El Servicio de Oftalmología del hospital de Can Misses ha realizado en los primeros seis meses 18 cirugías de retina

Juan Riera Roca / El Servicio de Oftalmología del Hospital de Can Misses ha realiza en los primeros seis meses 18 cirugías de retina. Este servicio realiza desde hace medio año meses intervenciones de cirugía de retina (vitrectomía), una de las cirugías más complejas de la especialidad de oftalmología.

Estas intervenciones eran, hasta ahora, el principal motivo de derivación de pacientes pitiusos a Son Espases. La vitrectomía se puede realizar actualmente por incisiones de calibre pequeño que no necesitan cierre con sutura. Es una cirugía que se puede hacer con anestesia local y de forma ambulatoria.

La vitrectomía consiste en la eliminación del hielo del interior del ojo, conocido como gel vítreo, intercambiándose el por suero, aire, gas o aceite de silicona. Esta intervención permite realizar otros tratamientos sobre la retina como la endofotocoagulació (láser).

O también —según informan fuentes médicas del hospital de Can Misses— la eliminación de tracciones de la interfase del vítreo con la retina o la extracción de materiales diversos, tales como cuerpos extraños o restos de cristalino tras una cirugía de catarata complicada.

Las 18 intervenciones superan ligeramente la estimación inicial de 30 vitrectomías anuales. Del total de cirugías, 8 han sido hombres y 10 mujeres, con una edad comprendida entre los 35 y los 87 años. Se han operado 7 casos de membranas epiretinals que corresponden a una patología propia del envejecimiento.

También se han realizado con éxito 8 hemovitris, que son sangrías secundarias a la diabetes y que ocasionan una pérdida muy severa de la visión, de los que sólo uno ha requerido reintervención, además de 3 casos de cirugía de catarata compleja.

Todas las intervenciones han sido ambulatorias, es decir, que no han requerido ingreso hospitalario ni traslados en Palma para ser evaluados primero en consulta y posteriormente operados. La anestesia en el 90% de los casos ha sido local y sólo dos pacientes han requerido anestesia general.

El Área de Salud de Ibiza y Formentera decidió incluir esta nueva prestación, aún sin ser frecuente, a la cartera de servicios de un hospital del tamaño de Can Misses, por la insularidad, ya que las estimaciones del servicio situaban en 220 los traslados que se evitarían anualmente.

Se estaba dando, además, una creciente demanda de patologías que lo necesitan, como la hemorragia vítrea (hemovitri) en diabéticos, alteraciones de la interfase vitrioretinal (agujero macular, membrana epiretinal), así como las complicaciones derivadas después de cirugía de catarata compleja.

Es el caso de la luxación de catarata o lente intraocular, implante secundario de lente intraocular, endoftalmitis, cuerpos extraños intraoculares después de traumatismos, o la biopsia vítrea en pacientes con uveítis. Pero no ha sido esta la única innovación prevista:

Próximamente está previsto comenzar con la realización de la cirugía de desprendimiento de retina, con lo cual prácticamente se ofrecería desde Can Misses toda la patología de este campo de la cirugía oftalmológica, evitándose de este modo los traslados de pacientes a Palma.

Para el jefe del Servicio de Oftalmología, Javier Fernández, «con la puesta en marcha de esta intervención se ha conseguido reducir la incomodidad y el estrés que genera toda esta situación fuera de su lugar de residencia, tanto para el paciente como para los familiares».

Y ello, además de «disminuir el alto costo que esto significa para el sistema. Hemos conseguido captar pacientes que antes rechazaban la intervención por el desplazamiento, quedando infratratados y que suponían un coste para el sistema que debía asumir el coste derivado de una menor visión de los pacientes».

En los últimos años se ha realizado una gran inversión para renovar tecnológicamente el Servicio de Oftalmología del Área de Salud de Ibiza y Formentera, se ha adquirido un microscopio quirúrgico de nueva generación con sistema de visualización de retina motorizado de no contacto.

Se ha adquirido también un equipo de vitrectomía con láser integrado para retina, así como el instrumental necesario para llevar a cabo las diferentes intervenciones. Se han aumentado los recursos humanos, con un oftalmólogo con experiencia previa en esta cirugía, el Dr. Alejandro Higueras.

Además, según siguen informando fuentes hospitalarias, se ha formado el equipo de enfermería, las enfermeras de sala de operaciones Sandra Gutiérrez y Noelia Sebastián, en un centro externo en el que se pudieron familiarizarse con los equipos antes de empezar a operar en Ibiza.

El Dr. Higueras, oftalmólogo especializado en retina, ha sido el cirujano principal y se ha pretendido involucrar a todo el servicio de manera rotatoria para que todos los oftalmólogos conozcan los procedimientos realizados y puedan colaborar en su seguimiento si fuera necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar