Tumores vaginales

No es una de las más frecuentes afecciones oncológicas, pero también existe, aunque es más común que se dé entre las mujeres mayores de sesenta años.

cancer-vagina

El cáncer en la vagina no es una de las más frecuentes afecciones oncológicas, pero también existe, aunque es más común entre las mujeres mayores de 60 años. Pero las mujeres más jóvenes, especialmente las que se han expuesto al virus del papiloma humano, pueden sufrirlo. Otro factor de riesgo es que la madre haya consumido dietilstilbestrol (DES) durante el embarazo.

Se trata de un medicamento que algunos médicos indicaban en la década del 50 para prevenir los abortos. Es aconsejable preguntar a la madre si se tomó este medicamento, ya retirado de la circulación, para tenerlo en cuenta y exponérselo al médico en la fase de prevención de la enfermedad.

Uno de los peligros del cáncer de vagina es que no aparecen síntomas anticipantes.

Los factores de riesgo incluyen tener una edad avanzada, infección por virus del papiloma humano, fumadoras, primera relación sexual muy joven, alto número de parejas sexuales, irritación vaginal crónica, exposición a dietiestilbestrol durante la vida fetal.

Es aconsejable consultar a un médico si observa que aparece una hemorragia no menstruación, un bulto o dolor pélvico.

El médico debe hacer una exploración de la vagina y de los órganos de la pelvis, una biopsia de la zona sospechosa y en caso de tener un resultado positivo se realiza un estudio de extensión para saber el grado de afectación de la enfermedad. Debe entonces descartarse la afectación por proximidad de la vejiga de la orina y del recto, además de pruebas como el TAC o la resonancia.

La prueba de Papanicolaou (llamada también prueba de Pap) puede detectar la presencia de células anormales que pueden constituir un cáncer.

Con frecuencia, el cáncer de vagina puede curarse en sus etapas tempranas. Las opciones de tratamiento pueden incluir cirugía, radiación y quimioterapia.

Es necesario acudir al ginecólogo a que examine cualquier lesión o síntoma.

Los factores de riesgo del cáncer vulvar (de células escamosas, de evolución lenta y generalmente en áreas «precancerosas») son la edad (la mayoría de las mujeres que los desarrollan son menopáusicas), nuevamente la infección por virus del papiloma humano, la inflamación crónica, la infección por VIH, haber tenido múltiples parejas sexuales y enfermedades sexuales y fumar.

Los síntomas son picor vulvar, tumoración en la vulva, dolor, úlcera, sangrado, dolor en la micción o flujo anormal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar