Infecciones vaginales: uno de los motivos más frecuentes de consulta ginecológica y de urgencias en verano

Redacción Llega el verano y con él, la aparición de infecciones e irritaciones vaginales. El calor, la ropa de baño y la humedad son factores que pueden debilitar las defensas del ecosistema de la vagina, favoreciendo la aparición de cuadros irritativos e infecciones.
El Dr. Armando López, del Servicio de Ginecología y Prevención de Hospital Clínica Benidorm, conoce bien la relación entre temporada estival y aparición de infecciones vaginales ya que estas últimas “son, sin duda, uno de los motivos más frecuentes de consulta ginecológica en verano. Picor y escozor en el área genital externa, secreción vaginal anormal y abundante, mal olor, molestias en las relaciones sexuales, etc. son los síntomas que más encontramos en las consultas y en Urgencias durante el verano”.

La vaginitis (infección vaginal) es un proceso inflamatorio de la vagina que se manifiesta de forma brusca y, aunque se trata de un proceso benigno, las consecuencias físicas y emocionales en la calidad de vida de la mujer pueden llegar a ser importantes. Además, es muy frecuente. Más del 75% de las mujeres presentaran una candidiasis (infección por hongos) a lo largo de su vida y de ellas, más del 50% sufrirán más de un episodio infeccioso.

“Por eso, ante cualquier alteración de la secreción vaginal o la aparición de síntomas irritativos locales, es necesario acudir al ginecólogo para hacer un diagnóstico rápido y establecer el tratamiento adecuado a cada caso y no recurrir a la automedicación”, ha recordado el Dr. Armando López.

Los síntomas de la infección vaginal presentan un flujo blanquecino y grumoso que va asociado a un picor vulvovaginal intenso y dolor en las relaciones sexuales. Además, se pueden producir lesiones externas por rascado y enrojecimiento marcado de la vulva. En la visita al Ginecólogo, se llevará a cabo una exploración ginecológica en la que se examinan los genitales externos para descartar lesiones y se toman muestras internas para que, con la ayuda del Laboratorio, se pueda conocer la causa exacta de la vaginitis. Según cuál sea su causa, se aplicará uno u otro tratamiento. El más habitual se basa en la utilización de medicamentos antifúngicos por via oral y tópica.

Algunas recomendaciones para prevenir la vaginitis a tener en cuenta, aunque lo recomendable es conocer el origen para saber cómo prevenirla: Prestar atención en la higiene íntima: lavar siempre de delante hacia atrás para no traspasar a la vulva bacterias del recto; Beber agua en abundancia; Orinar antes y después de mantener relaciones sexuales; No permanecer con el bañador mojado; En los días de más calor, procurar vestir ropa más holgada, fresca y de tejidos transpirables; Usar ropa interior de algodón; La dieta también puede influir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar