Documento de consenso ante las resistencias bacterianas, que en España causan más muertes que los accidentes de tráfico

JUAN RIERA ROCA / España está a la cabeza del mundo en consumo de antibióticos en humanos sin razón epidemiológica que lo justifique, y se encuentra entre los primeros países de Europa en infecciones por bacterias resistentes.

Además, en España, mueren ocho veces más personas con infecciones por bacterias multirresistentes que por accidentes de tráfico. Estos y otros elementos hacían necesario un documento de consenso con acciones y medidas para combatir las resistencia.

El I Foro Multidisciplinar sobre Resistencias Bacterianas ha cerrado un documento de consenso sobre Acciones y medidas para combatir las resistencias bacterianas en España, lo que se considera que representa ya una de las mayores amenazas para la salud pública

Las Sociedades Científicas que suscriben el presente Documento impulsaron la iniciativa I Foro Multidisciplinar sobre Resistencias Bacterianas, celebrado el 22 de octubre de 2018 en el Congreso de los Diputados, para procurar el debate entre los agentes implicados.

Es el caso de decisores del ámbito político-sanitario, gestores, expertos de otras sociedades científicas y ciudadanos, protagonistas de este problema de salud pública que suponen las resistencias bacterianas y el uso inapropiado de los antibióticos.

Como resultado, las tres Sociedades Científicas hacen público el presente documento de consenso en el que se resumen los principales resultados de este I Foro Multidisciplinar. Estos son los puntos básicos del mencionado documento:

(I) España, siguiendo las indicaciones del Consejo Europeo, puso en marcha en 2014 el Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos (PRAN). A pesar de ello, las infecciones por bacterianas multirresistentes son en la actualidad uno de los mayores problemas sanitarios de nuestro país.

(II) España está a la cabeza del mundo en consumo de antibióticos en humanos sin razón epidemiológica que lo justifique, y se encuentra entre los primeros países de Europa en infecciones por bacterias resistentes a los antimicrobianos, incluidas las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria. Además, el Eurobarómetro revela que los españoles estamos a la cola de Europa en conocimiento sobre la función de los medicamentos antibióticos y cómo se previenen las infecciones.

(III) Adicionalmente, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha publicado recientemente los datos sobre ventas de antibióticos en animales en 30 países europeos correspondiente al 2016, y España se sitúa entre los países más consumidores de antibióticos en animales, junto con Chipre e Italia.

(IV) En España, mueren ocho veces más personas con infecciones por bacterias multirresistentes que por accidentes de tráfico.

(V) Entre las principales razones que favorecen el desarrollo y la diseminación de las bacterias multirresistentes se encuentran:
i. El uso injustificado e inadecuado de antimicrobianos, tanto en humanos como en animales. La deficiente aplicación de medidas higiénicas en hospitales y centros sanitarios.
ii. Déficit estructural de formación, de trabajo en equipo y de recursos materiales y humanos necesarios para compbatir la problemática.
iii. Diseminación global de bacterias multirresistentes a través del turismo, el comercio globalizado de alimentos contaminados –ya que la cadena alimentaria también desempeña un papel relevante en la transmisión y diseminación de las resistencias– y la migración de aves.

(VI) Existe un déficit de formación profesional y de los ciudadanos sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades infecciosas en nuestro país que explica estos resultados y su variabilidad.

(VII) A pesar de estos datos dramáticos, el impacto clínico y económico y de las carencias y déficits existentes, las infecciones por bacterias multirresistentes no ocupan un lugar destacado en la conciencia colectiva, tampoco ocupan espacio en los medios de comunicación generalistas, no preocupan a la sociedad, no figuran como tema prioritario en la agenda política y no cuentan con financiación en los Presupuestos Generales del Estado.

En consecuencia, se hace hincapié en la necesidad del trabajo multidisciplinar y el apoyo de todos los actores involucrados para dar respuesta a esta grave problemática de salud pública. Entre las soluciones destacan:

(I) Hacer frente a este problema transversal que se extiende desde la Atención Primaria hasta los hospitales, atravesando todos sus servicios y unidades, solo es posible con equipos multidisciplinares motivados por objetivos comunes y dotados con los recursos necesarios.

(II) Las soluciones deben desarrollarse a tres niveles que deben estar estrechamente coordinados, cada uno con la implicación de los actores correspondientes:
i. Profesional, con los equipos multidisciplinares de Control de Infección, los programas para el Diagnóstico Microbiológico Precoz y para la Optimización de Antibióticos (PROA), tanto en Atención Primaria, incluídos los Centros Sociosanitarios, como en los Hospitales y junto con la sanidad animal y ambiental.
ii. Ciudadanos, con campañas lideradas por los profesionales sanitarios, las asociaciones de pacientes y los medios públicos de comunicación, dirigidas a mejorar la formación en las medidas para prevenir las infecciones y el uso prudente de los antibióticos.
iii. Y ambos coordinados a nivel nacional y territorial en el marco del PRAN y en línea con el Plan Europeo de Lucha contra las Resistencias de 2017. Es urgente la financiación e implicación de la Administración –a todos los niveles– para poner en práctica de medidas efectivas de prevención de patologías infecciosas.

(III) Impulsar el nivel organizativo y de formación de estos equipos
multidisciplinares liderados por especialistas –en medicina preventiva,
microbiología, farmacia, enfermedades infecciosas y enfermería– tal y como establece la Unión Europea en su plan de lucha contra las resistencias.

(IV) Destinar recursos humanos para que los programas de higiene y control de la infección, de diagnóstico microbiológico precoz y de optimización del uso de los antimicrobianos, formen parte de la tarea diaria de los profesionales de la salud.

(V) Impulsar la investigación clinica y experimental relacionada con estos problemas.

(VI) Es fundamental disponer de sistemas de información transparentes, con los indicadores básicos comunes y en tiempo real, que permitan conocer la situación actualizada, los avances que se produzcan y la comparación para mejorar.

(VII) Es necesaria la financiación para incorporar las nuevas tecnologías para la prevención y control de las infecciones, para el diagnóstico microbiológico precoz, para la preparación y administración más segura y eficaz de los antimicrobianos y para la incorporación de los nuevos antibióticos activos frente a las bacterias.

(VIII) Promover campañas sociales, apoyadas por las asociaciones de pacientes y los medios de comunicación, para la formación y educación de la población general sobre la prevención de infecciones, higiene, vacunación y uso prudente de antibióticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar