El Consell de Govern declara como inversiones de interés autonómico las obras previstas en Son Dureta, Son Llàtzer, Can Misses, Verge del Toro y Manacor

Juan Riera Roca /
El Consell de Govern ha declarado como inversiones de interés autonómico las obras previstas en los recintos de los hospitales Son Dureta, Son Llàtzer, Can Misses, Verge del Toro y Manacor. Son los primeros proyectos de carácter sanitario que reciben esta consideración.

Para ello el Govern balear se ha acogido al reciente Decreto ley 1/2018, de 19 de enero, de medidas urgentes para la mejora y/o la ampliación de la red de equipamientos públicos de usos educativos, sanitarios o sociales de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

El Servicio de Salud (Ibsalut) ha estimado que estas obras deben considerarse de interés autonómicas en vista de que son de una indudable necesidad, urgencia e importancia. Las obras en el antiguo Son Dureta son las que se han planteado a mayor largo plazo.

Según el Govern, las necesidades actuales y futuras de Balears para atender pacientes crónicos hacen que los recintos de Son Dureta i de Verge del Toro se conviertan en recursos idóneos para dar respuesta a la creciente demanda de instalaciones para atender a esta población.

Actualmente, el 15,3% de la población de las Islas Baleares es mayor de 65 años y, según estimaciones estadísticas, en 2029 lo será el 22% de la población. En Menorca, el 16,3% de la población es mayor de 65 años, pero en 2029 el porcentaje habrá alcanzado el 23%.

El Govern trabaja para recuperar los recintos de Son Dureta y de Verge del Toro (antiguos hospitales cuya actividad ha sido trasladada a edificios de nueva construcción) y adaptarlos a las nuevas necesidades asistenciales.

En Son Dureta se ha previsto demoler edificaciones existentes, rehabilitar el pabellón A y construir por fases dos nuevos edificios, que se pueden ejecutar simultáneamente dependiendo de las necesidades y la disponibilidad presupuestaria.

Los inmuebles del antiguo Hospital Son Dureta son de titularidad de la Tesorería General de la Seguridad Social, pero están adscritos a la Comunidad Autónoma en virtud del traspaso de competencias en materia de sanidad de diciembre de 2001.

El plan funcional de usos del Hospital Verge del Toro pretende crear un modelo innovador orientado hacia los pacientes crónicos que requieren una valoración integral y multidimensional para elaborar un plan de cuidados interdisciplinario de cuidados rehabilitación.

En Son Llàtzer se construirá una zona de habitaciones para el personal de guardia —1.000 m2— con un presupuesto de 1.2 M€ (más IVA). También se construirá la Central de Emergencias Sanitarias, de 1.593 m2 de superficie, una obra que tiene un presupuesto de 2.1 M€ (más IVA).

Esta nueva construcción permitirá centralizar los servicios administrativos que se prestan en las emergencias sanitarias. Finalmente, se prevé construir anexa a la Central de Emergencias una nave de unos 1.000 m2 para diez vehículos de transporte sanitario.

Para el Hospital de Manacor se ha diseñado un plan director de ampliación, del que ya se han iniciado las obras en el servicio de Urgencias y se ha adjudicado la instalación del aparato de resonancia magnética, como primera fase del proyecto.

Asimismo, se está trabajando en la licitación del proyecto arquitectónico para un nuevo edificio que se integrará con el actual, todo ello con un presupuesto aproximado de 81 millones de euros. La idea es que tras los primeros 20 años del centro se dimensione para los próximos 20.

Para Can Misses se ha elaborado un plan de ordenación interna para la reforma integral del edificio J (el antiguo hospital). En una primera fase se prevé reformar la planta baja y el sótano, donde se ubicarán el nuevo Centro de Salud Can Misses.

Además, se ubicará en ese reformado edificio central la residencia para profesionales y desplazados de Formentera, un espacio destinado a asociaciones, la Unidad de Convalecencia Polivalente, el depósito de cadáveres y sala de autopsias.

Dentro de esta primera fase, ya están en servicio habitaciones para profesionales y desplazados de Formentera, pero está previsto ampliar el espacio con seis habitaciones más, al objeto de poder acoger a los profesionales que acuden en épocas estivales.

El Centro de Salud Can Misses es otra de las prioridades: dispondrá de dieciséis consultas, con sus salas de espera correspondientes. También se prevé una unidad de convalecencia polivalente, que se situará en la antigua planta de hospitalización de Maternidad y tendrá 22 camas.

Estas 11 habitaciones dobles estarán destinadas a pacientes que requieran una recuperación larga y 4 camas más en habitaciones individuales para pacientes paliativos. Esta unidad pretende dar respuesta a pacientes que deban ser atendidos en unidades especiales y de agudos.

La zona del mortuorio multiplicará por seis el espacio disponible: tendrá una gran sala de autopsias y un depósito con seis cámaras mortuorias. Las asociaciones dispondrán de siete salas de 30 m2, aproximadamente, en el espacio que ocupaba Urgencias y una sala polivalente de 150 m2.

El plan especial de ordenación de Son Espases incluye previstos proyectos de reforma en el área de urgencias y en las habitaciones de oncología pediátrica. Se habilitarán 500 nuevas plazas de aparcamiento gratuitas que se situarán dentro del recinto actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar