Policlínica Miramar: Cirugía de suelo pélvico: La solución a la incontinencia urinaria femenina

El doctor Francisco Crespí, especialista en Urología de Policlínica Miramar-Juaneda.

El doctor Francisco Crespí, especialista en Urología de Policlínica Miramar-Juaneda.

Un 20% de las mujeres en edad laboral y un 50% de las mayores de 65 años sufre de incontinencia urinaria. Un tema todavía tabú entre las mujeres, que es fácil de diagnosticar y para el que existe una solución médica. Para el doctor Francisco Crespí, especialista en Urología de Policlínica Miramar-Juaneda, la cirugía de suelo pélvico con cintas suburetrales se postula hoy como la técnica menos invasiva y más efectiva para tratar esta patología. Su tasa de éxito supera el 90%.

Para el tratamiento de la incontinencia urinaria femenina es muy importante un correcto diagnóstico. Los síntomas de esta patología pueden responder a dos tipos de incontinencia urinaria. En palabras del urólogo de Policlíncia Miramar- Juaneda, el Dr. Crespí:” En el primer caso se trata de un problema de incontinencia por hiperactividad o por contracciones involuntarias de la vejiga. La mujer tiene ganas de hacer pis, pero no le da tiempo a llegar al cuarto de baño. Este tipo de incontinencia se suele tratar con medicación. Por otra parte, existe también un problema de incontinencia urinaria debido a un fallo en los mecanismos de cierre de la uretra. La mujer nota que cuando se ríe, estornuda, tose o va al gimnasio sufre pérdidas de orina. En este caso, inicialmente se puede tratar con rehabilitación de suelo pélvico, pero en estadios más avanzados la mejor opción es la de la cirugía”.

En España y también en Baleares, todavía son muchas las mujeres que no consultan a su médico sobre el trastorno de la incontinencia. A veces, por vergüenza, otras porque lo consideran algo normal, que no lo es y otras muchas, porque lo achacan a un problema de la edad. La incontinencia urinaria femenina tiene ya solución. Existen distintos tipos de tratamientos, que van desde la reeducación del suelo pélvico, a la farmacológica o a la intervención quirúrgica.

En cuanto a las opciones quirúrgicas, el Dr. Crespí señala que: “hasta hace dos décadas se practicaban todo tipo de técnicas quirúrgicas, con las que no se obtenían resultados del todo satisfactorios. Hasta que llegó la aparición de los ´cabestrillos o cintas suburetrales ´ que supusieron una auténtica revolución en este campo y que hoy se ha convertido en la técnica por excelencia para el tratamiento de esta patología en todo el mundo. Yes precisamente esta técnica la que realizamos en Policlínica Miramar. La intervención consiste en colocar una malla que habitualmente se pone por detrás de la uretra, pero sin tensión. Además, como es porosa, no se mueve y acaba integrándose en el organismo hasta hacerse indistinguible. De este modo, aunque la musculatura del suelo de la pelvis se relaje porque pierde tono, los órganos se mantienen en su posición, la vejiga no cae y la banda le sirve de apoyo para evitar que se escape la orina, cuando la vejiga está llena”.

Su tasa de éxito es de más del 90% y entre las ventajas de esta cirugía se encuentra que es una técnica mínimanente invasiva, con hospitalización de tan solo 24 horas, alta efectividad y que permite la rápida incorporación del paciente a sus actividades cotidianas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud