Iniciado el procedimiento administrativo para contratar la redacción del proyecto de demolición de una parte de Son Dureta

Juan Riera Roca /
El Consell de Govern se ha dado hoy por enterado del inicio del procedimiento administrativo para contratar la redacción del proyecto básico y la dirección facultativa de las obras de derribo de una parte de los edificios del antiguo Hospital Son Dureta. Este procedimiento está condicionado por la autorización definitiva de la Tesorería General de la Seguridad Social, que tiene la titularidad del antiguo complejo hospitalario. Este expediente de contratación tiene un coste de 219.025 €, con cargo a los presupuestos de la CAIB para 2017, 2018, 2019 y 2020.

Esta primera actuación consiste en la redacción del proyecto para derruir una parte de las edificaciones, concretamente el edificio de Consultas Externas, el Hospital Materno-Infantil y el inmueble donde estaban la cocina y los vestuarios. La estimación del tiempo requerido es de 28 meses, divididos en dos fases: en la primera fase se redactará la documentación necesaria para el derribo y en la segunda se ejecutará la demolición. Una vez finalizado el derribo, el nuevo proyecto de remodelación prevé construir un edificio rectangular de 35.000 m2.

El Govern puso en marcha hace pocos meses un proceso de participación con asociaciones de pacientes, profesionales y colectivos implicados para recoger sus aportaciones, y está pendiente de la autorización definitiva de la Tesorería General de la Seguridad Social para poder licitar el proyecto. El Hospital Son Dureta fue el centro sanitario de referencia de las Illes Balears hasta 2010, fecha en que se puso en servicio el Hospital Universitario Son Espases. La actividad asistencial de Son Dureta cesó definitivamente en 2012.

El pasado mes de febrero, el Govern anunció la recuperación de este espacio para destinarlo a la atención integral de pacientes con enfermedades crónicas y a la atención a la dependencia. La recuperación de Son Dureta permitirá disponer de 76.000 m2 de infraestructuras, 450 camas y 120 plazas residenciales. La dotación económica necesaria para consolidar este proceso –tan necesario para atender las nuevas demandas asistenciales de personas con problemas de cronicidad –depende ahora de la mejora de la financiación por el Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar