Resonancias y TACs para ver el corazón enfermo, lo último en técnicas radiológicas, en el Hospital Universitario de Son Espases

JUAN RIERA ROCA / Durante el 2017, el Servicio de Radiología del Hospital Universitario Son Espases (HUSE), que dirige el doctor Joan Palmer, realizó 747 estudios cardiacos: 704 resonancias magnéticas cardiacas y 73 tomografías computarizadas (TAC) para estudiar la anatomía y la función del corazón y de las arterias de forma exacta.

El Servicio de Radiología ha hecho públicos estos datos recientemente con motivo del Día Internacional de la Radiología, que se conmemora cada 8 de noviembre. Este año, la imagen cardiaca ha sido el tema principal de la conmemoración, con el objetivo de resaltar el papel esencial de los profesionales.

Estos radiólogos son expertos en el uso de las nuevas tecnologías de la imagen en la detección, diagnóstico y manejo de enfermedades cardiacas, aumentando la calidad de la atención a los pacientes. Por este motivo, el Servicio de Radiología desarrolló una jornada específica.

Este encuentro estuvo centrado en aspectos relevantes de la imagen cardiaca y contó con la asistencia de más de un centenar de personas, entre profesionales y estudiantes de técnico en radiodiagnóstico. Se trata de una ciencia en expansión, a la que pronto se sumarán las impresiones en 3D con las que el cirujano podrá ver un modelo sólido del órgano.

Las tomografías computadorizadas (el TAC) multidetectoras se realizan a pacientes con riesgo intermedio o bajo, para realizar estudios de las arterias coronarias, estudios prequirúrgicos o para colocar un implante valvular aórtico (TAVI), según indican los expertos de esta especialidad médica.

La resonancia magnética cardiaca es una prueba radiológica que no irradia y que se utiliza para en niños, principalmente, para patologías cardiacas congénitas, y en adultos para infecciones cardiacas, enfermedades del pericardio, isquemia y para valorar la viabilidad de realizar una cirugía en el miocardio.

La radiología es una de las disciplinas más emocionantes y en constante progreso en el ámbito sanitario, así como un campo de gran actividad en términos de investigación tecnológica y biológica. En este sentido, el Día Internacional de la Radiología es un acontecimiento divulgativo anual de gran impacto.

Investigar anomalías, isquemias, pruebas de esfuerzo… pero desde ‘dentro’ del corazón

J. R. R. / «El TAC de coronarias es el estudio que se indica en pacientes con riesgo bajo o intermedio de enfermedad coronaria, que además presenta dolor torácico que puede ser agudo o angina estable. También se indica en pacientes para valoración de by-pass coronario y para valorar anomalías de las arterias coronarias».

Son palabras de la doctora Luminita Noje, del Servicio de Radiología de Son Espases, que matiza que «estas anomalías son del tipo de orígenes anómalos o un trayecto intramiocárdico. Estas pruebas ―añade― no se indica en pacientes asintomáticos, sin dolor, ni en pacientes con riesgo alto de enfermedad coronaria.»

Según la especialista, tampoco se indica esta prueba en pacientes «que ya tienen una enfermedad coronaria documentada o diagnosticada por otras técnicas de diagnóstico». Sigue explicando que este estudio «se realiza en un TAC de 64 coronas y el paciente tiene que adecuar su respiración.»

«El estudio ―añade la Dra Noje― se realiza con coordinación cardíaca que se consigue colocando los electrodos del electrocardiograma en el paciente, señal que se conecta al equipo del TAC. Para realizar el estudio necesitamos una frecuencia cardíaca baja, por debajo de 65 latidos por minuto.»

Otro especialista del servicio, el doctor Nofre Calvo, explica que «la resonancia magnética cardíaca se utiliza en pacientes con cardiopatía isquémica, miocardiopatías, valvulopatías, cardiopatías inflamatorias, etecétera. El paciente ha de estar una hora en la máquina de RM y se le pide que haga una serie de apneas».

Estas contenciones de la respiración tienen por objeto en unos segundos «sincronizar las imágenes de la resonancia con su respiración y su pálpito del corazón». Señala el Dr. Calvo que «también nos piden realización de estudios de estrés. Se provoca mediante fármacos una isquemia o esfuerzo que dura segundos.»

Con este procedimiento «intentamos diagnosticar la enfermedad isquémica dentro de la máquina de resonancia, reproduciendo un esfuerzo del paciente. Este procedimiento se usa en pacientes que no pueden hacerse una prueba de esfuerzo normal corriendo en una cinta o en una bicicleta estática.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar