La Plataforma por un Ocio de Calidad de las Islas Baleares apoya la modificación de la ley de turismo para limitar el consumo de alcohol en las zonas turísticas

Juan Riera Roca /
La Plataforma por un Ocio de Calidad de las Islas Baleares apoya la iniciativa de la Dirección General de Turismo de modificar la ley turística con el fin de incluir medidas restrictivas que limiten el consumo abusivo de alcohol en las zonas turísticas y, en especial, en los hoteles que ofrecen la modalidad de alojamiento “todo incluido”.

El objetivo prioritario de la Plataforma —que lidera la Dirección General de Salud Pública y Participación y que está integrada por administraciones públicas, familias y empresas— es promover un ocio de calidad en Balears mediante un trabajo coordinado entre todos los agentes implicados.

Este objetivo se concreta en esta etapa principalmente en evitar el acceso y consumo de alcohol de los menores de edad, puesto que el consumo abusivo de alcohol puede tener consecuencias graves tanto a corto como a largo plazo. Recientes casos graves –desde el ‘balconig’ al ‘mamding’ –evidencian esta necesidad de concienciar.

Respecto al consumo de los mayores, todas las iniciativas dirigidas al consumo controlado están entre los objetivos que se trabajan en la Plataforma, ya que las actividades que representan una promoción del consumo no moderado de alcohol de los mayores de edad tienen una repercusión entre los menores, quienes imitan su ejemplo.

En el caso del consumo dentro de los hoteles, la Plataforma por un Ocio de Calidad de las Islas Baleares defiende la aplicación de las buenas prácticas en el ocio, destacando el uso de pulseras de distintos colores para identificar a los clientes del establecimiento que pueden o no tener acceso a bebidas alcohólicas.

Asimismo, la Plataforma insiste en que las medidas en los hoteles tienen que ir acompañadas del cumplimiento de la normativa en el resto de establecimientos de ocio y el control del consumo en el espacio público. Botellones, fiestas donde se no se controlan ni las edades ni los consumos de riesgo, son los principales problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar