La nueva estrategia para la atención de la cronicidad permitirá una atención integral y una continuidad asistencial al paciente desde todos los niveles

Juan Riera Roca
La estrategia para la atención de la cronicidad -presentada esta mañana en el Hospital General de Palma- permitirá una atención integral del paciente y una continuidad asistencial coordinada desde todos los niveles asistenciales. Un de los objetivos principales es que los enfermos crónicos puedan ser atendidos en sus domicilios el máximo tiempo posible.

La consejera de Salut, Patricia Gómez, ha presidido esta mañana, acompañada de su equipo, la presentación del nuevo proyecto de atención a los pacientes crónicos y sus familias que se está iniciando en Balears. La consellera ha elegido para ello el Hospital General de Palma, uno de los principales centros sociosanitarios de las Islas.

El proyecto para la atención a la cronicidad “supone un reto para todo el sistema sanitario público de las islas, que tiene que implementar un cambio de modelo en todos los niveles asistenciales y supone también una oportunidad para adaptarse a las nuevas necesidades de una población con cada vez mayor esperanza de vida”, ha dicho la consellera.

Patricia Gómez dijo también en la presentación que esta nueva estrategia es las nuevas circunstrancias y medios serán los idóneos “para ofrecer servicios más cualificados y garantizar, a su vez, la sostenibilidad del sistema con una más adecuada gestión de los recursos”, que beneficiarán a personas con problemas de salud y necesidad de asistencia social.

La estrategia requiere de innovaciones tecnológicas para la identificación de los pacientes, modificar los circuitos asistenciales actuales, adecuar e invertir en infraestructuras y mejorar la coordinación de los profesionales de Atención Primaria, hospitalaria y de urgencias para poder ofrecer una atención integral y multidisciplinar.

Contempla la integración de los cuidados paliativos en todos los recursos y niveles asistenciales, adecuándose a las necesidades de cada momento. El plan propone además empoderar al paciente, al cuidador y la familia a través del proyecto paciente activo, una iniciativa para fomentar los autocuidados y un mejor autocontrol de la enfermedad.

El Servicio de Salud de las Islas Baleares (IBSalut) ya ha iniciado el proceso formativo de los profesionales que van a estar implicados en el nuevo modelo de atención a la cronicidad. Se está impartiendo formación a los profesionales del 061, los profesionales de los centros de salud y de los hospitales.

Foto de familia de todos los participantes en el acto de presentación del nuevo modelo de atención a la cronicidad.

Foto de familia de todos los participantes en el acto de presentación del nuevo modelo de atención a la cronicidad.

Ya se ha formado a un primer grupo de 30 enfermeras gestoras de casos, figura esencial en todo este proceso de cambio, que trabajará desde los distintos niveles asistenciales para coordinar la atención y los recursos para pacientes crónicos. Las enfermeras, principal especialista sanitario en cuidados, están llamados a ser ejes de la atención a la cronicidad.

Los pacientes crónicos serán identificados a través de la historia clínica mediante una aplicación informática que ha adaptado el Servicio de Salud. Esta medida será un punto de partida fundamental en el proyecto, ya que permitirá que todos los profesionales puedan identificar a estos pacientes desde su mismo historial.

De este modo se podrán conocer sus necesidades y anticiparse a las posibles complicaciones, y puedan aplicar el protocolo adecuado y seguir los circuitos idóneos en cada momento. Esta acción entra dentro de la estrategia sanitaria de la Conselleria de Salut de no limitar la atención al momento del paso del paciente por la red, sino a tratarlo en su medio.

El eje de la atención a las personas con enfermedades crónicas estará en Atención Primaria. Desde dicho ámbito se identificará a los pacientes crónicos complejos, se establecerá un plan de cuidados individualizado y se asegurará la continuidad asistencial activando los recursos necesarios en la comunidad y en las escuelas en el caso de los niños.

Los profesionales de Atención Primaria, referentes del paciente, serán uno de los pilares fundamentales del nuevo modelo de atención a la cronicidad, ya que de ellos depende asegurar una atención domiciliaria proactiva y de calidad. Asimismo, se contemplan planes de atención compartidos entre los equipos de atención domiciliaria y los dispositivos de urgencias.

El objetivo de esta medida, que propone unificar tareas y aprovechar sinergias, es el de proporcionar una atención continuada también durante las noches, fines de semana y festivos. Los hospitales públicos de Balears contarán con unidades de cronicidad específicas cualificadas para abordar de forma integral la atención de estos pacientes.

Estas unidades estarán formadas por profesionales especializados en Medicina Interna y Geriatría, contarán con sus propios servicios de farmacología y tendrán en la figura de la enfermera gestora de casos el puente de enlace con Atención Primaria, con las unidades de media estancia y los servicios sociales de atención a la dependencia.

En 2017, el Hospital Comarcal de Inca pondrá en marcha la primera Unidad de Cronicidad de Balears. Será el primer centro que activará los protocolos para desarrollar el nuevo modelo de atención de los pacientes crónicos. El proyecto se irá implementando progresivamente en el resto de áreas de salud de la comunidad.

El proyecto contempla además nuevas unidades de media estancia para convalecencia, rehabilitación y cuidados paliativos; unidades de demencia, y otras infraestructuras con un enfoque funcional y rehabilitador. También hospitales de día geriátricos, todo ello elementos básicos de las necesidades que tienen los pacientes de este tipo de perfil.

El Servicio de Salud dispone en el Hospital General de 98 plazas de media estancia, y ha habilitado 25 camas de convalecencia en el Hospital Verge de la Salut de Palma. A estos recursos se suman las 100 camas del Hospital Joan March y las 160 camas del Hospital Sant Joan de Déu, integrado en la red asistencial del IBSalut y presta apoyo a toda la isla de Mallorca.

Por otro lado, en 2017 se pondrá en marcha el hospital de día geriátrico del Hospital General, donde se ha previsto también una unidad de demencias para prevenir el deterioro cognitivo en estadios iniciales. Mediante un convenio de colaboración con el IMAS, la Residencia de Felanitx se ha dotado de 10 plazas para pacientes de la comarca de Llevant.

En Menorca se han conveniado 7 plazas de media estancia y se está trabajando para disponer de 5 camas más. También en Eivissa se está ultimando un convenio para disponer de 10 plazas de convalecencia y rehabilitación en el Hospital Residencia Cas Serres, al objeto de hacer una oferta de calidad en las islas menores.

Respecto a la cronicidad infantil, el Servicio de Salud trabaja en la creación de una comisión específica que permita mejorar la atención de los niños con patologías crónicas y la de sus familias (que tienen unas necesidades especiales por su afectación), mediante una atención multiprofesional coordinada y colaborativa entre ámbitos e instituciones.

Este proyecto tiene como referencia las estrategias para el abordaje de la cronicidad, el plan estratégico para la infancia y adolescencia, el plan estratégico de salud mental y la estrategia de enfermedades raras. Asimismo, potenciará la labor del CAPDI (Centro Coordinador Atención Primaria para el Desarrollo Infantil).

Durante la presentación del proyecto, varios profesionales implicados en la implementación de la estrategia de cronicidad en los centros sanitarios públicos de las islas han presentado un caso práctico. Han participado Gabriel Moragues, médico de familia y técnico del grupo de atención a la cronicidad; Catalina Nadal y Luis Feliú, médicos internistas del Hospital Universitario Son Espases; Silvia García y María Viña, enfermeras gestoras de casos en Son Espases; Rosa Llabrés, enfermera gestora de casos del Centro de Salud Inca; Josefa Pades, coordinadora de enfermería del CS Valldargent, y Natalia Martínez Cuellar, enfermera del servicio 061 Salud Responde. Catalina Vadell, directora gerente del Hospital de Manacor, y Onofre Pons, director médico del Hospital de Inca, han expuesto lo que supone este cambio de modelo para los hospitales comarcales.

En el acto de presentación, celebrado en el Hospital General de Palma, han participado también el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster; la subdirectora de Cronicidad, Coordinación Sociosanitaria, Salud Mental y Enfermedades poco Frecuentes, Angélica Miguélez; Francesc Albertí, coordinador de atención a la Cronicidad del Servicio de Salud; la gerente del Hospital Universitario Son Espases, María Dolores Acón; el director médico del Hospital General, Pep Carbonero, y una veintena de profesionales sanitarios implicados en la implementación del proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar