«El consentimiento informado es un arma fundamental en la actividad asistencial del médico»

Redacción. Uniteco Profesional ha participado en la II Jornada de Calidad Hospitalaria, organizada por la Federación Nacional de Clínicas Privadas, y ha destacado la importancia de este documento en la labor asistencial de los médicos

El consentimiento informado es mucho más que un requerimiento legal en el ejercicio diario de los médicos. “La relación entre médico y paciente tiene en el consentimiento informado una concreción que debe ser la norma de actuación entre ellos”, así lo ha expresado Ivo Leahy, director de Comunicación de Uniteco Profesional, correduría de seguros especializada en profesionales de la salud.
La problemática legal en torno a este documento se cifra actualmente en que un 20 % de las condenas a médicos se apoyan fundamentalmente en un consentimiento defectuoso o inexistente, según datos aportados por Leahy.

El director de Comunicación de la correduría ha afirmado que “no se trata tanto de cubrirse las espaldas con la firma de un papel, hay que prestar especial atención a que ese documento refleje los principales riesgos a los que se expone el paciente y que esté actualizado según el avance constante de la medicina además de la propia jurisprudencia”. También ha resaltado que para que el paciente pueda asumir libremente una decisión que afecta a su salud esa comunicación entre médico y paciente debe ser fluida y previa a esa firma, “haciéndose necesaria una comprensión del mensaje que transmite el propio médico”, ha concluido.

La correcta utilización de este documento influye directamente en la propia calidad asistencial del centro médico ya que es un indicador clave de la satisfacción de los pacientes que se someten a pruebas o intervenciones. El propio centro, según ha destacado Leahy, “tiene una doble responsabilidad hacia el médico y el paciente, dotando al primero de todas las herramientas necesarias para ejercer su labor y facilitando al segundo la toma de decisiones”.

El consentimiento informado tiene sus beneficios, como reflejar toda la información al paciente, dar tranquilidad al médico y mejorar la calidad asistencial. Pero también tiene sus riesgos si no son completos o están descuidados, como generar una insatisfacción en los pacientes, lo que desemboca en reclamaciones, en los médicos genera una medicina defensiva que incide directamente en la calidad asistencial, aumentando el número de pruebas diagnósticas y el tiempo de espera para recibir un diagnóstico, lo que paradójicamente puede acabar provocando una pérdida de oportunidad por retraso diagnóstico. Tanto es así, que 7 de cada 10 reclamaciones judiciales contra el médico tienen como base defectos en el consentimiento informado, ha indicado Leahy.

Leahy destacó el desarrollo de una herramienta online de gestión de consentimientos informados (elconsentimiento.es) en el que ha participado Uniteco Profesional, aportando su experiencia de más de 45 años en la gestión de siniestros de responsabilidad civil profesional sanitaria, además del despacho DS Legal Group –especializado en derecho sanitario- y la aportación de decenas de médicos de renombre de todas las especialidades.

Esta herramienta ofrece los consentimientos informados de la inmensa mayoría de las intervenciones de todas las especialidades médicas. Sus principales ventajas son que está permanente actualizada con los protocolos marcados por la práctica médica, y está especialmente puesto al día por un equipo de más de 20 abogados de acuerdo al avance de la jurisprudencia en los casos de malpraxis médica.
La experiencia con esta herramienta es “muy positiva en los médicos que la han utilizado ya que no tienen que preocuparse de actualizar estos documentos”, según ha resaltado Leahy. Otras ventajas son que se guarda una copia de los documentos firmados en la nube y así, tanto médico como paciente, pueden consultarlos cuando les sea necesario.

“Una mejora en la gestión de los consentimiento informados influye directamente, de esta manera, en la mejora de la calidad asistencial al evitar problemas tanto a pacientes, como a médicos, como a los propios centros”, ha concluido Leahy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar