“Todavía me emociona la alegría de dar un test de embarazo positivo, realizar la primera ecografía o conocer a cada bebé”

Ana Belén Castel, directora médico de Instituto de Fertilidad



P.- Instituto de Fertilidad cumplirá nueve años y desde hace dos, tiene nueva ubicación. Antes de entrar a valorar las cifras y el nivel de actividad, ¿qué balance hace del trabajo y de los resultados obtenidos? ¿Están satisfechos?

R.- Instituto de Fertilidad nació en el 2009 fruto de la ilusión de un grupo de personas, sanitarios y empresarios. Las ginecólogas ya contaban entonces con amplia experiencia en el sector reproductivo y lo quisieron aplicar en el ámbito privado. El balance es muy bueno, seguimos con la misma ilusión que hace 8 años y cada vez son más las familias ven cumplido su sueño con nosotros.

P.- ¿Por qué nació el Instituto de Fertilidad? ¿Con qué objetivo? Imagino que hacer el posible el sueño de la maternidad para personas que necesitaban la ayuda de la ciencia.

R.- Instituto de Fertilidad nació con la esperanza de ayudar a aquellas personas que tenían problemas para conseguir su sueño que era tener un hijo. Con un equipo médico con experiencia y apasionado en el tema de fertilidad, se consiguió formar el equipo que es hoy todos unidos con el mismo objetivo que es hacer un trabajo bien hecho

P.- ¿Está especialmente orgullosa de las instalaciones? Recuerdo la inauguración del nuevo centro hace dos años, donde destacó la modernidad, la vanguardia, la tecnología y la intimidad de su centro.

R.- Las nuevas instalaciones son espectaculares, quitan frialdad al hecho de acudir a una consulta médica, es un entorno amigable. Creo que los interioristas consiguieron captar la esencia de nuestro equipo, ser el vehículo necesario para conseguir un sueño. No me gusta que vengan nerviosos, desesperanzados, deben venir con ilusión y confiados. Además contamos con una zona quirúrgica donde se realizan pequeñas intervenciones, lo que nos ha llevado a una mejora asistencial y mayor confort, tanto para las pacientes como para los profesionales.

P.- Por encima de todo, podemos decir que la joya de la corona de Instituto de Fertilidad es su laboratorio, ¿verdad?

R.- Laboratorio es la zona mimada de IFER, debido a que allí están nuestros “tesoros”: los embriones, óvulos, espermatozoides. Es fundamental para nosotros tener un laboratorio innovador, dotado de las mejores herramientas y el mejor equipo humano. El laboratorio es primordial para que nuestro trabajo en la consulta se vea reflejado y ello se traduzca en cantidad importante de embarazos. Para ello se va incorporando progresivamente nuevo material de última generación como el Time lapse, incubadores trigas, etc.

P.- Tienen ustedes divididas las salas de espera de las consultas para mantener mayor privacidad. ¿Sigue costando demasiado reconocer a una pareja que le cuesta tener hijos por medios naturales? La sociedad prefiere mantener el anonimato o cada vez se aborda con mayor naturalidad y transparencia.

R.- Como bien dice casi todas nuestras salas de espera tienen gran privacidad. Los pacientes pueden optar dónde quieren esperar ya que hoy en día, aunque en menor proporción que años anteriores, todavía hay pudor en cuanto a reconocer que se precisa ayuda en el ámbito reproductivo. No obstante, cada vez es menor y se ve con mayor naturalidad el hecho de tener que recurrir a nuestro centro debido a alguna necesidad ya sea una causa de esterilidad leve o importante

P.- ¿Cómo logran diferenciarse del resto de clínicas de fertilidad en Balears?

R.- Sobre todo por el equipo humano, desde la primera persona que ven al entrar en el centro hasta el equipo médico, biólogos etc, todos tenemos el mismo fin, que el paciente se encuentre cómodo con nosotros y nos sumamos a su meta que es tener un hijo sano en casa y para ello ponemos un empeño especial en cada pareja, en cada mujer y cada hombre de tal manera que su caso sea único y especial para nosotros. En Instituto de Fertilidad no son un mero número, son PERSONAS en mayúscula, cada una única y por tanto su caso es único y lo trataremos como tal, personalizando caso a caso.

P.- Desde la inauguración del nuevo centro, ¿qué cifras de balance presentan? ¿Cuántas personas se han informado, han sido tratadas y qué porcentaje de embarazo han logrado? Dicho de otra manera, ¿de cuántos nacimientos son, gracias a su buena labor, ‘responsables’?

R.- Cada vez son más las parejas que vienen a vernos y debido a que el conocimiento en el área de la fertilidad va mejorando e incrementándose día a día las tasas de éxito en nuestros pacientes cada vez es mayor. Estamos realmente orgullosos con nuestros logros.

P.- Y pese a haber dado dicha alegría a mucha gente, imagino que para usted y el resto de sus profesionales, sigue siendo algo precioso comunicar día a día que la fertilidad ha sido un éxito, por muy acostumbrados que están.

R.- La verdad es que es un trabajo precioso, apasionante, somos de los pocos médicos que mayoritariamente trabajamos con alegrías, la alegría de dar un test de embarazo positivo, al realizar la primera ecografía y ya el culmen cuando nos traen al niño o la niña tras el nacimiento, a día de hoy todavía me emociona y siempre pienso “qué afortunada soy con este trabajo”.

P.- ¿Es la tardanza en buscar un hij@ la causa principal de la dificultad para la maternidad? ¿O más bien es que la especie humana no está tan preparada genéticamente como cualquier otro animal?

R.- Es cierto que las posibilidades reproductivas de la especie humana son mucho menores si lo comparamos con animales, pero no tenemos que olvidar que el hecho de posponer la maternidad en las mujeres es un problema muy importante de nuestra sociedad actual. Tenemos que tener en cuenta que a partir de los 35 años la fertilidad en la mujer disminuye, siendo la tasa de gestación espontánea mensual mucho menor a los 38 años y a los 40 años se encuentra en porcentajes casi inapreciables, por lo tanto si las mujeres de hoy buscaran gestación antes de los 30 años o rondando los mismos, el porcentaje de ellas que tendrían que acudir a nuestros centros de fertilidad serían mucho menores. Pero soy consciente que la sociedad hoy, quizás no esté en condiciones para que las mujeres de 28 años tengan hijos- Para ello hay una técnica de reproducción asistida que consiste en la congelación de óvulos, no para que pospongan la maternidad a los 40 años, ya que un embarazo a partir de dicha edad tiene más complicaciones, pero la congelación (vitrificación) de los óvulos es bueno por si precisaran alguna técnica de reproducción asistida en un futuro, tener sus propios ovocitos (óvulos) congelados y mejorar la tasa de embarazo en estas pacientes.

P.- Dos años después del salto al nuevo centro, ¿cuáles son los retos de Instituto Fertilidad a partir de ahora? Porque no es lo mismo inaugurar instalaciones, ir asentándose como han hecho estos dos años, que marcarse una hoja de ruta para seguir creciendo.

R.- Nosotros sólo tenemos un reto y es cada vez conseguir mayor porcentaje de hijos sanos en casa, ir mejorando cada año, de mes en mes y para ello nos preparamos y nos actualizamos desde el punto de vista médico y de laboratorio. Y lo hacemos estudiando día a día, acudiendo a cursos, congresos, etc. Somos un equipo con muchas inquietudes por lo que no nos conformamos con los resultados obtenidos hace años. No nos estancamos sino que buscamos los mejores tratamientos para nuestras pacientes, los más innovadores.

P.- ¿La fertilidad avanza cada vez más? ¿Todo el mundo podrá tener hijos en un futuro?

R.- Para tener un hijo se precisa un óvulo, espermatozoide y un útero relativamente sano. En cuanto a los gametos (óvulos y espermatozoides) hoy en día se están investigan nuevas técnicas para conseguir óvulos y espermatozoides en personas que no tienen y lo consiguen gracias a células madre u otros mecanismos de rejuvenecimiento ovárico. Por lo que creo que en un futuro no muy lejano podremos dar una salida a todos estos pacientes, sin la necesidad de usar óvulos o semen de donante. Otra parte a tener en cuenta es el útero, en España a día de hoy es ilegal la subrogación uterina (útero de alquiler), pero si lo legalizan, sería una salida para las pacientes sin útero sano, ya se han experimentado úteros artificiales en animales. Todo ello está en experimentación, pero en unos años veremos fruto a todas estas experiencias.

P.- ¿Intentan llegar a parejas de fuera de Mallorca? ¿De otras islas? ¿De la península?

R.- Sí, cada vez son más las parejas que vienen de otras islas para recibir un tratamiento de reproducción y sobre todo parejas de otros países, ya que desde el punto de vista reproductivo, España es una de las pioneras donde existe mayor calidad en los tratamientos de fertilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar