Baleares afronta la etapa de riesgo de la gripe con el 100% de las camas de los hospitales abiertas y un 90% de ocupación

Juan Riera Roca
En los días de más gripe y frío, con un mayor riesgo de aumento del flujo de pacientes que precisen hospitalización, el sistema sanitario público está al 100%: todas las camas de hospitalización abiertas y una ocupación que cada día se aproxima o supera el 90% en las áreas de ingreso de los centros sanitarios.

Sumidos de pleno en el ‘efecto San Sebastián’ se cruzan como cada año las acusaciones sobre la posibilidad de aumentar plazas en las áreas de hospitalización de la red pública, mientras que desde el Ibsalut se recuerda que está “todo abierto y en funcionamiento” y se insta a los usuarios a no saturar las urgencias.

El oficiosamente llamado ‘efecto San Sebastián’ no es nada más que la constatación práctica de que cada año coinciden las primas fechas de frío intenso con la fiesta del patrono de Palma (20 de enero) y con ello los hospitales y centros de salud se llenan de personas afectadas por el primer embate de la gripe.

Como cada año esta onda epidémica llega a Baleares por estas fechas y las personas con problemas de salud de base o fragilidad más acentuada (ver páginas 11 a 15 de este mismo número de Salut i Força) pueden verse desestabilizadas y sufrir un problema que haga necesaria la consulta médica o el ingreso.

Por ello se considera que en estas fechas todas las camas hospitalarias disponibles deben estar abiertas al objeto de poder canalizar un mayor flujo de ingresos de parte de cardiópatas, enfermos pulmonares y añosos, inumunosuprimidos, etcétera que vean agravado su estado y deban ser por ello hospitalizados.

Por ello desde el Ibsalut se dio la orden de confirmar que todas las camas hospitalarias estuvieran disponibles y el miércoles 14 desde el Govern se aseguraba que «todos los hospitales públicos de Baleares tienen el 100% de las camas abiertas y han reforzado los servicios de urgencias contratando 50 profesionales.

Con este refuerzo de la plantilla de profesionales sanitarios se espera poder atender el incremento puntual de la presión asistencial urgente como consecuencia del descenso de las temperaturas. Además, han avanzado que se seguirá haciendo contrataciones según las necesidades asistenciales.

Desde el Ibsalut se informaba cado que entre los siete hospitales públicos de Baleares se atienden en un día de invierno de la franja afectada por el ‘efecto San Sebastián’ unas 1.100 urgencias, de más del 15% de las cuales requirieron ingreso hospitalario. Esto supone un aumento de la gravedad de los casos:

Normalmente de las personas que acuden a Urgencias solo suele quedar ingresado un 12%. Sea un 12 o un casi 16% la estadística evidencia que más de un 80% de las personas que acude a Urgencias (en éstas u otras fechas) no necesita de los servicios que ahí se ofrecen, de modo que se aconsejan otras opciones.

Si el paciente sufre solamente los síntomas de la gripe, en el centro de salud lo atenderán mucho más eficazmente que en las, a buen seguro, saturadas Urgencias de un hospital. Si el paciente se encuentra muy mal, es mejor que llame al 061 o al 112 y desde allí le proporcionarán desde consejo médico a una ambulancia.

Desde el Ibsalut se asegura que «en estos momentos no hay ninguna planta hospitalaria cerrada y que la actividad registrada es la habitual de esta época del año», saliendo al paso del sindicato SATSE que hablaba de 11 camas cerradas en Son Llàtzer (camas que fueron abiertas pocas horas después).

Por otra parte, el Hospital Universitario Son Espases ha ampliado hasta 26 el número de camas de la Unidad de Hospitalización a Domicilio. Esta actuación permitirá descongestionar la presión registrada en el Servicio de Urgencias del centro de referencia y ofrecer a los pacientes domiciliarios una atención de calidad.

Además, también se han derivado pacientes al Hospital Sant Joan de Déu, en el marco del convenio singular suscrito con este centro hospitalario sin ánimo de lucro. Este hospital pertenece a una ONG sin ánimo de lucro y, con el de la Cruz Roja, forma parte efectiva de la red hospitalaria pública de Baleares.

Durante la última semana se ha registrado un aumento del 35% en la actividad quirúrgica programada, que ha pasado de 159 intervenciones a las 214 llevadas a cabo ayer. Este incremento se enmarca en las actuaciones dirigidas a reducir las listas de espera quirúrgicas. El problema asistencial es, sin duda, la ola de gripe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar