“El tabaco es el responsable de la EPOC y para que no avance esta enfermedad hay que dejarlo”

Ernest Sala, jefe de Neumología del Hospital Universiario Son Espases

El jefe de Neumología del Hospital Universiario Son Espases, el doctor Ernest Sala, participa en la campaña “Que la EPOC no te haga sentir como un pez fuera del agua”

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una enfermedad prevenible y tratable. El principal factor de riesgo es el tabaco. En línea con su compromiso con la innovación responsable, la compañía GSK ha lanzado la campaña “Que la EPOC no te haga sentir como un pez fuera del agua”, dirigida a todos los pacientes con EPOC, así como a sus familiares. Se impartirán sesiones formativas por parte de neumólogos en 67 ciudades españolas. Para llevar a cabo esta iniciativa, GSK cuenta con la colaboración de neumólogos y su punto de vista sobre la enfermedad. Además, los pacientes forman parte de la discusión y participar en el diálogo junto con otros pacientes con EPOC. El pasado 27 de noviembre el doctor Ernest Sala, jefe de Neumología del Hospital Universitari de Son Espases, llevó a cabo una sesión formativa en el Colegio de Médicos de Baleares.

P.- ¿Qué es la EPOC?

R.- Es una enfermedad pulmonar inflamatoria progresiva, provocada principalmente por el hábito de fumar y que se caracteriza por una estrechez progresiva de los bronquios, y destrucción del tejido pulmonar, con pérdida de capacidad pulmonar progresiva.

P.- ¿Qué síntomas aparecen antes de que el enfermo sea diagnosticado?

R.- Principalmente la dificultad respiratoria. También puede provocar tos, y expectoración; lo que se conoce como expulsar flemas. Pero el síntoma principal y que más condiciona al enfermo como he dicho, es la dificultad respiratoria.

P.- ¿Qué consejos daría para convivir lo mejor posible con la enfermedad EPOC?

R.- En primer lugar, dejar de fumar. Es el principal factor de riesgo responsable de la EPOC. El tabaco es el responsable del EPOC y para que no avance esta enfermedad hay que dejarlo. También, seguir los consejos de sus médicos y enfermeras de referencia y, además, llevar a cabo prácticas saludables: caminar diariamente, vacunarse, tomar los inhaladores de forma adecuada y prevista, con supervisión médica y enfermera, una dieta equilibrada para que no ganen peso…

P.- ¿Qué tratamiento recomienda para convivir con la enfermedad?

R.- Es una enfermedad crónica progresiva, la padecerá toda la vida y no se cura en ningún caso. El diagnóstico se hace mediante espirometría, para comprobar que hay una obstrucción de los bronquios. Se trata con el abandono del tabaco, medidas saludables y tratamiento farmacológico con broncodilatadores y/o antiinflamatorios.

P.- Usted ha participado mediante una charla en la campaña bajo el lema “Que la EPOC no te haga sentir como un pez fuera del agua”. ¿Qué balance hace?

R.- Iba dirigida a personas con EPOC y a sus cuidadores. El objetivo es que la gente conozca mejor la enfermedad y que participe en un foro como este para discutir sobre sus necesidades, dar su punto de vista sobre su día a día, etc. La gente ha estado muy receptiva y hasta nos hemos quedado media hora más una vez finalizada hablando de cómo hacer una prevención primaria para que los jóvenes no empiecen a fumar. El tabaquismo pasivo ha bajado pero no el activo, hay un porcentaje alto de jóvenes que fuma y cada vez empiezan antes y eso preocupa porque en el futuro quizás tendrán EPOC.

P.- ¿Lo peor está por llegar? La EPOC ya es la 4ª causa de muerte en el mundo.

R.- Y ya va camino de ser la tercera. A diferencia de otras enfermedades como el cáncer, la EPOC, de momento, no tiene techo en cuanto a prevalencia y mortalidad. Va en aumento.

P.- ¿Tiene componente genético?

R.- Sabemos que el 25% de los fumadores desarrollará EPOC. Eso quiere decir que sí hay componente genético pero no sabemos en qué gen está el problema que nos identificará el riesgo genético de sufrirla. Hay un vínculo familiar.

P.– ¿Cómo afecta esta enfermedad en el día a día?

R.- Es una enfermedad progresiva que puede acabar siendo grave e invalidante. No permite hacer las actividades de la vida diaria con normalidad, reduce las relaciones sociales, la capacidad para salir a la compra, ir al cine o pasear. A medida que progresa, la EPOC se convierte en invalidante.

P.- ¿Ha tenido pacientes que se negaron a dejar de fumar pese a padecer EPOC?

R.- Sí. Hay enfermos que les diagnosticamos fumando y son incapaces de dejarlo pese a que les damos fórmulas para ello. El tabaco acelera la reducción de la capacidad pulmonar y el deterioro físico y de la enfermedad. Los que continúan fumando llegan antes a situaciones invalidantes o incluso a la muerte.

P.- ¿Qué consejos daría a la población en general?

R.- A la persona que fuma por primera vez le diría que el tabaco es la causa de muerte prevenible más frecuente en el mundo. Produce cáncer, EPOC, infarto de miocardio o cerebral y también te invalida. A aquel que fuma y tiene síntomas de EPOC, que acudan a su centro de salud y a sus especialistas para que les puedan diagnosticar con el fin de ayudarles precozmente y evitar que progrese. El desconocimiento de padecer la enfermedad favorece que lleguemos demasiado tarde al diagnóstico.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar