Científicos de la UIB investigan las oligoescuaramidas: compuestos para transportar fármacos antitumorales en el interior de la célula

El investigador, doctor Ángel Sampedro

El investigador, doctor Ángel Sampedro

Redacción
La tesis doctoral de Ángel Sampedro Palermo investiga un grupo de nuevos compuestos de base escuaramida para determinar su potencial como agentes antitumorales, como marcadores celulares fluorescentes y como espaciadores autoimmolativos, según informa la Uiniversitat de les Illes Balears (UIB) en su página web.

La tesis doctoral de Sampedro, defendida en la UIB, continúa el trabajo del grupo de investigación en Química Supramolecular en relación con la actividad biológica de moléculas de base escuaramida. La tesis se ha hecho en los laboratorios de Química Orgánica y la han dirigido los doctores Carmen Rotger y Antoni Costa, del Departamento de Química de la UIB.

En una investigación previa se había determinado la actividad antitumoral de un grupo limitado de oligoescuaramidas cíclicas. Este es un nuevo tipo de sustancias, sintetizadas por primera vez en el grupo de investigación de la UIB, y por tanto resultaba importante analizar cómo afectaban las variaciones estructurales en la actividad antitumoral.

Como parte de los trabajos de la tesis se realizaron modificaciones que afectaban la estructura de los macrociclos y los residuos laterales. Si bien la actividad antitumoral de los nuevos productos resultó similar a la que se había obtenido previamente, este estudio ha identificado la facilidad de internalización celular de las oligoescuaramidas cíclicas y ha permitido ampliar el conocimiento referido a la síntesis y las propiedades de derivados de escuaramidas.

Para probar inequívocamente que una molécula cualquiera penetra dentro de una célula, es necesario utilizar sustancias marcadas, es decir, moléculas que emiten una señal, preferentemente fluorescente, desde dentro de la célula.

En esta tesis se han preparado y caracterizado tres marcadores diferentes empleando fluoróforos derivados de pireno, fluoresceína y BODIPY, respectivamente, que se pueden seguir por microscopía confocal. En el caso más favorable, con un marcador de tipo BODIPY, se ha podido determinar sobre varias líneas celulares que la internalización celular transcurre vía endocitosis y que, en último término, el marcador fluorescente se localiza de forma precisa a los endosomas tardíos.

Para explicar la interacción entre las oligoescuaramidas y las células, paso clave para activar la endocitosis, la tesis plantea una hipótesis de partida basada en la interacción entre las oligoescuaramidas y componentes de membrana fosforilados. La fuerte interacción que se observa entre las oligoescuaramidas y los modelos fosforilados, como la manosa-6-P, el AMP y otros, apoya esta hipótesis.

Dado que las oligoescuaramidas cíclicas pueden atravesar la membrana celular, se planteó la posibilidad de utilizar las oligoescuaramidas como transportadores moleculares. Esta función requiere previamente el diseño de un espaciador autoimmolativo para unir el oligoescuaramida a una carga que puede ser un fármaco.

Los estudios realizados en esta línea han permitido identificar un nuevo espaciador formado por una escuaramida conjugada con un disulfuro que, en presencia de un reductor presente en todas las células como es el glutatión (GSH), libera la carga de forma efectiva. Este resultado ha abierto una puerta hacia el desarrollo de fármacos antitumorales más selectivos.

Hay que resaltar que el descubrimiento de nuevos fármacos, marcadores biológicos o cualquier otro tipo de molécula con actividad biológica no es posible sin la realización de experimentos en el nivel celular. En este sentido, la tesis de Ángel Sampedro ha contado con el apoyo y la colaboración de los doctores Silvia Fernández y Príamo Villalonga, del grupo de investigación en Biología Celular del Cáncer (IUNICS-UIB), y de la doctora Ruth Villalonga. Esta colaboración se ha traducido en la realización de numerosos experimentos en el nivel celular que, en conjunto con los resultados químicos, han permitido avanzar en el conocimiento del potencial terapéutico de las escuaramidas.

La tesis doctoral de Ángel Sampedro ha hecho en el marco de dos proyectos de investigación. Uno es el proyecto «Química supramolecular aplicada al diseño, la síntesis y la evaluación de compuestos bioactivos de acción antiinflamatoria, antitumoral y antiparasitaria» (SUPRAMED), financiado en el marco del programa CONSOLIDER-Ingenio, y el otro es el proyecto «Estudios relativos a la Química Supramolecular de sistemas aromáticos y de base escuaramida: aplicaciones biológicas y tecnológicas», financiado en el marco del Plan Nacional de I + D + i.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar