El Hospital Son Llàtzer conmemora el Día Mundial del Niño Prematuro, con el objetivo de reconocer, difundir y garantizar los derechos del prematuro y de su familia y colaborar para reducir la prematuridad y sus consecuencias

JUAN RIERA ROCA / El Hospital Son Llàtzer conmemora hoy el Día Mundial del Niño Prematuro, con el objetivo es reconocer, difundir y garantizar los derechos del prematuro y de su familia y colaborar para reducir la prematuridad y sus consecuencias. El Hospital ha organizado diferentes actividades al respecto.

El objetivo es difundir y garantizar los derechos del prematuro y de su familia y colaborar en la reducción de la prematuridad y sus consecuencias. Todos los años, el 17 de noviembre se conmemora el Día Mundial del Niño Prematuro, que recuerda que cada año se registran al menos 15 millones de partos prematuros.

El lema de este año está relacionado con el tercero de los diez derechos del prematuro: «El recién nacido prematuro tiene derecho a recibir atención acorde a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales, pensando en su futuro.»

La jornada tiene el objetivo de informar sobre la importancia del cuidado de los niños nacidos antes de la semana 37 de la gestación. En la prematuridad, que aumenta en todo el mundo, intervienen factores biológicos, ambientales y sociales. Las causas más frecuentes son el embarazo múltiple, infecciones y enfermedades crónicas.

Es el caso de la diabetes y de la hipertensión, aunque a menudo no se identifica la causa. Habitualmente los bebés prematuros deben permanecer en una unidad neonatal hospitalaria durante semanas, o incluso meses. Durante este periodo son fundamentales los cuidados de los profesionales sanitarios y la vinculación de los padres.

«Este año, en el Día Mundial del Niño Prematuro, queremos enfatizar la importancia de otorgar unos cuidados de neuroprotección, que incluyen una serie de medidas, con el propósito de reducir al mínimo el impacto negativo que un inadecuado ambiente puede producir sobre su sistema neurológico», señalan desde Son Llàtzer.

Estas medidas establecen que es importante:

• Mantener un ambiente adecuado a sus necesidades (luz, ruido, temperatura, manipulación, estímulo del tacto y del olfato).

• Establecer un vínculo de cuidado con los padres, donde el contacto piel a piel (CPP) sea una constante que se implemente en forma precoz y durante el mayor tiempo posible.

• Posicionarlo y manipularlo en forma adecuada favoreciendo la postura correcta y valorando la tolerancia, para advertir cuándo la manipulación es excesiva.

• Proteger el sueño como medida fundamental que le permite crecer, organizar la conducta y proteger su desarrollo neurológico.

• Minimizar el estrés y el dolor valorándolo y proporcionando medidas que lo prevengan y traten.

• Proteger la piel para resguardar sus funciones tanto biológicas como de transmisión de estímulos placenteros o dolorosos al cerebro.

• Optimizar la nutrición entendiendo que la lactancia materna debe ser promovida y apoyada como la medida más costo efectiva disponible para el crecimiento, la protección de enfermedades y el neurodesarrollo.

Todos los miembros del equipo de salud de la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario Son Llàtzer trabajan con el propósito de brindar a los recién nacidos pretérmino un cuidado seguro y de calidad que incluya estas medidas. Tal conducta tiene en cuenta que el futuro de estos niños es una prioridad.

Por todo ello, la protección de su desarrollo neurológico resulta imprescindible en estos pacientes especialmente frágiles. Sin embargo, sólo será posible alcanzar estos fines con el cuidado centrado en la familia, la presencia permanente de los padres y su participación en el cuidado, ya que su papel es único e irremplazable.

Entre las iniciativas organizadas para esta conmemoración festiva por el personal de Neonatología, explica la supervisora Helena Torrens, están el registro de las huellas de los bebés (que se regalan a los padres), la elaboración de felicitaciones para las incubadoras y las cunas, tartas de pañales y colgar calcetines de los niños prematuros.

Para el Día Mundial del Niño Prematuro, la Unidad organizó una jornada de puertas abiertas, el viernes 16 de noviembre, invitando a madres que han tenido un hijo prematuro, pero que tienen el alta, a que acudan a la Unidad para que cuenten su experiencia a las que actualmente están ingresadas e intentar que se sientan acompañadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar