Diabetes: una sed demasiado dulce

La diabetes, especialmente en su tipo 2, sobrevenido con la edad, es un grave problema de salud pública; consecuencia de una mala dieta y un sobrepeso, cuando el páncreas deja de producir insulina se pone en marcha un proceso que puede acabar en un infarto, en la ceguera, en un ictus, en el fallo renal / Prevenir es fácil, y controlarla, también, siempre que el paciente se responsabilice y sea un ‘experto’ en su enfermedad

efectos-de-la-diabetes

Uno de los personajes de ‘Piazza d’Italia’ de Antonio Tabucchi es Melchiorre, un niño que siempre tiene sed y ganas de orinar y que sueña con descubrir una fuente cuya agua le curará. Leyendo la novela se descubre que Melchiorre era un niño diabético, sin saberlo y sin poder hacer nada por evitarlo.

La diabetes ha sido hasta hace un siglo la gran desconocida o temida. El escritor H.G. Wells (autor de La Guerra de los Mundos) la sufría y vivió con expectación la entrada de la insulina, en los años 20 del siglo pasado en el arsenal terapéutico. Eso no le impidió triunfar, como a Anne Rice o a Ernest Hemingway.

Hoy la diabetes no se cura, pero se controla y, sobre todo, en el caso del tipo 2, la más frecuente, se controla y se evita, si se lleva una vida sana, a base de deporte y dieta saludable.

Es decir, eso que todos se proponen cada año pero que tan pocos cumplen. Luego viene el colesterol, la diabetes, los infartos…

EL PANCREAS DICE ‘NO’.- La diabetes es una enfermedad crónica causada cuando el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita. La principal función de la insulina es el mantenimiento de los valores adecuados de glucosa en sangre, que en el interior de las células se transforma en energía para que funcionen los músculos y los tejidos.

En las personas enfermas de diabetes hay un exceso de glucosa en sangre (hiperglucemia) ya que no se procesa, por falta de insulina natural, de la forma adecuada. Si los pacientes no siguen el tratamiento adecuado los tejidos pueden acabar dañados y se pueden producir complicaciones (infartos, ictus, ceguera, fallo renal) muy graves en el organismo.

El estudio di@bet.es (2012) señala la prevalencia de la diabetes en España en torno al 13,8% de la población. Los resultados del estudio también confirman la asociación entre diabetes, obesidad e hipertensión arterial y la importancia de la actividad física como método de prevención, de modo que los hábitos saludables sostenidos son la prevención ideal.

MUCHOS NO LO SABEN.- Un 6% de las personas con diabetes tipo 2 desconoce que sufre esta enfermedad. La prevalencia es mayor al aumentar la edad del paciente. Se estima que puede llegar a afectar hasta el 25-30% de la población anciana. También se incrementa conforme aumenta la prevalencia de obesidad, destacan los expertos.

Las causas de la diabetes tipo 1 (el niño nace con ella o con la predisposición y debutará antes o después) son principalmente la destrucción progresiva de las células del páncreas, que producen insulina. En estos casos, la insulina tendrá que administrarse artificialmente desde el principio de la enfermedad y de por vida o hasta un trasplante de páncreas.

Sus síntomas particulares son el aumento de la necesidad de beber y aumento de la cantidad de orina, la sensación de cansancio y la pérdida de peso a pesar del incremento de las ganas de comer, todo ello consecuencias de la ‘mala gestión’ que hace el cuerpo de los azúcares.

TIPO 2, PARA MAYORES.- La diabetes tipo 2, la más numerosa y preocupante como problema de salud pública y enfermedad evitable o relativamente fácil de controlar, surge generalmente en edades más avanzadas y es unas diez veces más frecuente que la anterior.

Por regla general, la diabetes tipo 2 también está diagnosticada o la han padecido otras personas de la familia.

La diabetes tipo 2 se origina debido a una menor producción de insulina escasa y un aprovechamiento insuficiente en las células. Según qué defecto de los dos predomine, al paciente se le habrá de tratar con pastillas antidiabéticas o con insulina (o con una combinación de ambas).

En estos casos el paciente no suele presentar síntomas.

Esta falta de síntomas hace que la diabetes pueda pasar desapercibida para la persona afectada durante mucho tiempo. Es por ello que se recomiendan exámenes preventivos a partir de los 40 años de edad y sobre todo en personas que hayan presentado sobrepeso durante muchos años, lo que evita graves enfermedades en edades posteriores.

SINTOMAS Y ALARMAS.- La diabetes gestacional es ocasional y se puede controlar igual que los otros tipos de diabetes.

Durante el embarazo la insulina aumenta para incrementar las reservas de energía. A veces, este aumento no se produce y puede originar una diabetes durante embarazo.

Uno de los principales síntomas de la diabetes es una mayor frecuencia en orinar, ya que el cuerpo intenta eliminar el exceso de azúcares que no se procesan por el defecto de insulina. En los niños el fenómeno puede presentarse en forma de ‘mojar la cama’, aunque no todos los casos indiquen que se haya desarrollado la enfermedad.

LA SED, CANSANCIO… Se dan también hambre inusual, una sed excesiva, debilidad y cansancio, pérdida de peso, irritabilidad y cambios del estado de ánimo, sensación de malestar en el estómago y vómitos, vista nublada, cortaduras y rasguños que no se curan, o se curan lentamente, picazón o entumecimiento en las manos o los pies, infecciones recurrentes en la piel, la encía o la vejiga (cistitis), elevados niveles de glucosa en la sangre y en la orina.

Para la diabetes tipo 1 no existe ningún método eficaz de prevención. Sin embargo, ante la diabetes de tipo 2, que es la que aparece con más frecuencia, al estar relacionada con la obesidad se puede tratar de evitar en gran medida adoptando unos hábitos de vida saludables. Es aconsejable preguntar al médico.

La actividad física y la pérdida de peso previenen el desarrollo de diabetes en personas predispuestas, incluso en quienes ya presenten algún grado de alteración de la tolerancia a la glucosa (o prediabetes).

La dieta mediterránea previene la enfermedad cardiovascular por lo que debería ser la dieta de elección.

ANÁLISIS DE SANGRE.- Para medir la concentración de glucosa en la sangre se obtiene una muestra de sangre del paciente en ayunas por lo menos 8 horas antes de la prueba.

Es normal cierta elevación de la glucosa en la sangre después de comer, pero incluso entonces, los valores no deberían ser muy elevados.

El tratamiento de la diabetes mellitus se basa en dieta, ejercicio físico y medicación para mantener normales los niveles de glucosa en sangre.

En muchos pacientes con diabetes tipo 2 no sería necesaria la medicación si se controlase el exceso de peso y se llevase a cabo un programa de ejercicio físico regularmente.

Sin embargo, es necesario con frecuencia una terapia sustitutiva con insulina o la toma de fármacos hipoglucemiantes por vía oral, que se prescriben a personas con diabetes tipo 2 que no consiguen descender la glucemia a través de la dieta y la actividad física, pero no son eficaces en personas con diabetes tipo 1.

efectos-de-la-diabetes-2

PONERSE INSULINA.- En pacientes con diabetes tipo 1 es necesario la administración de insulina.

También es requerida en diabetes tipo 2 si la dieta, el ejercicio y la medicación oral no consiguen controlar los niveles de glucosa en sangre. La insulina se administra a través de inyecciones en la grasa de debajo de la piel del brazo.

Si se tomase por vía oral sería destruida en aparato digestivo antes de pasar al flujo sanguíneo. Las necesidades de insulina varían en función de los alimentos que se ingieren y de la actividad física que se realiza. Las personas que siguen una dieta estable y una actividad física regular varían poco sus dosis de insulina.

La diabetes tipo 2 se está convirtiendo en la mayor epidemia de una enfermedad en la historia del ser humano. Se trata de una afección crónica grave, que no tiene cura, aunque sí tratamiento y cuyo buen pronóstico depende en gran medida del buen control de la enfermedad, lo que requiere gran colaboración por parte del paciente.

EL VITAL AUTOCUIDADO.- La falta de autocuidado de la diabetes, por el contrario, está asociada a un mayor riesgo de discapacidad, disminución de la calidad de vida y una mayor mortalidad. “La diabetes es la principal causa de ceguera, de amputación no traumática de miembros inferiores y de enfermedad renal avanzada con necesidad de diálisis”.

Son palabras del el Dr. Ricardo Gómez Huelgas, miembro del Grupo de Diabetes/Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

El experto añade que esta enfermedad es, además, “un factor de riesgo mayor para las enfermedades cardiovasculares: casi el 80% de los pacientes con diabetes fallecen por una enfermedad cardiovascular”.

El mal control de la diabetes tipo 2 también supone un mayor gasto sanitario, puesto que –por el contrario –las personas que consiguen controlarla eficazmente, mejoran su salud y bienestar y reducen el riesgo de complicaciones, disminuyendo así el gasto sanitario asociado a medicamentos y estancias hospitalarias.

APOYO AL PACIENTE.- El apoyo al paciente y su formación para el autocuidado de la enfermedad son cruciales para prevenir las complicaciones agudas y reducir el riesgo de las complicaciones a largo plazo.

“En los pacientes motivados, formados, y que asumen el autocuidado, la enfermedad tiene mejor pronóstico”, señala el Dr. Antonio Hormigo.

En este sentido, la campaña ‘esDIABETES, TÓMATELA EN SERIO’, ha lanzado un vídeo motivacional para que los pacientes mantengan una actitud positiva ante la diabetes y para que se impliquen en el autocuidado, crucial para prevenir las complicaciones agudas y reducir el riesgo de las complicaciones a largo plazo.

UN VIDEO DE AYUDA.- El vídeo, disponible en la web www.esdiabetes.org, trata de motivar a las personas con diabetes para que sigan una dieta sana y equilibrada, controlen su peso, practiquen ejercicio físico regularmente y no dejen de tomar su medicación.

El ‘paciente experto’ en su autocuidado y control es hoy uno de los valores fundamentales para controlar la diabetes.

El vídeo se basa en las recomendaciones de El Reloj de la Diabetes, herramienta que recoge y unifica de forma fácil y memorable las pautas de salud, avaladas por expertos, que deben seguir los pacientes con diabetes tipo 2: Se ofrece, hora a hora, consejos sobre alimentación, ejercicio, controles de glucemia, visitas médicas y otros hábitos.

Una guía adicional amplía esta información para que los pacientes tengan en su mano todo lo necesario para llevar un buen control de la diabetes durante las 24 horas del día, de modo que entre esta guía, los relojes (son uno para las horas diurnas y otro para las nocturnas) de la campaña y el consejo médico, la calidad de vida crece exponencialmente.

CUIDADOS SENCILLOS.- El control de la diabetes tipo 2 requiere una atención y cuidados sencillos pero frecuentes.

El ejercicio y la dieta son los pilares fundamentales en el tratamiento de esta tipología de diabetes y en algunos casos estas medidas son suficientes para controlar la glucemia, es decir, los niveles de azúcar en la sangre.

Para las personas afectadas, la necesidad de realizar ejercicio físico regular debe ser un hábito tan arraigado en el día a día como lo es el ponerse el pijama y cepillarse los dientes antes de acostarse. Este ejercicio se adapta por el especialista que realiza el seguimiento al enfermo a su edad o condición física, pero es imprescindible en cualquier circunstancia.

Por otro lado, apoyar la formación de las personas con diabetes supone un coste económico significativamente menor que el que generaran las complicaciones de la diabetes en caso de que estas aparezcan (más visitas médicas, más hospitalizaciones, más medicación, más bajas laborales, más discapacidad, etc.).

CINCO MILLONES.- Más de cinco millones de personas tienen diabetes tipo 2 en España y esta cifra alcanza los 347 millones en todo el mundo.

La Federación Internacional de Diabetes ha alertado del progresivo aumento de la prevalencia de la de la diabetes a nivel mundial. Se estima que en 2030 aproximadamente 550 millones de personas tendrán diabetes o prediabetes.

De éstas, entre el 85 y el 90% sufrirán concretamente diabetes tipo 2. Si no se ponen medidas para prevenir su aparición y sus complicaciones, dentro de pocas décadas esta enfermedad, que causa cuatro millones de muertos al año, siendo la cuarta causa de muerte por enfermedad1, será fuente de una gran carga económica y un enorme sufrimiento personal.

El Reloj de la Diabetes es una acción de la campaña ‘esdiabetes, tómatela en serio’, cuyo objetivo es la concienciación global sobre la importancia de adoptar unos hábitos de vida saludables para prevenir o mantener la diabetes controlada.

La iniciativa está auspiciada por la Alianza Boehringer Ingelheim y Lilly en diabetes.

APOYO CIENTÍFICO.- Cuenta además con la colaboración y el aval de la SED (Sociedad Española de Diabetes), redGDPS (Grupo de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de la Salud), SEMI (Sociedad Española de Medicina Interna) y FEDE (Federación de Diabéticos Españoles), lo que supone el apoyo de las sociedades científicas expertas en la materia.

La campaña ‘esdiabetes, tómatela en serio’ se puso en marcha en septiembre de 2011 con el lanzamiento de una encuesta de percepción sobre la enfermedad, en la cual participaron cerca de 600 médicos de distintas especialidades y alrededor de 300 pacientes de esta enfermedad, para conocer sus opiniones.

Posteriormente, la campaña recorrió los mercados de alimentación de varias ciudades españolas para concienciar de la gravedad de la diabetes tipo 2 y de la necesidad de abandonar hábitos de vida poco saludables, especialmente en personas diagnosticadas, y que potencialmente sigan consumiendo en exceso alimentos poco adecuados a su estado.

efectos-de-la-diabetes-3

Tags:
Comments
  1. fernanda cruz | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar