Condenada por intrusismo una persona que realizaba funciones de enfermera sin poseer la formación ni estar colegiada en Baleares

JUAN RIERA ROCA / Una persona ha sido condenada por intrusismo por realizar funciones de enfermera sin poseer la formación, ni estar colegiada. El Col•legi Oficial d’Infermeria de les Illes Balears (COIBA) presentó una querella penal, al realizar esta persona funciones propias de esta profesión titulada, sin serlo.

El Juzgado de Instrucción No 2 de Palma de Mallorca ha condenado a ocho meses de multa, con la responsabilidad personal subsidiaria, a una persona que ejercía en una residencia las funciones propias de un titulado en enfermería. El tribunal considera probado el delito de intrusismo de la persona denunciada por el COIBA.

Según la presidenta colegial, Rosa María Hernández, «la condenada había sido nombrada “coordinadora” de una residencia, careciendo de la titulación pertinente y no formando parte por tanto del obligatorio registro profesional en el Colegio Oficial de Enfermería, realizaba todo tipo de actividades que son competencia de las enfermeras».

Entre estas competencias que le eran impropias por no carecer de la titulación y colegiación necesarias y preceptivas se incluía la administración de medicación inyectable, la colocación de sondas o la extracción de sangre para analítica, según han informado las mismas fuentes colegiales.

El tribunal ha establecido en ocho meses la multa para la condenada, tras la conformidad por su parte. El COIBA ―que preside Rosa María Herández― cumple así con su responsabilidad de defensa de los intereses no solo de la profesión y del colectivo enfermero al que representa, sino también de los derechos de la ciudadanía en lo que al ámbito de la salud se refiere.

«En los casos de intrusismo ―continúa la presidenta colegial― cobra especial relevancia la seguridad de las personas atendidas, no solo por los cuidados inadecuadamente prestados por la persona no habilitada para ello, sino también por todos los cuidados y atenciones que la persona necesita y a los que tiene derecho, pero no recibe.

»Ello supone un riesgo para su salud al ser atendida por un empleado sin la capacidad ni habilidades para hacerlo», concluye la representación de las enfermeras. El intrusismo, añaden, supone un «enorme riesgo para la salud de las personas y es cada vez más frecuente y complicado».

La valoración de esa complejidad deriva, según el COIBA, de que «en algunos casos se llegan a exhibir titulaciones falsificadas». Por ello, el colegio «recuerda a todas las empresas sanitarias que requieran enfermeras la importancia de exigir el certificado de colegiación, único medio de garantizar la titulación profesional.»

En caso de duda o sospecha de ser atendido por un profesional no cualificado, cualquier ciudadano, empresa o entidad puede comprobar en el buscador público de la web colegial si esa persona está colegiada -como es preceptivo- o no. El buscador de enfermeras colegiadas en Balears se encuentra aquí:

https://www.infermeriabalear.com/buscador_colegiados.php?lan=1 En caso de no figurar en dicho registro, conviene ponerse en contacto con el colegio profesional para esclarecer, o incluso denunciar, la situación en el teléfono 971.462728.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar