El BOIB recoge ya el borrador del Plan Director de Prevención y Gestión de Residuos Peligrosos de las Islas Baleares y se abre el periodo de alegaciones

JUAN RIERA ROCA / El Plan Director de Prevención y Gestión de Residuos Peligrosos de las Islas Baleares ha aparecido ya en el BOIB a nivel de borrador. Es la primera vez que se elabora un instrumento de planificación de este tipo para definir el modelo de prevención y gestión de residuos peligrosos.

La aparición en el BOIB abre el plazo para que los interesados disponen de cuarenta y cinco días hábiles desde el día siguiente de su publicación para presentar alegaciones. Entre los principales objetivos estratégicos que se marca el Plan destaca lograr una reducción del 10% en peso de esos residuos.

Este objetivo se quiere lograr en 2020 y respecto a los residuos peligrosos generados en el 2010 en las Islas Baleares. Para ello se apuesta por recoger selectivamente y gestionar correctamente el 100% de los residuos peligrosos generados en las Islas Baleares antes del 2.024.

Otro de los objetivos es ampliar el servicio de los centros de recogida municipales. Para conseguir estos y el resto de objetivos se trazan varias líneas estratégicas en los ámbitos del desarrollo normativo; la prevención; el seguimiento y control; la formación y educación ambiental, etc.

Uno de los aspectos que aborda este Plan es la presencia de amianto en los edificios de Baleares. En este sentido, se analiza en la nueva normativa que no exista actualmente ninguna legislación o planificación autonómica, nacional ni internacional, que obligue a la retirada de este material.

Por ello el Plan pone como límite el año 2024 para retirar el amianto friable de todos los edificios e instalaciones de titularidad pública, dando prioridad a los centros educativos y de salud. Esta tarea la ejecutará la conselleria competente en medio ambiente, según señala el reglamento.

Los residuos peligrosos de construcción que contengan amianto se podrán eliminar en los vertederos para residuos no peligrosos previstos en los planes directores sectoriales aprobados por los consejos insulares, si cuentan con la autorización previa de la Conselleria de medio Ambiente.

Sin embargo, el Plan señala la necesidad de disponer de un vertedero específico para la eliminación de residuos de construcción y demolición que contienen amianto. El Plan incluye una cuarentena de medidas que implican casi todas las administraciones.

Así, por ejemplo, se prevé elaborar, junto con la Conselleria de Salud, un nuevo decreto de regulación de la gestión de los residuos sanitarios, actualmente en tramitación. Los puntos limpios municipales, entre otras cosas, deberán prever la recogida de materiales diversos.

Es el caso de pinturas, disolventes, barnices, plaguicidas o ácidos y los recipientes que los hayan contenido. El Plan hace una apuesta decidida por un refuerzo en las actividades de inspección, control y vigilancia y en la formación ambiental, en el ámbito educativo, entre otros.

Los residuos peligrosos más habituales son:

o Pilas, acumuladores o baterías.
o Fluorescentes y bombillas de bajo consumo.
o Medicamentos.
o Filtros de aire acondicionado.
o Parches impregnados con productos tóxicos.
o Tóners y cartuchos de impresión.
o Limpiadores, productos fitosanitarios, pinturas, disolventes, barnices y sus envases, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar