La instalación de placas fotovoltaicas en el aparcamiento del Hospital de Inca permitirá generar el 5,2% de la energía que necesita

JUAN RIERA ROCA / La instalación de placas fotovoltaicas en el aparcamiento del Hospital de Inca permitirá generar el 5,2% de la energía que necesita. Durante esta legislatura se ha multiplicado por 10 la potencia de generación instalada en edificios de la comunidad, de 300 kW a 3.000 kW.

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, y la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, acompañados del alcalde de Inca, Virgilio Moreno, han presentado esta mañana el proyecto de instalación de placas fotovoltaicas en el aparcamiento del Hospital de Inca.

Esta iniciativa permitirá incrementar el autoconsumo energético del hospital y generará un ahorro económico de 15.017 euros anuales. El proyecto consiste en la instalación de placas fotovoltaicas en una superficie de 631 metros cuadrados, cubriendo de esta manera 49 plazas de aparcamiento.

El presupuesto de la actuación es de 238.498 euros, que se incluyen dentro del contrato de suministro energético que la administración ha firmado con el proveedor de energía. La instalación que se construirá permitirá generar una potencia pico de 117 kW, un 5,2% de la que necesita el Hospital.

Esta capacidad se suma a la de las placas fotovoltaicas ya instaladas en la cubierta del edificio, que generan una potencia pico de 125 kW, que supone un ahorro del 2,8 por ciento de energía que consume la instalación , y un ahorro económico de 17.766 euros anuales.

Con las dos instalaciones fotovoltaicas, el Hospital de Inca generará el 5,2 por ciento de la energía que necesita, y ahorrará 32.780 euros al año. El aparcamiento del Hospital de Inca es un espacio con gran potencial que permitiría generar hasta el 20% de toda la energía necesaria para el hospital.

Con la instalación de placas en el aparcamiento del Hospital se da cumplimiento a una de las medidas previstas en la futura ley de cambio climático: la obligación de instalar placas en los aparcamientos nuevos de más de 1.000 metros cuadrados y en los existentes de más de 1.500.

Desde 2017, toda la energía que consume la comunidad autónoma (oficinas, hospitales, tren, institutos, depuradoras…, entre otras instalaciones) proviene de fuentes renovables. En esta línea, se planteó un concurso de suministro energético para mejorar la dotación.

Este concurso incluye la obligación de la empresa suministradora de ir incorporando instalaciones fotovoltaicas en los edificios públicos. Ahora se ha vuelto a adjudicar el concurso hasta mediados de 2019, según han informado fuentes del Govern balear.

El trabajo en materia de energías renovables llevado a cabo en esta legislatura ha permitido pasar de 300 kW instalados en edificios de la Comunidad Autónoma en 2014 a los 2.958 kW que habrá en 2019 con las instalaciones ya desarrolladas en 2017, 2018 y las previstas para 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar