Baleares espera con los dedos cruzados la llegada de la gran onda epidémica de la gripe y que el ‘efecto San Sebastián’ no sature las urgencias hospitalarias

Juan Riera Roca /
Baleares se “salva” por el momento de la gran onda epidémica de la gripe, siendo aún una de las CCAA menos afectadas, con 52,6 casos por 100.000 habitantes, frente a los 120,9 de media nacional, según los últimos datos hechos públicos por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.

La gran onda epidémica (más de 100 casos por 100.000 habitantes) suele retrasarse en las islas respecto al resto de España gracias a la barrera que supone el mar a los contagios: en regiones comunicadas por tierra hay más tráfico de personas (si se exceptúan los meses turísticos) y ello hace que los contagios tarden en generalizarse.

Sin embargo, y de acuerdo a lo habitual, el desembarco de la gripe podría estar próximo. Todos los años, tras las Navidades, suele darse el inicio del mayor número de casos, fenómeno influenciado por la mayor presencia de frío) y con ello se produce la temida saturación hospitalaria en lo que se ha dado en llamar el “efecto San Sebastián”.

Es para las fechas en las que se celebra el patrono de Palma y el de muchos de los pueblos de Mallorca (San Antoni) cuando las urgencias hospitalarias esperan más casos de personas que a causa de la gripe han visto descompensadas dolencias crónicas y necesitan ser atendidas por problemas respiratorios, cardíacos, etcétera.

Para evitar problemas en los hospitales y largas esperas en las Urgencias se recuerda a los enfermos que los centros de salud de la red de atención primaria está perfectamente cualificada y es el recurso idóneo para atender estos casos. Si el paciente se encuentra muy mal es mejor que avise al 061 de acudir directamente a un hospital.

El informe del Sistema de Vigilancia de Gripe del Instituto de Salud Carlos III, relativo a la semana del 18 al 24 de diciembre, recoge un nuevo incremento de casos con respecto a los 70,74 registrados la semana anterior, cuando se superó por primera vez los 55,7 que se fijaron como umbral basal de la temporada 2017-2018.

Pero eso aún no ha sucedido en las Islas, pese a que ya esta semana se ha superado el umbral basal en seis redes centinela (Aragón, Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, La Rioja y Navarra), mientras que en Asturias, Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y País Vasco ya se superó en semanas previas.

La comunidad asturiana sigue siendo la más castigada por el virus de la gripe, con 394,6 casos por 100.000 habitantes, seguida de Cantabria (230,9), País Vasco (170,9), Castilla y León (163,2), La Rioja (150,9), Andalucía (128,1) y Aragón (122,5), siempre según los datos de los epidemiólogos del Instituto de Salud Carlos III.

Ya por debajo de la media nacional están Comunidad Valenciana (105), Cataluña (97,6), Madrid (91,5), Castilla-La Mancha (91), Extremadura (74,4), Canarias (73,9), Navarra (67,7), Melilla (59,2), Ceuta (55,4) y Baleares (52,6), mientras que de Galicia y Murcia no se especifican datos que permitan incluir esas regiones en este ranking.

El informe señala una difusión epidémica en diez comunidades, un nivel de intensidad bajo y una evolución creciente. Y por grupos de edad, se observa un incremento significativo en las tasas de incidencia de gripe en todos ellos. Sin embargo, a la larga suelen ser las personas mayores con enfermedades crónicas las más afectadas.

En la última semana se han incrementado hasta 247 los casos graves hospitalizados confirmados de gripe, mientras que el número de muertes de pacientes con gripe (confirmadas por laboratorio) se eleva a 22. 13 están asociados a virus B y 16 (73%) eran mayores de 65 años. Todos ellos presentaban factores de riesgo.

El 55% de los fallecidos desarrolló una neumonía y el 41% ingresó en UCI. Y de los 18 casos pertenecientes a grupos recomendados de vacunación (mayores de 65 años, enfermos crónicos, niños, personas inmunodeprimidos, además de quienes trabajan para la comunidad o viven en recintos cerrados), el 72% no había sido vacunado.

En cuanto a los casos graves, el mayor número de casos se registra en el grupo de 64 años (58%) seguido del grupo de 45 a 64 años (21%). El 88% de los pacientes con información disponible presentó factores de riesgo de complicaciones de gripe, el más prevalentes entre los adultos la enfermedad cardiovascular crónica (47%).

Le siguen los casos de pacientes graves de gripe con factores de riesgo asociado de enfermedad pulmonar crónica (35%) y diabetes (30%). Y en los menores de 15 años fueron la enfermedad pulmonar crónica (5%), la enfermedad cardiovascular crónica (5%) y la inmunosupresión (5%), según la fuentes epidemiológicas mencionadas.

Concluida la campaña vacunal en Baleares las autoridades sanitarias recuerdan que la gripe se manifiesta en forma de tos, fiebre, temblores y dolor muscular, que en caso de ser esa enfermedad es de origen viral y no responde a los antibióticos y que la solución es controlar los síntomas hasta que el cuerpo supere la infección.

Los analgésicos y antipiréticos, así como una hidratación adecuada, junto con el descanso (y la cautela para evitar contagios), serán con toda probabilidad lo que recete el médico, pero es importante evitar la automedicación y acudir a los servicios de atención primaria o llamar al 061 para descartar otras enfermedades ocultas o el riesgo de complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar