para que los niños en tratamiento oncológico puedan pasear durante la quimioterapia

JUAN RIERA ROCA / La ONG «Yes with cáncer» ha regalado al Hospital Universitario de Son Espases seis ‘kiciclos’, triciclos infantiles especialmente construidos a mano para que los niños en tratamiento oncológico puedan pasear en ellos mientras reciben quimioterapia a través de una bolsa de suero colocada en lo alto de un mástil.

Gabriel Rojo, de «Yes with cáncer», informa que el coste de esta iniciativa ―teniendo en cuenta que los ‘kiciclos’ son construidos a mano y con materiales específicos para su función― ha sido de 7.000 euros. Para ello, esta ONG que potencia el deporte entre los enfermos de cáncer, ha logrado el patrocinio de 4 empresas.

Los donantes han sido THB Hotel, Gruopotel, Textil Insular y CD Ferriolense, que con su aportación económica han hecho posible que los niños con cáncer de Son Espases puedan tener esta distracción que alivia en gran manera el procedimiento médico al que se ven sometidos por su estado de salud.

«Los niños aprovechan que los pasillos de Son Espases son tan largos para correr mientras reciben la quimioterapia… Se lo pasan pipa: parece que quien diseñó estos pasillos estaba pensando en ellos», comenta Gabriel Rojo, quien destaca el éxito de esta iniciativa en otros hospitales.

Los seis ‘kiciclos’ son tres para niños pequeños y los otros tres para niños algo mayores. Se trata de aparatos homologados que cuentan con todos los requerimientos de calidad y seguridad para prestar un servicio médico de este tipo y contribuir a la humanización del paso de los niños enfermos de cáncer por las terapias oncológicas hospitalarias.

En esta iniciativa ha participado también la ONG Juegaterapias, que promueve el juego en los niños hospitalizados, como medio de mejorar su salud física y su estado emocional. «Yes with cáncer» ha desarrollado otras acciones en el mismo campo, como la donación de gafas de realidad virtual para niños oncológicos.

«Con estas gafas, una iniciativa que fue premiada en un Congreso Nacional de Oncología, el niño ve una película mientras le colocan la vía y recibe luego la quimioterapia, de modo que al no ‘ver’ el paciente lo que le están haciendo, se reducen las angustias, los problemas, los movimientos del brazo para evitar que le pinchen…»

Así explica Gabriel Rojo los beneficios de estas gafas. Otra iniciativa de esta ONG fue la sustitución, hace dos años, de las tradicionales bolsas donde se encuentra el fármaco quimioterápico por unas enfundadas con imágenes de superhéroes, de modo «que los niños se creen que las bolsas contienen en realidad una poción mágica».

También se ha ayudado a los niños que están pasando este trance financiando el espectáculo de la artista Maria Bimbolles, que con sus muñecos acude a la habitación del enfermo y le explica, de un modo que pueda comprender y asumir, lo que le van a hacer cuando tenga que ser sometido a un TAC, a una punción, etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar