La sanidad balear presenta sus éxitos y circunstancias en Madrid

Sansaloni pide en Madrid una financiación para la sanidad balear que repare la deuda histórica

El conseller pronunció una conferencia en la sede de Previsión Sanitaria Nacional en presencia de los principales gestores sanitarios, industria farmacéutica, colegios profesionales y prensa especializada.

El conseller Martí Sansaloni, flanqueado por Alfredo Milazzo, presidente de la Fundación Ad Qualitatem, Miguel Carrero, presidente de Previsión Sanitaria Nacional y Miguel Triola, vicepresidente de la entidad, momentos antes de su conferencia ante el sector sanitario.

El conseller Martí Sansaloni, flanqueado por Alfredo Milazzo, presidente de la Fundación Ad Qualitatem, Miguel Carrero, presidente de Previsión Sanitaria Nacional y Miguel Triola, vicepresidente de la entidad, momentos antes de su conferencia ante el sector sanitario.

El conseller de Salud Martí Sansaloni ha reclamado en Madrid “una mejor financiación para Baleares”, en un discurso pronunciado en la sede de Previsión Sanitaria Nacional (PSN), una de las mutuas para profesionales sanitarios y de otros sectores más importantes de España.

Sansaloni impresionó el pasado jueves 19 de febrero a lo más granado del sector sanitario madrileño con su conferencia “Reflexiones, Oportunidades y Avances en Nuestro Sistema de Salud” con la que inició el ciclo de encuentros dedicado por PSN a las comunidades uniprovinciales.

Martí Sansaloni intervino ante representantes del sector sanitario, de la industria farmacéutica y de la prensa especializada de Madrid tras ser presentado por Alfredo Milazzo, presidente de la Fundación Ad Qualitatem, Miguel Carrero, presidente de PSN, y Miguel Triola, vicepresidente.

El conseller, que como buen farmacéutico y gestor demostró que lleva los números y las circunstancias de la sanidad balear en la cabeza, fue presentado por Milazzo, cuya fundación organiza estas conferencias “como un valor sanitario seguro”. Sansaloni no decepcionó en su debut madrileño.

El responsable sanitario comenzó recordando que desde principios de los 90, en tiempos de la gestión sanitaria centralizada del Insalud y aún con las transferencias en 2002 a la CAIB, Baleares sufrió un agravio comparativo con el resto de España en dotación de infraestructuras y financiación.

Recordó cómo ha habido que compensar haber recibido del Estado menos camas y otros servicios sanitarios que una comunidad con el mismo número de habitantes, como Extremadura, y el 30% de los recursos para compensar la insularidad, frente al 70% que se lleva Canarias.

Incidió el conseller en que esta desigualdad se agrava desde el momento en que Baleares ha crecido en población en los últimos años más de un 20% –la CAque más lo ha hecho, proporcionalmente –mientras que desde el Estado aún no se ha tenido en cuenta ese crecimiento real.

Sansoloni llevó ante el sector sanitario madrileño –y por ende, ante los representantes más importantes de España –la política de reclamar “financiación basada en las personas y no en el territorio que el presidente de la CAIB, José Ramón Bauzá propugna en estos momentos.

Ypese a esa escasez de infraestructuras –en 20 años ha habido que construir o reconstruir cinco grandes hospitales –y financiación –solo dos años Baleares ha rozado la media del gasto sanitario público financiado por el Estado –resulta que la percepción social es que sanidad balear es excelente.

Sansaloni atribuyó la buena valoración del sistema sanitario balear a la implicación de los profesionales sanitarios y la máxima optimización de los recursos tecnológicos que se ha puesto en marcha durante los últimos años, como la ampliación a las tardes de los horarios de quirófano.

El conseller incidió en la idea de que la comunidad balear a pesar de sufrir “una precariedad histórica en términos de financiación”, ha sido capaz de construir un sistema sanitario eficiente, gracias, en gran medida, a los excelentes profesionales de los que dispone y a su implicación.

Remarcó que aunque Baleares “siempre ha sido y es una comunidad solidaria, está a la cola de España en gasto por habitante” y aseguró que el sistema sanitario balear necesita cubrir necesidades en cuanto a infraestructuras y recursos humanos que el sistema de financiación no cubre.

Aeste problema de financiación debe sumarse –dijo –una deficiente transferencia de las competencias en materia sanitaria, realizada en el año 2002.

A la hora de dotar a las distintas comunidades autónomas se utilizaron unos criterios, como el poblacional, utilizando el censo del año 1999.

Estos criterios han quedado obsoletos en el caso del archipiélago, que ha sufrido el mayor incremento poblacional de toda España con un aumento de más del 21 % en la última década. En ese sentido, “el crecimiento poblacional es inversamente proporcional al presupuesto sanitario”.

Durante el discurso, el conseller destacó la importancia de las políticas de gestión llevadas a cabo en Baleares, encaminadas a garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, y que resumió en torno a dos pilares: un modelo de gestión eficiente y una suficiente financiación de recursos.

Sansaloni dijo en la madrileña sede de PSN que todo cambio tiene que llevarse a cabo con la implicación y complicidad de los profesionales sanitarios, que son quienes mejor conocen les bolsas de ineficiencia dónde actuar, y con el principal objetivo de ofrecer un servicio de máxima calidad.

Hace tan sólo 2 años con la difícil coyuntura económica española, un déficit de 16.000 millones de ?, la incesante escalada de la prima de riesgo y la amenaza de un rescate, se hicieron necesarias medidas estructurales por parte del Ministerio para garantizar la sostenibilidad del sistema.

“Si toda España aplicara nuestra prescripción farmacéutica se ahorrarían 1.900 millones”

Miguel Carrero, Martí Sansaloni y Alfredo Milazzo que presenta la figura política del conseller mallorquín.

Miguel Carrero, Martí Sansaloni y Alfredo Milazzo que presenta la figura política del conseller mallorquín.

En lo que concierne a las medidas aplicadas a nivel autonómico, el conseller de Salud destacó los buenos resultados en relación al gasto de farmacia ambulatoria y hospitalaria, con un gasto de 12 euros por habitante, en comparación con otras comunidades como Galicia, con más de 20.

Este ahorro es consecuencia de una mejor protocolización de la prescripción, además de la implantación casi total del sistema de receta electrónica, operativo desde el año 2007 y en el que Baleares no solo ha sido la comunidad piloto sino que lidera el proceso por la eficiencia conseguida.

“Con las pautas de prescripción farmacéutica de nuestra comunidad se estima que el conjunto de comunidades autónomas se ahorrarían alrededor de 1.900 millones de euros anuales”, destacó Sansaloni. Estos protocolos ahorrarían 300 millones en Andalucía o 147 en Cataluña.

Sansaloni se refirió también a otro de los hitos de la reciente gestión sanitaria en el Govern balear: la puesta en marcha de una Central de Compras, que ha permitido unificar las políticas de compra de todas las gerencias, que hasta entonces no contaban con un único circuito de entrada.

La Central ha contribuido a unificar el catálogo de referencias evitando así duplicidades y referencias obsoletas; ha realizado un alisamiento de precios, y ha centralizado concursos de medicamentos y servicios generales, generando un gran ahorro y multiplicando la eficiencia.

Asimismo, el conseller destacó la implantación de un nuevo modelo sociosanitario en Mallorca que ha permitido atender a cada paciente en el recurso asistencial más adecuado a su proceso. La ausencia de ese modelo saturaba los hospitales de agudos y malatendía a los pacientes crónicos.

De cara a la mejora global del SNS y en cuanto a la cartera de servicios y en un momento como el actual, en el que desde el Consejo Interterritorial se trabaja para establecer una cartera unificada, Sansaloni ha instado a revisar algunos criterios.

Mencionó la necesidad de revisar el criterio de utilidad terapéutica o los mecanismos para las buenas prácticas clínicas.

Otra de las propuestas que ha lanzado ha sido la creación de un sistema retributivo único e incentivador para los profesionales.

Esta propuesta y las alusiones a los problemas que no haberla arbitrado generan, fue otra de las constantes a lo largo de su intervención. El conseller insistió en que el sistema actual no permite premiar a los profesionales sanitarios que trabajan y se implican más en la calidad del servicio.

El conseller Sansaloni estuvo arropado en Madrid por numerosos representantes de instituciones y empresas del sector sanitario y del sector profesional de las Islas, entre ellos, el director general del Servicio de Salud de las Islas Baleares, Miquel Tomàs.

No quisieron faltar los presidentes de los colegios de Médicos, Antoni Bennássar; Farmacéuticos, Antoni Real; y Dentistas, Guillem Roser, además de muchas otras personalidades del ámbito empresarial y público que acudieron a título privado a escuchar.

Sansaloni con la directiva de PSN preparando la conferencia y analizando el momento sanitario de Baleares y España en su conjunto

Sansaloni con la directiva de PSN preparando la conferencia y analizando el momento sanitario de Baleares y España en su conjunto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud