Claves de aulaPlaneta para proteger a los menores de los peligros de Internet

Redacción
Las nuevas tecnologías e Internet son una herramienta útil para aprender, comunicarse y divertirse. Sin embargo, como cualquier instrumento o actividad, tienen sus peligros, especialmente para los más indefensos: los niños y adolescentes, por lo que aulaPlaneta analiza las cinco amenazas más comunes a las que pueden enfrentarse los hijos cuando utilizan Internet y propone algunos consejos generales para prevenir problemas al navegar por la Red.
´
Estas cinco amenazas “online” detectadas por aulaPlaneta son: en primer lugar, contenido inapropiado. Uno de los peligros más comunes cuando un menor navega por Internet es que acceda a material que no es adecuado para su edad, ya sea de carácter sexual, violento o relacionado con temas como las drogas, las armas, los juegos de azar etc. Los niños pueden toparse con este tipo de estos contenidos mientras buscan información, juegan o ven un video, al aparecer en muchas ocasiones en forma de banners, pop-ups o enlaces publicitarios que les derivan hacia otras páginas web.

En segundo lugar, el Ciberacoso. El acoso escolar o bullying se ha extendido del centro escolar al mundo virtual. El acceso de los niños y adolescentes a ordenadores, móviles y tabletas con conexión a Internet facilita las agresiones en cualquier momento y lugar y, además, con mayor posibilidad de anonimato. Este tipo de acoso se realiza a través de mensajes de texto o correos electrónicos, imágenes, videos y otras publicaciones ofensivas en redes sociales. Existen numerosas webs que proporcionan información de las claves para detectar y prevenir el ciberacoso, como por ejemplo ciberbullying.com, además de guías que recopilan consejos para padres y educadores.

En tercer lugar, el Sexting. Se produce cuando se envían fotografías, audios o videos de carácter sexual, generalmente a través del teléfono móvil. En este caso, lo esencial para la prevención es concienciar a los adolescentes de la importancia de no enviar nunca este tipo de contenidos, incluso aunque el destinatario sea una persona de confianza, ya que nunca pueden estar seguros del uso que se dará a la información

El Grooming es un término que se refiere a las prácticas online de adultos que tratan de ganarse la confianza de los menores con el fin de conseguir imágenes de carácter sexual, acosarles e, incluso, explotarles sexualmente. Guarda una estrecha relación con la pornografía infantil y la pederastia en Internet. Una web con consejos y recursos para tratar este tema con los hijos y prevenirles contra los ciberdepredadores es internet-grooming.net. Además, ante cualquier problema de acoso sexual online, se puedes recurrir al Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

En quinto lugar, la revelación de información. Ya sea de forma consciente, en una conversación de chat o en una red social, o inconsciente, a través de engaños (estafas, falsas ofertas, sorteos o regalos), los hijos pueden revelar sus datos personales online sin darse cuenta del peligro que supone. Ignorar correos que piden cualquier tipo de información, no introducir nunca datos como la dirección postal o el teléfono móvil en ninguna web por muy segura que parezca o evitar el uso de aplicaciones o software que suministren la ubicación son algunas prácticas seguras para evitar este problema.

Se puede proteger a los niños o adolescentes de estos y otros peligros poniendo en práctica los siguientes consejos generales: mantenerse siempre cerca cuando utilicen Internet, sobre todo con los más pequeños; establecer normas de uso de los dispositivos con acceso a la Red; hablar con los hijos sobre los peligros de la Red, interesarse por lo que hacen cuando navegan y advertirles de que se dirijan a los padres y les comenten cualquier contenido, mensaje o situación que les incomode; mantener la webcam siempre desconectada; instalar un buen antivirus y un bloqueador publicitario en el navegador y configurar sistemas de control parental que eliminan automáticamente las amenazas más comunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar