Una red de electrocardiografía permitirá un mayor control y seguridad

Carlos Hernández /

El electrocardiograma es una prueba básica pero imprescindible en la valoración de las enfermedades del corazón. El Govern quiere dar un paso más en salud cardiaca y por eso ha anunciado hoy en un comunicado que establece un plan a corto y medio plazo para tener una base de datos mediante un proyecto de vanguardia que deberá estar acabado en 9 meses, en concreto su implantación total se estima que será en la primavera de 2019. Será un hito capital asistencial porque evaluará y radiografiará con mucha seguridad gracias a la coordinación de 18 profesionales, que integrarán todas las pruebas de los dispositivos de electrocardiografía de las islas. Se compartirán y compararán los electrocardiogramas.

En ese sentido, el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster, ha asistido hoy al Comité Radelec que inicia la implantación de una red integrada de electrocardiografía que integrará todos los dispositivos de electrocardiografía de las Islas Baleares. El Comité Radelec cuenta con representantes del Servicio de Salud, del Área de Salud de Ibiza y Formentera, del Área de Salud de Menorca, del Hospital Universitario Son Llàtzer, del Hospital Universitario Son Espases, del Hospital de Inca, del Hospital de Manacor y del 061 y está formado por dieciocho profesionales que periódicamente se reunirán para hacer el seguimiento y control de los servicios y de los suministros del contrato.

Funciones

Entre otros aspectos, el Comité auditará la revisión de las especificaciones funcionales de cada uno de los objetivos, el grado de cumplimiento de los objetivos, las tareas de desarrollo, las reasignaciones y variaciones de efectivos de personal dedicado al proyecto, la validación de las programaciones de actividades realizadas y la toma de decisiones correctivas. Este proyecto innovador ya ha sido adjudicado por un valor de 1.070.850 € y el 50% está financiado por los Fondos de Desarrollo Regional Europeo. Se trata de una red de electrocardiografía integrada para los centros que dependen del Servicio de Salud y los equipos asociados. Eso supone que se desarrollará y se implantará una red que consistirá en una base de datos y un repositorio central del Servicio de Salud que asegurará todo el proceso y se dotará de unos 200 electrocardiógrafos con unas características técnicas que permitirán el funcionamiento en red en las condiciones de integración que se determinarán.

¿Qué es un ‘electro’?

El electrocardiograma es una prueba básica pero imprescindible en la valoración de las enfermedades del corazón, aunque la evolución y la sofisticación de la tecnología siguen siendo muy importantes. Es especialmente trascendente la comparación de los cambios del electrocardiograma cuando los pacientes presentan dolor en el pecho, palpitaciones o fatiga, pero muchas veces estas pruebas no se pueden recuperar a causa de pérdidas del registro en papel o porque están archivadas en historias clínicas electrónicas diferentes de aquella donde figuran los datos del paciente en el momento de la prueba.

Por eso el Servicio de Salud implantará una red integrada de electrocardiografía que permitirá recuperar y comparar electrónicamente los electrocardiogramas que se hagan en cualquier dispositivo asistencial de las Islas Baleares (centros de salud, unidades básicas de salud, hospitales y ambulancias). Esto supone que cualquier Electrocardiograma (ECG) que se haga en cualquier lugar de nuestra Comunidad podrá ser valorado por cualquier sanitario (médico, enfermera) de las Islas Baleares.

Seguridad

Se trata de una medida que la Dirección Asistencial del Servicio de Salud ha planteado atendido el impacto que se deriva del conocimiento preciso de los electrocardiogramas hechos a los pacientes durante la atención sanitaria, especialmente la urgente; por lo tanto, se implantará un sistema estable y seguro de obtención, registro, almacenamiento y visualización por toda la red sanitaria pública de las Islas Baleares.

Se espera que este proyecto innovador esté totalmente implantado durante la primavera de 2019, supondrá un avance asistencial que permitirá evaluar con mucha seguridad este aspecto tan importante de las enfermedades cardiacas. Se trata de una nueva acción del Servicio de Salud encaminada a satisfacer el derecho de protección de la salud y a distribuir de manera óptima los recursos de que dispone para ofrecer las prestaciones y los servicios sanitarios a toda la población.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar