Expertos señalan que la mucosa cervical aumenta las posibilidades de conseguir un embarazo porque reduce la acidez de la vagina

Juan Riera Roca /
La mucosa cervical aumenta las posibilidades de embarazo, según los expertos de Ava, compañía médica suiza creadora de la primera pulsera capaz de detectar los días más fértiles de cada mujer, explican los cambios de la mucosa cervical a lo largo del ciclo.

«La vagina es un ambiente hostil para los espermatozoides durante la mayor parte del ciclo, debido a su acidez», explican estos expertos, aportando conocimiento a uno de los ámbitos más controvertidos de las relaciones sexuales, se mantengan o no con fines de procreación.

Prestar atención a los días fértiles del ciclo y a ciertas señales del cuerpo es fundamental para algunas mujeres cuando están tratando de quedarse embarazadas. Lo que muchas no saben es que la mucosa cervical también puede aumentar las posibilidades de concebir.

El flujo vaginal desempeña un papel fundamental para mantener la vagina limpia, eliminar células muertas o prevenir infecciones. Además de ayudar a tener una idea de la salud, según su color y consistencia, el flujo vaginal contribuye a la supervivencia de los espermatozoides, explican estos expertos.

Eso sucede gracias a la mucosa cervical, un flujo vaginal que aparece de forma regular en el ciclo menstrual. Y es que la vagina es un ambiente hostil para los espermatozoides durante la mayor parte del ciclo, debido a su acidez.

Aquí es donde entra en juego el moco cervical «correcto», que aparece en los días previos a la ovulación. Esto se debe al aumento en los niveles de la hormona estrógeno, que propicia una transformación de la mucosa cervical en una variedad fértil que no afecta de forma negativa sobre los espermatozoides.

Pero ¿qué cambia en el moco cervical para que, durante los días previos a la ovulación, sea idóneo para la concepción? La respuesta es sencilla: el agua. A medida que se acerca la ovulación, el contenido en agua de esta mucosa aumenta gracias al estrógeno, según estos expertos.

Así, justo antes de la ovulación está formada por agua en un 96 por ciento. Para controlar el estado de tu mucosa cervical, basta con lavar bien tus manos e introducir dos dedos en la vagina. Notarás el cuello uterino, que es una pequeña protuberancia con forma de nariz.

La mucosa más fértil es clara y resbaladiza y se puede estirar entre los dedos sin que se rompa. En algunos casos, ésta es tan acuosa que puede que ni se estire. «Por su parte, es conveniente que las mujeres se mantengan hidratadas para aumentar las propiedades fértiles de la mucosa cervical».

«Otro consejo es que tomen descongestivos con guaifenesin como único ingrediente activo, ya que si contiene antihistamínicos puede dar el efecto opuesto», aclaran desde Ava: «Lo importante es disfrutar del proceso y utilizar métodos que ayuden a la mujer a conocer sus días más fértiles.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar