“Nos interesa mucho el turista sanitario, ya que gasta siete veces superior al turista de sol y playa”

GABRIEL UGUET / DIRECTOR GERENTE DEL HOSPITAL DE LLEVANT

GABRIEL UGUET / DIRECTOR GERENTE DEL HOSPITAL DE LLEVANT

El pasado verano la oferta sanitaria de Baleares se vio enriquecida con la apertura en Portocristo (Manacor) del Hospital de Llevant, integrado en el Complex Sanitari de Llevant, que asume también la gestión de una residencia geriátrica con una capacidad de 80 internos y 20 usuarios en centro de día. Al frente de este proyecto se sitúa un felanitxer de 44 años, Gabriel Uguet Adro ver. Es experto en Administración de Empresas por el ESADE. Durante siete años ha sido el director gerente del Grupo Asistencial Juaneda. Ha sido presidente de la Federación Nacional de Clínicas Privadas, integrada en la CEOE. Hace poco visitó los estudios de Ib3 Radio, concediendo una entrevista al p rograma Salut i Força. Esta es la versión ‘en papel’ de esa entrevista.

P.- Ha pasado poco más de medio año de la apertura oficial del Hospital de Llevant. ¿Qué balance hace tras un verano, un otoño y ya casi un invierno de gestión?

R.- Han sido siete meses largos de muchísimo trabajo. Yel primer balance es el de decir que estamos muy contentos. La respuesta de la población ha sido muy importante. La gente valora muchísimo tener un hospital cerca de su casa. Ya existía un hospital público en la zona, el de Manacor, que funciona muy bien, pero este complemento de un hospital privado ha tenido muy buena respuesta. La gente ha creído en esta iniciativa y está viniendo, muy por encima de nuestras previsiones iniciales, aunque aún nos queda trabajo por hacer, por darnos a conocer y que venga aún más gente al Hospital de Llevant.

P.- ¿Cuáles han sido las acciones prioritarias que se han desarrollado para durante estos primeros siete –casi ocho –meses poner en marcha el centro y garantizar su excelencia desde el primer momento y cuáles serán las que se plantean para en un futuro inmediato consolidar el proyecto?

R.- Hoy mismo [17 de febrero] hemos tenido una reunión con el personal. Nosotros optamos por una total transparencia y hemos hecho un balance con los profesionales de ese primer periodo. Ytal como dijimos en el primer momento y mantenemos, la clave es dar al paciente un tratamiento excelente. Para asegurarnos de cumplir ese objetivo hemos hecho más de mil encuestas telefónicas en las que el 98% de los pacientes nos valoró con más de un ‘8’ y la nota media fue de un ‘9,7’. Esto demuestra que cuidamos los detalles y que siempre nos preocupamos por resolver el problema del paciente. Ésa es nuestra clave. Buscamos configurar un hospital de tamaño medio, cercano, donde la persona sea el eje en torno al cual gire toda la organización.

P.- ¿Qué les motivó a arrancar este proyecto y qué diferencia al Hospital de Llevant de otros centros privados de nuestras islas?

R.- Cuando nos planteamos poner en marcha el proyecto, en la zona no había otro hospital que el del Ibsalut en Manacor. Era una situación de monopolio para una población de influencia de 100.000 habitantes que valora mucho tener un hospital cercano. En una zona con 100.000 plazas hoteleras y alas que muchos otros miles de personas van a pasar temporadas aunque no residan habitualmente. De lo que se trataba era de acercar a todas estas personas un servicio hospitalario. Apartir de ahí, como ya he dicho, buen servicio, día a día, estar junto al paciente e ir generando confianza.

P.- ¿Alguna vez ha creído que las circunstancias de crisis económica en las que se pone en marcha este proyecto llegarían a hacerlo peligrar?

R.- La verdad es que he tenido la gran suerte de que me han acompañado en este viaje socios del sector y socios inversores externos que desde el primer momento confiaron mucho en el proyecto. Por supuesto, al principio puede haber habido algún momento en el que pensamos, bueno, esto no va tan rápido como creíamos… pero al día siguiente te das cuenta de que mejoras, que superas expectativas. He tenido pocos momentos de pensar que me había equivocado. Tengo unos buenos socios. El personal profesional es muy bueno, hemos tenido mucha suerte con su selección. Y tanto el Govern, como el Consell, como el Ayuntamiento de Manacor solo dieron facilidades para este proyecto que ha creado cien puestos de trabajo.

P.- ¿Qué prestaciones y servicios ofrece el hospital en estos momentos?

R.- Ofrecemos ya el 98 o 99% de las especialidades médicas existentes. Lo que nos faltaba era una resonancia magnética abierta, que la pondremos en marcha en un plazo máximo de dos meses; un mamógrafo que estará en activo en este mes de febrero o a principios de marzo. La reciente Unidad de Medicina y Cirugía Estética está funcionando muy bien y con una gran demanda. Al paciente podemos resolverle el 98% de la patología de tipo habitual. No tenemos Hemodinámica o Cirugía Cardiaca y algún caso de cirugía torácica lo hemos de derivar, pero poco más que eso. Tenemos prácticamente incluida Neurocirugía.

P.- Pilar de cualquier centro es su personal profesional. ¿Con qué cuadro médico cuenta el Hospital de Llevant?

R.- Tenemos entre 55 y 60 médicos independientes que trabajan en el Hospital y que cubren prácticamente todas las especialidades, 25 en total; y luego el personal propio: médicos de Urgencias, Radiología, UCI y Medicina Interna, además de los profesionales de Enfermería y auxiliares, en total más de un centenar de personas. En total, entre 170 y 180 personas trabajan en este hospital.

P.- ¿Por qué se instalaron en Portocristo, con el Hospital de Manacor tan cerca?

R.- Creemos que la sanidad privada ha de ser un complemento de la pública y por eso sostuvimos que la cercanía del Hospital de Manacor era una ventaja para nuestro proyecto. Yse ha comprobado que así es. Por poner un ejemplo, en diciembre ayudamos al Hospital de Manacor con las listas de espera de radiología, ya que tenía el servicio saturado y de ese modo los pacientes se ahorraron tener que ir a Palma. ¿Por qué en Portocristo, concretamente? Pues porque ya existía un edificio terminado, casi a estrenar, de 12.000 metros cuadrados y estaba en Portocristo.

P.- Háblenos un poco del turismo sanitario, ese concepto tal vez confuso para muchos y del que usted sabe bastante tras su paso por la patronal de las clínicas privadas.

R.- Hay dos tipos de asistencia. La atención al turista que durante su visita a las Islas no se encuentra bien es ya un concepto muy desarrollado y al que muchos hospitales nos dedicamos. Y el turismo sanitario: Se trata de un turismo que mueve –según un estudio reciente –unos 100.000 millones de dólares y con el que en España y especialmente en Baleares nos queda aún mucho trabajo por realizar. Durante mi presidencia de la Patronal impulsamos situar a España como país líder de este turismo y coger una parte de ese pastel de 100.000 millones de dólares. Hay que pensar que son pacientes que vienen a operarse o simplemente a realizarse un chequeo a un hospital fuera de su país. Y vienen con su familia, se alojan en un hotel, se quedan un tiempo para recuperarse y realizan un gasto medio siete veces superior al turista de sol y playa.

P.- ¿Qué hay que hacer en Baleares para atraer este tipo de paciente?

P.- Hemos de posicionarnos y encontrar el nicho de mercado al que podemos llegar. Yo dudo mucho que un alemán venga a Mallorca a realizarse una cirugía cardiaca, porque en su país ya tiene grandes hospitales. Ysi sale se irá a EEUU o a sitios con más nombre, si no mejores, ya que el nivel médico de Baleares es altísimo. Veo más sencillo que, por ejemplo, un americano venga a realizarse un chequeo médico completo, porque en EEUU ese chequeo vale mil dólares y aquí con ese dinero o muy poco más podemos pagarle el avión, el chequeo y que se pase una semana en Mallorca jugando al golf. Creo que es por ahí por dónde hay que comenzar, buscando productos de baja complejidad y muy ligados a nuestra oferta turística. Y luego ir creciendo.

P.- ¿Cree que hay que mejorar el papel de apoyo de la sanidad privada a la pública en lo que a Baleares se refiere?

R.- Esta Comunidad es la que tiene el menor número de conciertos de la sanidad pública con la privada. Baleares dedica a eso un 3% de su presupuesto sanitario, a años luz de Cataluña, por ejemplo, que dedica un 40%. Si el sector privado es capaz, a base de eficiencia y de buena organización de realizar ciertos procesos a un coste menor que el público, no tiene sentido engordar ese sistema público, sino que lo que hay que hacer es concertar con el privado. El actual Govern balear tiene conciencia de esa necesaria colaboración. Otra cosa es que se haya llegado a colaborar y apostado claramente con el sistema privado. Desgraciadamente a todos los políticos les da miedo que les digan que “privatizan” o que trabajan demasiado con la sanidad privada. Pero no creo que ningún ciudadano deje de votarles por eso. Lo que quiere es no tener que esperar muchos meses. Quiere una atención de calidad y le da igual que quien lo atienda tenga una plaza de funcionario o sea un empleado. Y para eso paga sus impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud