La UIB, el Hospital de Manacor y Devicare inician un estudio para evaluar el efecto de la teobromina, primer inhibidor que evita la litiasis úrica

Juan Riera Roca /
La Universitat de les Illes Balears (UIB), el Hospital de Manacor y Devicare han iniciado un estudio para evaluar el efecto de la teobromina Primer, inhibidor que evita la litiasis úrica y único inhibidor mundial de la cristalización de ácido úrico en la orina descubierto por el Laboratorio de Investigación en Litiasis Renal de la UIB.

El Dr. Félix Grases, director de este prestigioso laboratorio, ha declarado que “con este estudio doble ciego veremos claramente el efecto de esta sustancia natural para controlar la formación de cálculos de ácido úrico”, evidenciando la importancia del estudio que se ha puesto en marcha.

La teobromina, sustancia que actúa como inhibidora de la cristalización del ácido úrico en la orina, fue patentada como complemento dietético para el equipo de investigadores de la UIB que dirige el doctor Félix Grases. El estudio se hará con la colaboración del Servicio de Urología del Hospital de Manacor.

Junto al equipo médico dirigido por el doctor Joan Benejam del Hospital de Manacor, participará también en el estudio con los científicos de la UIB la empresa Devicare, que tiene previsto incorporar la teobromina los suplementos alimenticios de la línea Lit-controlado, de venta en farmacias.

El estudio durará doce meses y participarán 60 pacientes entre 18 y 75 años. Será un ensayo de tipo doble ciego, en el que ni los individuos participantes ni los investigadores sabrán qué participantes pertenecen al grupo de control y cuáles al grupo experimental hasta que concluya el experimento.

Se espera que los resultados de este estudio permitirán “observar claramente el efecto de la teobromina en el control de la formación de los cálculos de ácido úrico”, comenta el doctor Félix Grases, y para “que el conocimiento sobre la teobromina penetre en la comunidad médica”.

La teobromina es una sustancia que se encuentra de manera natural en los granos de cacao. Toma el nombre del griego theo (dios) y broma (alimento). Los investigadores de la UIB descubrieron su importante efecto inhibidor en la cristalización del ácido úrico y sobre la litiasis úrica.

Esta patología es especialmente preocupante por ser altamente recidivante –se llega a repetir incluso varias veces durante el año –y dado que además se sabe que está relacionada con otras patologías muy presentes en nuestra sociedad, como la diabetes y la obesidad.

Los tratamientos utilizados hasta el momento para tratar la litiasis úrica se basan en la alcalinización de la orina con el incremento del pH urinario para evitar la cristalización del ácido úrico y la formación de nuevos cálculos renales, aunque este procedimiento tiene sus inconvenientes:

Puede darse el caso de que estos tratamientos incrementen excesivamente el pH urinario y terminen provocando un tipo diferente de litiasis renal, la fosfàtica, aún más difícil de tratar por el peligro de calcificación del riñón que implica, según explican los especialistas.

A pesar de que el consumo de unos 20 gramos diarios de chocolate negro puede aportar la cantidad necesaria de teobromina para prevenir la litiasis úrica, los investigadores alertan de que el consumo de chocolate no es adecuado para las personas que padecen diabetes y obesidad.

Ello es debido a los efectos perjudiciales que pueden provocar otros componentes del chocolate, como los glúcidos y los oxalatos. En este último caso, la ingesta excesiva de oxalatos podría derivar en la formación de cálculos renales de oxalato cálcico y el desarrollo de otro tipo de litiasis.

Con el objetivo de hacer posible que las personas afectadas de litiasis úrica puedan disponer de los beneficios clínicos asociados a la teobromina, los investigadores de la UIB patentaron un nuevo complemento dietético en forma de cápsulas que contienen esta sustancia.

La UIB firmó en 2014 un acuerdo de licencia para que la empresa Devicare, especializada en soluciones médicas innovadoras para el cuidado domiciliario del paciente crónico y ubicada en el Parque de Investigación UAB (Cerdanyola del Vallés, Barcelona), pudiera explotar la patente.

Ahora, si los resultados del estudio clínico son positivos, Devicare incorporará la teobromina en su complemento alimentario Lit-Control pH Up, que está a la venta en las farmacias, para potenciar su eficacia y con ello ayudar a eitar este tipo de problemas en los riñones.

El Laboratorio de Litiasis Renal y Devicare han desarrollado ya en común un sistema domiciliario para el autocontrol de patologías urológicas frecuentes, el Lit-control, formado por el dispositivo Lit-Control pH Meter y los suplementos alimenticios Lit-Control pH Up y Lit-Control pH Down.

El estudio clínico cuenta con una ayuda a la investigación Pedro Cifuentes, de la Fundación para la Investigación en Urología, dotado con 7.500 euros. El jurado ha valorado la relevancia científica y sociosanitaria, la viabilidad de la propuesta del proyecto y su aplicabilidad clínica en Urología.

El Laboratorio de Investigación en Litiasis Renal de la UIB, que dirige el doctor Félix Grases, es líder internacionalmente en la investigación sobre las causas de la litiasis renal y las calcificaciones patológicas y gestiona, desde 2013, el primer registro estatal de litiasis pediátrica.

Creado en 1987, el grupo fue el primero en aclarar los mecanismos de formación de los cálculos renales más comunes. Desde entonces se ha centrado en los factores que intervienen en el origen de los diferentes tipos de cálculos renales y en sustancias que puedan actuar como inhibidores.

Fruto de su actividad, se han generado 20 patentes, se han llevado a cabo 38 proyectos de investigación, se han publicado 320 artículos en revistas científicas y se han dirigido 33 tesis doctorales. El trabajo de este laboratorio y de su director, el catedrático Félix Grases, tiene eco y prestigio mundial.

Devicare es una compañía especializada en el desarrollo, fabricación y gestión remota de dispositivos médicos innovadores para el cuidado domiciliario del paciente crónico. Estas soluciones se desarrollan bajo el concepto Remote Patient Monitoring (RPM).

Es decir, se trata de facultar al paciente y que éste participe activamente en el seguimiento de su enfermedad a través del uso de los dispositivos. Actualmente, la empresa ofrece dos líneas de producto: Lit-Control® (www.lit-control.com) para la prevención y el autocontrol de enfermedades urinarias.

El otro es Tao-Control® (www.tao-control.com) para el autocontrol de los pacientes que toman anticoagulantes (medicamentos como Sintrom® o Aldocumar®). La comercialización de estos productos se lleva a cabo mediante acuerdos con farmacéuticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar