525 diabéticos se beneficiarán el primer año en Baleares con la adquisición de seis mil sensores que detectan la glucosa en el nivel subcutáneo

Juan Riera Roca /
El Servicio Balear de Salud (Ibsalut) ha autorizado la tramitación de un acuerdo marco para adquirir monitores de sensores para pacientes con diabetes que detectan la glucosa en el nivel subcutáneo. Estos aparatos miden continuamente la glucosa en el líquido intersticial (el espacio entre las células) por medio de un sensor implantado o insertado dentro de la piel y pueden ordenar a una bomba infusora para evitar una hipoglucemia.

Con este sistema se consigue supervisar mejor la glucemia, reducir el número de ingresos hospitalarios por descompensaciones y también controlar mejor los episodios nocturnos de hipoglucemia. 525 pacientes se beneficiarán el primer año con la adquisición de seis mil sensores, además de todo el material necesario para la infusión completa de la bomba continua de insulina y los puertos de inyección necesarios.

El presupuesto de licitación es de 3,2 millones de euros por dos años, con un valor estimado del contrato de 6,5 millones de euros. Con esta licitación, el Ibsalut promueve la competitividad, la productividad y la modernización. Todo ello enmarcado en la estrategia para reducir la prevalencia de la diabetes mellitus, garantizar una respuesta sanitaria adecuada y promover la autonomía de los pacientes con diabetes.

La medición es especialmente importante en la diabetes mellitus de tipo 1 (insulinodependiente) y en la gestacional. El autoanálisis mejora el autocontrol del paciente con el objetivo de promover su responsabilidad y autonomía en el tratamiento. En la diabetes mellitus de tipo 2 —tratada solo con dieta, ejercicio físico o con fármacos orales sin insulina—, los autoanálisis son menos habituales, pero también pueden llegar a ser necesarios en algunos casos.

En las Illes Balears hay casi 65.000 pacientes, 3.000 con diabetes mellitus de tipo 1, en la que normalmente se debuta en edades tempranas de la vida. La tipo 2 deriva de una mala alimentación y suele llegar en la edad madura por claudicación de un páncreas inicialmente sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar