“La detección precoz reduce la incidencia del cáncer de colon en más de un 80%”

El doctor Carlos Dolz en el Instituto de Endoscopia Digestiva de Clínica Juaneda, es miembro de American Society of Gastrointestinal Endoscopy y de las principales sociedades españolas y europeas.

DOCTOR CARLOS DOLZ ESPECIALISTA EN GASTROENTEROLOGÍA Y ENDOSCOPIA DE CLÍNICA JUANEDA Y JEFE DE SERVICIO DE APARATO DIGESTIVO DE SON LLÀTZER

Cada año se conocen en España treinta mil nuevos casos de cáncer colorrectal, 500 de los cuales se producen en Baleares, siendo el cáncer con mayor incidencia y la segunda causa de muerte por esta enfermedad. Los expertos recomiendan la realización de pruebas de detección precoz para reducir notablemente la incidencia de esta enfermedad. El doctor Carlos Dolz especialista en Gastroenterología y Endoscopia, Doctor en Medicina y miembro destacado de las principales sociedades españolas e internacionales de gastroenterología y endoscopia, atiende a los pacientes en Clínica Juaneda. En esta entrevista explica la importancia de la detección precoz de cáncer colorrectal.

¿Por qué eligió especializarse en el aparato digestivo?

Cuando acabé la carrera quería más una parte más clínica, de análisis y de pensamiento, que una parte técnica. Ese fue el motivo principal por el que me especialicé en el aparato digestivo.

Pero como muchas de las cosas que pasan en la vida, te pones en un camino que no sabes donde te llevará. A mi este camino me ha llevado a una parte más técnica que clínica.

Actualmente me dedico a la endoscopia digestiva terapéutica que es el tratamiento a través de los orificios digestivos de muchas enfermedades digestivas. Un tratamiento poco invasivo.

El aparato digestivo esconde numerosas patologías. ¿Cuáles son las más frecuentes?

Las visitas más frecuentes, afortunadamente, son problemas benignos o lo que nosotros llamamos funcionales. El aparto digestivo es muy propenso a tener enfermedades no graves como pueden ser el estreñimiento, las hemorroides o el reflujo gastroesofático. Pero hay que tener en cuenta que también hay enfermos que presentan enfermedades muy graves como el cáncer digestivo o colorrectal que es el más frecuente en la especie humana.

Se habla de pruebas de detección precoz del cáncer colorrectal.

¿En qué consisten?

Cuando hablamos de detección precoz hablamos de una persona que se encuentra bien, que no tiene ningún síntoma, que no tiene ningún análisis alterado.

Una persona que estando bien accede a hacerse algún tipo de prueba para comprobar que no haya una lesión oculta. En cáncer colorrectal esta prueba es el test de sangre oculta en heces. Este es el test, que se utiliza en población de cribado o screening, es la prueba inicial en la detección precoz.

En caso de que los resultados sean positivos, se suele generar una segunda prueba que es la colonoscopia que consiste en el estudio del colon con un instrumento visual, una videocámara, que examina toda la longitud del colon.

¿Es importante la detección precoz en cáncer colorrectal?

La detección precoz en cáncer colorrectal es fundamental. Se ha podido comprobar científicamente que los programas de detección precoz reducen la incidencia del cáncer de colon en más de un 80%.

¿A quién se recomienda la realización?

Generalmente se recomienda a hombres y mujeres a partir de los 50 años en población sana.

Cuándo hay antecedentes familiares, el riesgo a padecer cáncer colorrectal de esa persona es más elevado, en este caso se recomienda hacer la primera colonoscopía diez años antes de la edad en la que el familiar sufrió el diagnóstico del tumor.

¿Qué avances se han experimentado en los últimos años para la detección precoz?

Se han producido dos tipos de avances. Por una parte en el área del diagnóstico y por otra en el tratamiento. En el diagnóstico se ha producido la mejora de la calidad de la imagen de la endoscopia, que permite detectar lesiones cada vez más pequeñas y más difíciles de ver. Destacaría tres elementos en la mejora de imagen: la incorporación de la alta definición, los sistemas de polarización de la luz y la magnificación de la imagen. Es decir, hacer aumentos del tamaño real de una lesión, aumentar dos o tres veces el tamaño de una lesión. En segundo lugar, destacaría que se han producido mejoras en la extirpación de estas lesiones premalignas.

Las técnicas de extirpación son básicamente tres: polipectomía o resección de pólipos, la resección endoscópica mucosa y la disección endoscópica submucosa.

Este es el campo al que me dedico, especialmente en la disección endoscópica submucosa. Una técnica que aprendí fuera de España con expertos japoneses.

¿Es la única persona en Baleares que realiza la disección endoscópica submucosa?

Sí, la disección endoscópica es una técnica compleja que consiste en la extirpación de una lesión premaligna conservando el órgano. Con estas técnicas se puede conseguir mejorar la vida de los pacientes sin necesidad de extirpar el órgano afectado.

¿Cuáles son los factores de riesgos que incrementan la posibilidad de padecer cáncer colorrectal?

Hay tres principales factores: la edad, a más edad más riesgo sobretodo a partir de los 50; los antecedentes familiares de cáncer colorrectal; y en tercer lugar determinadas enfermedades como pueden ser la colitis ulcerosa o la enfermedad del Crohn.

¿Cuál es el procedimiento a seguir?

La persona con antecedentes familiares tiene que ir directamente al especialista para la realización de una colonoscopia.

Por otra parte, la población sana que quiera hacer cribado puede ir a su médico de cabecera y pedir que le hagan el test de sangre en heces. Si el test es negativo, la próxima prueba se recomienda que se realice de nuevo a los dos años. En pacientes con factores de riesgo familiares es el especialista, una vez estudiado la individualidad del caso, cuándo tiene que volver a hacer la colonoscopia.

Otra exploración que permite conocer las lesiones del aparato digestivo es la Ecoendocospia.

¿Qué es?

Es la exploración que permite caracterizar la naturaleza más íntima de una lesión digestiva.

Además permite ver el grado de invasión local de las lesiones digestivas. En muchos casos, permite decir si una lesión merece la pena ser operada o no. Es un endoscopio que combina la imagen con el ultrasonido.

Este tipo de técnica se hace en grupo Juaneda desde hace más de tres años, siendo el único centro privado de las Baleares en ofrecer esta técnica.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar