“El 100% de la población tiene hemorroides y el 50% las sufre”

DRA. MARGARITA GONZÁLEZ-ONANDIA, CIRUJANA GENERAL Y DEL APARATO DIGESTIVO DE HOSPITAL JUANEDA MIRAMAR

DRA. MARGARITA GONZÁLEZ-ONANDIA, CIRUJANA GENERAL Y DEL APARATO DIGESTIVO DE HOSPITAL JUANEDA MIRAMAR

Dentro del trabajo diario de los cirujanos, las enfermedades colorrectales ocupan una parte muy importante debido a la gran frecuencia de patologías como el cáncer colorrectal o las hemorroides. Estas últimas son la patología proctológica más frecuente llegando a afectar al 50% de la población occidental. La doctora Margarita González-Onandia, Cirujana General y del Aparato Digestivo de Hospital Juaneda Miramar destaca la importancia de actuar con prontitud ante las hemorroides.

P.- Hablar de hemorroides sigue siendo un tema tabú, pero son muchas las personas que las padecen…

R.- El 100% de la población tiene hemorroides y el 50% las sufre. Se habla de las hemorroides como si fuera una patología y no es así. Todos tenemos hemorroides. El problema surge cuando la hemorroide desciende de su posición anatómica y provoca molestias. Cuando ocurre esto, es cuando hablamos de una afección, de las hemorroides patológicas.

P.- ¿Qué son exactamente las hemorroides patológicas?

R.-Las hemorroides son unos cojinetes vasculoelásticos que almohadillan el canal anal. Las hemorroides patológicas son dilataciones de esas estructuras provocadas por una congestión sanguínea lo que provoca un deslizamiento de su posición anatómica lo que condiciona la aparición de los primeros síntomas: sangrado rectal, prolapso, disconfort, escape mucoso… Para un buen diagnóstico es necesario tener en cuenta la historia clínica del paciente y realizar una exploración que incluye como mínimo: examen visual, tacto rectal y anuscopia.

P.- Se relaciona este tipo de patologías con las mujeres…

R.- Hombres y mujeres las padecen por igual. Si bien es cierto que el embarazo, al aumentar la presión intraabdominal, puede provocar deslizamiento de las hemorroides, lo que induce a pensar y a asumir que hay más mujeres que las padecen. Debo añadir que a nivel de consulta, cada vez son más el número de mujeres que vienen. El tema de las hemorroides sigue siendo tabú y la exploración da cierto pudor. Nos hemos dado cuenta que en este aspecto las pacientes prefieren ser exploradas por mujeres.

P.- ¿Existen factores de riesgo que hagan a una persona más propensa a desarrollar hemorroides?

R.- Existen factores predisponenentes y factores hereditarios. Entre los factores que predisponen a padecer hemorroides destacan los que aumentan la presión intraadominal como son el estreñimiento, esfuerzo defecatorio prolongado, obesidad, el ritmo de vida sedentario, embarazos y los partos.

P.- ¿Cuáles son los síntomas más comunes?

R.- Sangrado, prolapso, prurito –picor-, mucosidad, dolor…. La crisis hemorroidal aguda es una de las patologías más dolorosas que existen e incluso puede llegar a ser incapacitante.

P.- ¿Cuándo debemos acudir a la consulta de un profesional?

R.- Ante cualquier tipo de síntoma conviene ir al médico. En un primer paso se suele ir al digestólogo y luego en función del grado de la hemorroide se deriva al cirujano. Es importante que los pacientes sepan que existen tratamientos realizados por los digestólogos: infiltración esclerosante, ligadura con banda elástica, fotocoagulación… no siempre es necesaria la intervención quirúrgica. Ante las hemorroides es mejor actuar con prontitud e ir al especialista al primer síntoma. Es fundamental descartar otras patologías como el cáncer rectal, especialmente cuando existe perdida de sangre.

P.- En caso de indicarse tratamiento quirúrgico, ¿En qué consiste?

R.- La cirugía consiste en eliminar el tejido hemorroidal anormal, con el cuidado de no interferir con los esfínteres y de mantener un orificio anal normal (no estrecharlo). Existen diferentes técnicas quirúrgicas: la hemorroidectomía, extirpar el anodermo junto al tejido hemorroidal ya sea de forma clásica o con sellador de vasos; la hemorroidopexia, se realiza una mucosectomía circunferencial con grapadora mecánica; o un método innovador que consiste en la ligadura con doppler, se ligan las arterias hemorroidales de forma guiada por un rectoscopio provisto de un Doppler en su extremo.

P.- ¿A qué edad aparecen generalmente las hemorroides?

R.-Es poco frecuente que alguien muy joven padezca de hemorroides. El 50% de la población mayor de 30 años sufrirá algún síntoma relacionado con ellas. Su mayor incidencia se da entre los 45 y 65 años. Además, durante el embarazo, por ejemplo, puede ser un factor predisponerte para que mujeres de cualquier edad tengan hemorroides.

P.- ¿Qué podemos hacer para minimizar las molestias o evitar sufrir hemorroides?

R.- Medidas higiénico-dietéticas que consisten en: añadir fibra a la dieta, ingerir abundante cantidad de agua (mínimo 1.5 litros al día), restringir alimentos y bebidas irritantes para el canal anal (cafeína, picantes, condimentos, alcohol…) y realizar ejercicio. Todo ello ayuda a regular la función intestinal y a reducir el esfuerzo al defecar, lo que contribuye a disminuir los síntomas. Una vez que los síntomas aparecen se pueden tratar con baños de asiento con agua templada, con pomadas tópicas que desinflaman y con medicamentos venotópicos que disminuyen el edema manteniendo la integridad del endotelio y aumentando el tono venoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar