Policlínica Miramar apuesta por la prevención en patologías respiratorias agudas

El doctor Felipe Nicolau, neumólogo de Policlínica Miramar.

El doctor Felipe Nicolau, neumólogo de Policlínica Miramar.

La llegada del frío hace que se disparen las enfermedades respiratorias, especialmente para aquellos pacientes que sufren afecciones pulmonares crónicas. La tos crónica, las infecciones de la vía traqueobranquial, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o la patología del sueño, lideran las visitas al especialista. El Neumólogo de Policlínica Miramar, el doctor Felipe Nicolau, considera que es clave la prevención en los pacientes susceptibles.

La temporada más complicada para los pacientes con enfermedades respiratorias crónicas se inicia con la llegada del otoño y hasta bien entrada la primavera. Los cambios de temperatura agudizan estas patologías y se hace necesario consultar al especialista y realizar acciones de prevención. El doctor Felipe Nicolau, especialista en Neumología con consulta en la Policlínica Miramar explica que: “Es muy común que en estas fechas se agudicen las enfermedades respiratorias. Es el caso de pacientes que han sido fumadores y que han desarrollado una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, conocida como EPOC. Ellos tienen gran tendencia a hacer cuadros de infecciones en forma de bronquitis con broncoespasmo – cierre de los bronquios-, pero también llegan hasta la consulta muchísimas neumonías. Se trata de pacientes crónicos que incluso requieren de ingresos hospitalarios”.

Factores

Factores como la genética determinan la aparición de la EPOC. Los datos oficiales cifran en un 36 %, el número de españoles que fuman, aunque sólo un 25% de ellos desarrollarán la EPOC.

La patología más frecuente es la tos crónica que en palabras del Dr. Nicolau: “Se sitúa a la cabeza de las consultas. Se trata de un síntoma muy molesto que puede ser el reflejo de muchas enfermedades. Por eso, cuando esta tos crónica tiene una duración de 2 ó 3 semanas, recomendamos que se consulte al neumólogo, porque puede ser la traducción de una enfermedad seria. Normalmente el paciente tiene un poco de asma bronquial que se traduce como una hiperreactividad bronquial, y que durante el estímulo irritante el paciente tose de forma prolongada. Puede ser por reflujo gastroesofágico, por goteo postnasal secundario a sinusitis, por bronquitis crónica del fumador, etc… También es habitual tratar infecciones de la vía traqueobronquial, muchos casos de EPOC y la comentada y prevalente patología del sueño”. Desde hace más de una década la Policlínica Miramar dispone de una de las Unidades del Sueño más importantes de Baleares. Un equipo multidisciplinar se encarga del tratamiento de las distintas patologías del sueño de forma personalizada. Para el Dr. Nicolau: “Son muy habituales los casos de personas con problemas para dormir, que se expresan en forma de insomnio o bien en forma de somnolencia diurna, cuyo paradigma es la apnea del sueño. Aquí el paciente se queda a dormir y es visitado, si se precisa, por diversos especialistas, para su valoración multidisciplinar encabezada por el neurofisiólogo y el neumólogo, seguido del otorrinolaringólogo, y si es preciso por el endocrinólogo y/o psiquiatra. De la patología del sueño, la que más se trata es la apnea del sueño, que afecta a un 5% de la población. Las apneas, se corrigen mediante técnicas quirúrgicas o conservadoras. Respecto a su perfil el estándar es el paciente obeso, con un cuello corto y ancho, con antecedentes de ronquidos intensos, habitualmente hipertenso y/o que padece alguna enfermedad cardiovascular más. Pero no siempre se adaptan a este morfotipo, también afecta a pacientes con rasgos faciales faciales particulares como la micrognatia o la retrognatia, que son deformidades de la mandíbula y que conllevan problemas de apnea. También vemos muchos pacientes que, sin ser obesos, tiene hipertrofia amigdalar o del velo de paladar, que se benefician de técnicas quirúrgicas, y por tanto hay una gran amplitud de fenotipos”.

Avances médicos

Los avances médicos se pueden convertir en los grandes aliados de la prevención de las enfermedades respiratorias. En relación a la EPOC y al Asma bronquial se han perfeccionado los tratamientos broncodilatadores, sus dispositivos son mucho más fáciles de usar, en monodosis y consiguen un mayor efecto tanto broncodilatador como antiinflamatorio.

Según señala el Dr. Nicolau: “En el ámbito curativo de los enfisemas se está estudiando de forma incipiente la terapia con células madre, sin resultados a tener en cuenta. Con respecto a las infecciones pulmonares disponemos de los mismos antibióticos que existen desde hace 25 años, lo cual genera problemas de “resistencia antibiótica”.

El hecho de que no salgan nuevos antibióticos preocupa a la comunidad científica internacional, por la posibilidad de que se estén creando cepas resistentes sin que hoy por hoy haya previsiones de antibióticos nuevos. La buena noticia la encontramos en la prevención que nos ofrece la vacunación. Cada vez están saliendo más vacunas, más perfeccionadas y de mayor duración de acción como la vacuna Prevenar13 que, como experto, se recomienda administrarla a todos los pacientes”. Prevenir este tipo de patologías respiratorias agudas o crónicas es posible. Los expertos coinciden en que abandonar el tabaquismo es fundamental. Comenta el Dr. Nicolau “de hecho hemos introducido en la consulta una activa prevención antitabaco”. Pero otro tema sobre el que se pude incidir mucho es la obesidad. “Para los pacientes que sufren de asma, el doctor debe confirmar en la consulta que el paciente cumplimenta bien la medicación. Para los que sufren apneas, es fundamental mantener a raya el peso. Los médicos insistimos mucho en reducir el peso, ya que la obesidad es motivo de agravamiento de muchas enfermedades respiratorias, lo mismo para los asmáticos, ya que es muy difícil de tratar un obeso asmático, como para los pacientes con EPOC. Ypara estos enfermos de EPOC, la prevención más efectiva es, como decíamos la vacuna, la antigripal, y ahora también estamos usando la antineumocócica, de enorme importancia. Se está convirtiendo en la mejor prevención de una de las enfermedades que produce más mortalidad entre estos pacientes: las neumonías invasivas. Prácticamente, se recomienda a todos los que padecen EPOC y a los fumadores. Es una vacuna subcutánea, sin efectos secundarios y de larga duración en el tiempo”.

Prevención

La prevención también se puede realizar en casa y pasa porque los enfermos crónicos sean muy conscientes de de la importancia de la fisioterapia respiratoria, la actividad física, que incluye el drenaje bronquial -hacer una “toilette” matinal es muy importante- No olvidar, la necesidad de respirar aire puro, huyendo de chimeneas, barbacoas, aires acondicionados… lugares contaminados que pueden suponer un riesgo. El Dr. Nicolau recuerda que: “Nuestra máxima es que el paciente venga cuando quiera y lo necesite”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar