Salut licita el concurso de ideas del “nuevo” Son Dureta, con 542 camas para estancias de 30 a 90 días

Los pacientes de este futuro complejo sociosanitario recibirán tratamientos y cuidados especialmente dirigidos a la estabilización de la enfermedad, la rehabilitación y la recuperación de la autonomía personal

La Conselleria de Salut ha puesto en marcha la licitación a nivel europeo ?dada la elevada cuantía?del concurso de ideas del nuevo Son Dureta, que tendrá 542 camas hospitalarias para estancias de entre 30 y 90 días, donde Los pacientes recibirán tratamientos y cuidados especialmente dirigidos a la estabilización de la enfermedad, la rehabilitación y la recuperación de la autonomía personal en un contexto sociosanitario.

Las habitaciones del nuevo complejo están diseñadas para garantizar el bienestar de los pacientes durante estancias que podrán ir desde 30 días hasta los 3 meses por término medio ?dada su patología mayoritariamente crónica? y durante las cuales recibirán tratamientos y cuidados dirigidos especialmente a la estabilización de la enfermedad, la rehabilitación y la recuperación de la autonomía personal.

El pasado jueves 19 de abril de 2018 salió a licitación el concurso de ideas para seleccionar el proyecto arquitectónico que se llevará a cabo en el recinto. Así lo explicaron la presidenta del Govern, Francina Armengol, y la consellera de Salut, Patricia Gómez, durante la presentación del plan funcional a partir del cual se ha hecho la licitación, que tiene un valor estimado de 4.185.972 euros.

La presidenta Armengol destacó que el proyecto del nuevo Son Dureta es «ambicioso pero también realista», y el carácter «emblemático» del recinto, que ahora se recupera (el del antiguo hospital general, con forma semicircular), así como también el vínculo sentimental que tiene para mucha gente. Asimismo, ha valorado que el plan funcional «se ha elaborado de manera participada y pensando en las necesidades del futuro».

Por su parte, la consellera Gómez destacó el hecho de que los usuarios «podrán ingresar desde Atención Primaria, hospitales de agudos o residencias y se evitará así tener que pasar por los servicios de urgencias». Asimismo, las representantes del Ejecutivo balear han anunciado que, también de manera inminente, se licitará la obra para derribar el bloque materno-infantil y el de consultas externas, donde se ubicará un nuevo edificio.

El plan funcional prevé un edificio nuevo de larga estancia (B) y la remodelación del edificio semicircular para mediana estancia (A). Los dos bloques albergarán un conjunto de servicios especialmente dirigidos a personas con enfermedades crónicas diagnosticadas que no requieren tratamientos invasivos ni alta tecnología, sino cuidados y rehabilitación y estimulación para recuperar autonomía personal y calidad de vida.

Concretamente, el edificio semicircular (A) tendrá una superficie aproximada de 33.000 metros cuadrados y un coste estimado de 50 millones de euros y albergará un centro de mediana estancia con 300 camas en habitaciones dobles de uso individual con baño adaptado. Además, la unidad de hospitalización contará con una sala para pacientes y familiares. Estará destinado a la convalecencia de pacientes.

Crónicos

Estos pacientes candidatos a estos tratamientos serán generalmente crónicos con enfermedades que necesitan tratamiento, cuidados y/o rehabilitación en un centro de mediana estancia como consecuencia de una descompensación o bien después de una intervención traumatológica o bien porque requieren las atenciones del servicio de neurorrehabilitación.

También está previsto atender a pacientes con enfermedad respiratoria crónica avanzada que hayan sufrido una descompensación y necesiten cuidados o rehabilitación en un centro de mediana estancia, y pacientes crónicos y/o oncológicos que requieran ingreso para controlar los síntomas.

Todos estos pacientes son atendidos ahora en centros de hospitales normales sobredimensionados para sus necesidades y al bordo del colapso.

Además de los recursos destinados a atender las necesidades de las personas con enfermedades crónicas, el proyecto incluye, dentro del edificio B, un centro de salud, que atenderá una población estimada de 20.000 personas, y un SUAP (Servicio de Urgencias de Atención Primaria), que dará asistencia a unas 120.000 personas, apara acercar la atención primaria a la población.

El centro de salud dispondrá, entre otros, de 14 consultas de medicina familiar y comunitaria, 12 consultas de enfermería familiar y comunitaria, 3 consultas de pediatría, 3 consultas de enfermería pediátrica, una sala de cirugía menor y una unidad de atención a la mujer. Como novedad, será el primer centro de salud de la red sanitaria pública balear, que cuente con una sala de observación.+

Las 300 habitaciones del edificio A se distribuirán de la manera siguiente: Unidad de Convalecencia y Subagudos (120 camas); Unidad de Ingreso Directo desde Atención Primaria para pacientes crónicos avanzados (60 camas); la Unidad de Rehabilitación de Ortogeriatria (30 camas); la Unidad de Neurorrehabilitación (30 camas) , la Unidad de Curas Paliativas (30 camas) y la Unidad de Respiratorios Crónicos (30 camas).

Asimismo, el edificio albergará un hospital de día; la Unidad de Demencia con Trastorno de Conducta, para pacientes con demencia asociada a patologías como el Parkinson o la enfermedad de Huntington, que necesiten ingreso por control de la enfermedad; la Fundació Banc de Sang i Teixits; un espacio destinado a las asociaciones y otros servicios.

El edificio B, de nueva construcción, tendrá una superficie de 35.000 metros cuadrados y un coste estimado de 55 millones de euros y albergará un centro de cuidados especiales de larga estancia para personas con enfermedades crónicas y dependencia elevada que necesiten ingresar para recibir cuidados complejos continuados que no puedan ser proporcionados en el domicilio.

Contará con 242 camas con dimensiones y comodidades adecuadas para los pacientes y familiares, de acuerdo con la estancia media, que oscila entre 2 y 3 meses. Las unidades de hospitalización serán de habitaciones dobles con uso individual y baño adaptado, cada unidad contará con una sala común para pacientes y familiares. También habrá una unidad de estimulación cognitiva, entre otros servicios.

Incorporará un área ambulatoria con consultas externas por valoración integral, tratamiento y cuidados; un espacio de rehabilitación y un hospital de día evaluador y terapéutico para pacientes con problemas de movilidad y/o autonomía con potencial de mejora que se puedan beneficiar de una atención ambulatoria que dé prioridad a la recuperación funcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar